Una vuelta al mundo desde el aula para trabajar competencias

Los estudiantes de 2º de Primaria del CEIBP Antonio Machado de Majadahonda (Madrid) han preparado sus pasaportes y maletas y han viajado por todo el mundo gracias a un proyecto interdisciplinar que ha trabajado competencia lingüística, matemática, digital… Sus profes Bárbara Walch, Raquel Luengo y David Santos nos cuentan más.


Hace cuatro años llevamos a cabo un cambio en el modelo de aprendizaje de nuestro centro que, ahora, se basa en cuatro pilares: el alumno es el protagonista de su propio aprendizaje (implementando el enfoque de aprendizaje basado en proyectos y aprendizaje cooperativo); refuerzo del plan de convivencia con actividades y proyectos para autorregularse y desarrollar las habilidades no cognitivas; apertura de puertas a toda la comunidad educativa; y el desarrollo de la competencia digital gracias a todas las herramientas con las que contamos y, además, os preocupamos de trabajar competencias.

Talleres en familia para trabajar competencias

Bajo este paraguas nace el proyecto interdisciplinar ‘Última llamada Pasajeros con destino a…’, desarrollado en 2º de Primaria: el elemento motivador era un viaje alrededor del país que cada grupo de estudiantes eligiera. Prepararon todo lo necesario: guía turística, equipaje, decoraron sus maletas, especificaron el precio de los billetes, repasaron la información básica en inglés… 

Una votación popular para elegir destino

El primer pilar de nuestro modelo educativo nos llevó a preguntar a los estudiantes a principio de curso si les gustaría llevar a cabo esta actividad y la respuesta fue casi unánime. Para empezar, creamos una gran gymkana matemática con el objetivo de que cada grupo eligiera su país entre una lista de doce. Así, cada equipo resolvió diferentes problemas relacionados con el peso de la maleta a la hora de facturar, las medidas que debía tener para llevarla en cabina, el medio de transporte más conveniente para viajar hasta Barajas o las horas de duración de los vuelos. Cada vez que acababan un problema, podían recoger una serie de ‘avios’ o puntos de viaje que canjearon por el destino elegido que sería el investigado por cada uno de ellos.

La clase, una nueva agencia de viajes

Una vez repartidos todos los países, cada grupo creó un globo terráqueo en el que ubicaron los océanos y los continentes. Contamos con una ayuda muy especial: las familias voluntarias pudieron asistir al taller. Una vez localizado cada país en el globo, comenzamos a investigar sobre su cultura, sus banderas, su flora y fauna, la gastronomía… y las conclusiones se presentaron de forma oral ante todo los compañeros. 

Globos terráqueos para trabajar competencias

En las áreas bilingües aprendieron, además, la información básica en inglés gracias a unas tarjetas informativas y realizaron una descripción física de uno de los personajes más ilustres de la zona. También crearon sus pasaportes, decoraron sus maletas y prepararon una guía turística con un itinerario a seguir cuando llegasen.

Entrando en el avión para trabajar competencias

Con todo este trabajo, el día del viaje lo teníamos todo preparado. Con ayuda de las familias habíamos creado un avión muy real, con todos los instrumentos de facturación. Así, los estudiantes fueron pasando por el mostrador donde las azafatas les pidieron sus datos y comprobaron que todo estaba correcto. Les dieron su tarjeta de embarque y sellaron el pasaporte. Después, tuvieron que pasar por seguridad y, finalmente, se dirigieron hacia la puerta del avión. A su entrada, los tripulantes les enseñaron toda la información que se ofrece antes de despegar. Una grabación del sonido del avión les hizo volar hacia sus destinos y… ¡todo parecía de verdad!

Múltiples competencias

Al realizar el proyecto las competencias clave han sido integradas. De esta manera, se ha trabajado tanto en inglés como en lengua Castellana la competencia lingüística en la realización de una guía de viajes y en la descripción física de un personaje del país que los alumnos decidieron estudiar. Se trabajó la competencia matemática en la realización de la gymkana viajera. 

La competencia digital se trabajó en su labor de investigación con los iPads de los que dispone el centro. La competencia social y cívica se integró en todo momento, ya que una de las metodologías clave del centro es el trabajo cooperativo y colaborativo. La competencia cultural también estuvo presente en todo el proceso ya que estaba relacionada con el proyecto directamente. La competencia aprender a aprender así como la de iniciativa y espíritu emprendedor fue clave ya que los niños fueron los que tomaron conciencia de su aprendizaje y partícipes de todas las decisiones y actividades realizadas en clase.

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre