Un ‘aula de Ciencias’ para estimular el conocimiento científico

0
estimular el conocimiento científico

El CEIP Juníper Serra de Petra, en Mallorca, ha modernizado sus clases gracias al proyecto Samsung Smart School. Los profesores que han formado parte del mismo nos cuentan cómo ha sido la experiencia.

En el verano del 2015 la directora del CEIP Juníper Serra de Petra (Mallorca) convocó al claustro para informar de la posibilidad de participar en un proyecto, Samsung Smart School, mediante el cual se dotaría a las aulas de 5º y 6º de Primaria de tabletas y Smart TV. Aunque había algunas dudas –pero mucha ilusión-, la propuesta se aceptó y la primera semana de septiembre llegaron los dispositivos. A partir de aquí nuestro centro se ha transformado de forma increíble.

Primeros pasos

El primer año supuso un gran cambio en la metodología de trabajo de todos los docentes. El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) mediante los dispositivos móviles supuso un cambio hacia metodologías activas de trabajo centradas en los intereses de los alumnos y que aumentaron su motivación hacia el aprendizaje.

La formación que recibimos gran parte del profesorado sobre el ABP, así como el uso de los dispositivos, aplicaciones y posibilidades de uso, fue tan intenso como provechoso. Se nos abría un abanico de posibilidades en el cual una puerta abría otra y las combinaciones se iban multiplicando a pasos agigantados.

De manera puntual (más o menos bimensual), uno o dos maestros acudían a los encuentros de Smart Samsung School en Madrid. Lo más enriquecedor era poder compartir las propias experiencias con las que vivían otros centros de distintas comunidades autónomas. Allí no solo se establecían vínculos profesionales, sino también personales con docentes cuyas realidades eran diferentes pero con un punto en común: el despertar de las metodologías activas y tecnológicas en el centro.

Nuevos proyectos

El segundo año se nos propuso trabajar mediante la plataforma eTwinning. Tras presentar todos los centros sus proyectos, se unieron al nuestro el Centro de Educación Obligatoria Luján Pérez de Canarias y el CEIP Clara Campoamor de Madrid. Así, trabajamos de forma colaborativa en el proyecto “Nuestra feria medieval”.

A lo largo del curso pasado, todo el centro trabajó diferentes aspectos de la Edad Media en todas y cada una de las áreas. Desde la pirámide de estamentos en el área de sociales hasta una danza medieval en el área de Música, pasando por los escudos familiares en el área de Lengua. Fue muy significativo y enriquecedor para nuestros alumnos.

Todo ello culminó en una Feria Medieval que se celebró el último día de curso, donde hubo diferentes paradas y donde cada curso exponía los trabajos que había realizado: recetas de cocina medievales, escudos familiares, etc. También se hicieron espectáculos de acrosport y danzas medievales.

En este curso…

La temática de este año, el tercero, era la creación de nuevos espacios educativos. Nos pusimos manos a la obra y creamos el ‘Aula de Ciencias’. El objetivo era desarrollar la capacidad de los escolares para utilizar el conocimiento científico y así crearles la necesidad de hacerse preguntas y obtener conclusiones a partir de evidencias, con el fin de tomar decisiones sobre su entorno natural y los cambios que la actividad humana produce en él.

Aula de ciencias

La formación (como no, intensa) fue encaminada hacia ‘el aula del futuro’. Los encuentros con los demás centros participantes en Madrid siguieron teniendo la misma periodicidad y estilo. La culminación de este curso fue la participación en Madrid en una feria sobre esta temática en la cual no obtuvimos premio alguno, pero sí la satisfacción de un enriquecimiento personal y profesional

Creación de otros espacios

Además del espacio para crear, investigar y experimentar sobre ciencia, el trabajo con el Proyecto de Samsung Smart School nos ha permitido crear microespacios de lectura.

Al empezar con el proceso nos dimos cuenta de la gran oportunidad que se nos planteaba al disponer de espacios que eran susceptibles de ser ambientados y aprovechados para ello. Solo transformando su aspecto y dotándolos del material adecuado, tuvimos en el centro tres microespacios de lectura ideales y adaptados a cada nivel.

Microespacios de lectura

Este año, además, se ha puesto en funcionamiento el aula de Inglés en Educación Primaria; todo un reto para el profesorado. A lo largo del curso, se ha convertido en un restaurante, una ciudad, una tienda de ropa, un estudio de televisión… El objetivo era implicar al alumnado en la mejora de la comunicación oral en lengua extranjera, para lo que acudían una hora semanal para trabajar en pequeños grupos y preparar las dramatizaciones en inglés con la ayuda de la auxiliar de conversación. Cada grupo lo  hacía utilizando las tabletas: los diálogos, el escenario, los efectos sonoros y la grabación el día de la representación al final de cada trimestre.

No solo eso. Ya hemos planteado la creación de un nuevo espacio: el aula de Arte. Igual que en el aula de Ciencias, creemos en la posibilidad de dotar a los alumnos de técnicas, materiales y expresión mediante las artes plásticas y las artes musicales.

Después de tres cursos, es difícil imaginar el funcionamiento diario en nuestras aulas sin todo este material ni los cambios que se han ido sucediendo y los que tenemos previstos llevar a cabo. Además, la utilización de tabletas y la SmartTV nos ha abierto un amplio abanico de posibilidades para trabajar de manera motivadora, innovadora, autónoma, atractiva, diversa… permitiendo una enseñanza más lúdica y entretenida, además de favorecer un aprendizaje más personalizado y acorde a las necesidades particulares de nuestros alumnos y de acuerdo con el curriculum. Por otra parte, las familias a lo largo de este tiempo han ido comunicando su agrado ante tales cambios y la mayor implicación de sus hijos con las tareas escolares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre