Somos científicos así que… ¡viva la química!

Durante el curso pasado en el colegio Helios, situado en el municipio valenciano de L’Eliana, han puesto en marcha la creación de ‘aulas verticales’ en las que el alumnado de Infantil y Primaria ha trabajado de forma conjunta conceptos relacionados con la ciencia. Mireia Badenes, docente del centro, nos lo cuenta.

vertical

Nuestro centro trabaja cada curso un proyecto anual diferente, lo que nos permite llevar a la práctica diferentes objetivos didácticos de manera transversal. Durante el curso pasado, el proyecto de centro estuvo dedicado a la tabla periódica. ¿La razón? La conmemoración del 150 aniversario de su creación por el químico ruso Dmitri Mendeleev, que en 1869 ordenó los elementos conocidos según las características de sus átomos. De este modo, la tabla periódica ha estado presente durante todo el curso, siendo el hilo conductor de muchas de las actividades del colegio. Por ello, el objetivo de nuestro proyecto ‘vertical’ ha sido el de acercar la ciencia y la química a nuestros alumnos de una manera lúdica y divertida.

La creación de aulas ‘verticales’

Con las aulas ‘verticales’ han convivido y aprendido estudiantes de diferentes cursos. Así, los grupos se dividieron en científicos, que eran los alumnos de Educación Infantil hasta segundo de Primaria; y los grupos de la tabla periódica fueron formados por el alumnado de tercero a sexto de Primaria. 

Proyecto vertical química

Por un lado, los científicos (que crearon sus propias batas) han descubierto la ciencia realizando diversos experimentos

-Aprendieron el concepto de densidad descubriendo que el agua y el aceite no se llevan muy bien.

-Con globos y pompas de jabón vivenciaron la electricidad estática.

-Realizaron un volcán aprendiendo que la mezcla de sustancias da un producto: ¡expulsando lava! 

-Cantaron ‘La canción del científico’  e incluso ¡hicieron slime! (la creación de figuras con un material viscoso, pero muy moldeable). Incluso los alumnos de 1º de ESO colaboraron con los más pequeños para que todo saliera de maravilla.

Por otro lado, los estudiantes de tercero a sexto de Primaria iniciaron su andadura con la química y también realizaron diferentes actividades:

experimento huevos química

-Experimentos con mezclas homogéneas y heterogéneas.

-La creación de tinta invisible con calor y un limón.

-Estudiaron y construyeron cadenas de ADN.  

-Conocieron cómo funciona la densidad y comprobaron por qué flotamos en el mar con un experimento con huevos y sal.

-Construyeron su propia lámpara de lava. ¡Y también hicieron ‘slime’!

Los resultados del proyecto

Esta experiencia no solo ha servido solo para introducir en el aula conceptos científicos y químicos, sino que, con la verticalidad de los alumnos, hemos conseguido fomentar el trabajo en equipo, el respeto por las diferentes cualidades de cada compañero y lo importante que es sentirse parte de un grupo y ayudarse entre todos. Aunque los alumnos mayores eran conscientes de que contaban con más conocimientos han ayudado a los más pequeños, y estos a su vez, han pedido ayuda siempre que lo han necesitado. Todos han llegado al final por diversos caminos, pero cada uno a un paso diferente.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre