Estudiantes crean una empresa solidaria para aprender economía

Un proyecto basado en la metodología aprendizaje-servicio (ApS) ha conseguido que los alumnos del IES Politècnic de Castellón aprendan nociones básicas de economía creando su propia empresa con fines solidarios. Los docentes Mª Angeles Sos Rochera y Joaquim Canales Leiva nos lo cuentan.

0
empresa solidaria economía escuela

La metodología de aprendizaje-servicio (ApS) consiste en aprender prestando un servicio a la comunidad y actuando sobre sus necesidades para mejorar el entorno. Tomándola como base, en el IES Politècnic de Castellón llevamos desarrollando actividades para conseguirlo desde el curso 2009/2010: cada año, los estudiantes de 4º de ESO participan en un proyecto internacional en el que se les invita a actuar como una empresa de exportación e importación de bienes. Organizado por una empresa dependiente de la Consejería de Empleo, Industria y Trabajo del Gobierno del Principado de Asturias, en esta actividad se inscriben tanto colegios de habla hispana como anglosajones. En nuestro caso, nos decantamos por trabajar con Ecuador para facilitar la comunicación con ellos.

Creando una empresa solidaria

La parte teórica de la materia consiste en el estudio de diferentes conceptos económicos básicos para que el alumnado aprenda el funcionamiento de una empresa. A continuación, deben ponerlos en práctica con la creación y gestión de su propia mini-empresa o cooperativa en el aula. Los estudiantes eligen y diseñan los bienes que se van a elaborar y, con un aporte inicial de dinero muy reducido, adquiere el material para comenzar a trabajar.

Cada grupo ofrece a sus socios productos típicos de la región. Después, elabora un catálogo online que incluye fotografías e información de cada artículo y los vende  en su comunidad.

empresa solidaria venta

Estamos en contacto con diferentes asociaciones, así como con el ayuntamiento de Castellón, y cada curso nos invitan a asistir a diferentes mercados de Navidad, ferias medievales y otros mercados locales. Esta experiencia favorece que el alumnado desarrolle sus habilidades comunicativas y aumente su autoestima al explicar su proyecto a los compradores.

Los beneficios se destinan a una obra benéfica

Los beneficios obtenidos con este proyecto se destinan a una ONG local, en nuestro caso un comedor social de Castellón. Nos organizamos con sus coordinadores, realizamos una compra de alimentos y fijamos una visita para llevar a los estudiantes al comedor. El alumnado también planifica el menú, estudia cómo se elaborará cada plato, el tiempo que costará prepararlo, la dificultad de la receta y que el menú sea equilibrado.

El pasado curso, por ejemplo, optaron por ensalada para compartir; macarrones con tomate, atún y queso de primero; guiso de verduras con bacon de segundo; y, por último, macedonia de frutas.

comedor social aps

Al día siguiente pedimos al alumnado que plasmara en un papel su opinión sobre la visita al comedor social ¡y los resultados fueron espectaculares! Todos estaban de acuerdo en que la experiencia les había cambiado la visión de la sociedad porque ellos no pensaban que existiera tanta necesidad. También les sorprendió la bondad de la gente que lo organiza y de los voluntarios que lo dan todo sin pedir nada a cambio. Sin duda, la sensación que predominó fue que había valido la pena el esfuerzo durante todo el curso para conseguir aportar esta alegría al comedor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre