La tecnología que viene

0

La innovación tecnológica no para, y su aplicación al entorno educativo tampoco. Por eso, durante los próximos meses (y también a más largo plazo) llegarán a nuestros hogares y aulas nuevos productos  nos ayudarán a mejorar las clases, a aumentar la motivación de los alumnos o a hacer algunas tareas cotidianas más sencillas. 

 

TROBOTrobo

Para que los niños de entre 2 y 7 años aprendan matemáticas, robótica, ciencia o tecnología de forma entretenida, el robot Trobo les cuenta historias que responden a todas sus inquietudes. Y es que a través de los cuentos los niños retienen mejor la información y son capaces de entender conceptos complejos de forma sencilla. Es un peluche muy suave y sin partes duras (para que puedan abrazarlo sin hacerse daño) que, en sus relatos, responde a preguntas como ¿qué es la gravedad?, ¿cómo funciona la electricidad?, ¿cómo funciona Internet?, ¿cómo vuelan los pájaros? o ¿cómo se mueven los coches? Todavía es un prototipo, aunque gracias a una campaña de financiación colectiva entrará en proceso de fabricación muy pronto para estar disponible a finales de 2015.

airtype-keyboardAirtype

Con el objetivo de conseguir una verdadera revolución en los teclados que reduzca de forma significativa las erratas que se producen al escribir se ha creado Airtype, un prototipo pensado para utilizarse con ordenadores, tabletas y smartphones. Este sistema interactivo se compone de dos elementos. El primero de ellos es un dispositivo similar a una pulsera que se coloca en la palma de cada una de las manos y que es el encargado de detectar el movimiento de los dedos. El segundo es una aplicación que se instala en el dispositivo junto al que se vaya a utilizar y que interpreta esas señales, transformándolas en caracteres. La app también ofrece funciones de predicción de texto dinámica y corrección de los errores. Además de en el aire, se podría teclear sobre cualquier superficie (una mesa, sobre las piernas…), y sus creadores afirman que se adapta a la forma de escribir particular de cada persona, por lo que no se necesita práctica ni hacer nada especial para utilizarlo correctamente.

flowpawFlowPaw

Es el prototipo de un kit de codificación que se conecta a un ordenador a través de USB y que incluye todo lo necesario para construir “experimentos”: botones, luces LED, sensores, entradas electrónicas… Incluso se le pueden conectar motores y controles remotos. Gracias a un software (FlowStone STEM), se pueden ir conectando bloques de construcción que van dibujando el programa de forma gráfica. Y como funciona en tiempo real, los alumnos pueden ver qué pasa con cada cambio para ir adaptándose a lo que quieren en cada momento. Con este sencillo kit se puede construir cualquier cosa: desde un robot controlado a distancia hasta un sintetizador de música o una alarma antirrobo.

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar