Educación para el desarrollo con el proyecto ‘La pecera de las emociones’

0
Educación para el desarrollo con el proyecto 'La pecera de las emociones' 1

‘La pecera de las emociones’ es un proyecto de educación para el desarrollo y educación emocional implantado en el Colegio San Gregorio de Aguilar de Campoo (Palencia) desde el curso 2016-2017. Enfocado a Primaria, quiere generar una conciencia de ciudadanía global y desarrollo sostenible y para ello utilizan la educación emocional haciendo que el aprendizaje resulte más significativo.

Lo hacen trabajando seis de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Organización de las Naciones Unidas en su ‘Agenda 2030‘. Nos cuentan su experiencia las docentes Sandra Ibáñez y Sandra Garrido.

Educación para el desarrollo con el proyecto 'La pecera de las emociones'​Pasaporte a 2030

En el año 2015 más de 160 países de todo el mundo ratificaron el documento ‘Agenda 2030’ que trata de fijar los objetivos a conseguir a nivel internacional en materia de desarrollo sostenible. El Colegio San Gregorio, en nuestro caso, lleva años inmerso en un proceso de cambio e innovación que busca ofrecer metodologías activas, participativas y significativas que hagan de los alumnos personas más competentes a nivel integral.

Precisamente, y con el objetivo de atender a la educación en todas sus dimensiones, decidimos que era no sólo importante sino también necesario acercar desde la escuela conceptos como ciudadanía global, empatía, capacidad de autocrítica, responsabilidad social… para que los estudiantes se conviertan en personas críticas, reflexivas y activas en y con el entorno que les rodea. Y así es como nació ‘La pecera de las emociones’, un proyecto donde los alumnos hacen un viaje a través de seis de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible recogidos por la Organización de las Naciones Unidas en su ‘Agenda 2030’.

Trabajando la educación para el desarrollo

Buscando una metodología significativa y siendo conocedores de la importancia de la educación emocional desde edades tempranas, utilizamos ésta como vehículo para hacer más tangible el contenido del proyecto. De esta manera, todo el alumnado de Educación Primaria trabaja a través de las emociones el contenido de cada Objetivo de Desarrollo Sostenible.

Educación para el desarrollo con el proyecto 'La pecera de las emociones'

Ellos mismos se indignan ante la calidad educativa, se asombran ante la falta de recursos hídricos o sienten satisfacción al comprobar que pueden aportar su granito de arena para reducir el consumo a nivel internacional. Porque mientras se indignan, se asombran o sienten satisfacción, están poniendo en juego sus emociones y eso hace que lo que aprenden sea más significativo.

Las actividades que se realizan a lo largo de la propuesta pretenden fundamentalmente concienciar, y es que teniendo en cuenta que es un proyecto pensado para Educación Primaria el mero hecho de sensibilizar a nuestros estudiantes ya cumple con nuestras expectativas. Pensamos que si logramos este objetivo y conseguimos que ya no se muestren pasivos ante lo que ocurre a su alrededor conseguiremos que en un futuro se conviertan en ciudadanos críticos y activos con la realidad que les rodea.

Educación para el desarrollo con el proyecto 'La pecera de las emociones'

Por ejemplo, cuando trabajan el objetivo de ‘Agua y Saneamiento’, reflexionan sobre una rutina de pensamiento ante un vídeo sobre la escasez de agua, se asombran ante una charla sobre los sistemas de saneamiento en África o se ilusionan al firmar un compromiso para gastar menos agua; todo ello utilizando una metodología activa, de trabajo cooperativo y haciendo uso de las nuevas tecnologías. Este proyecto que lleva implantado en el colegio San Gregorio desde el curso pasado, ha sido premiado por la Junta de Castilla y León junto a otros proyectos de la región por la labor realizada en materia de educación para el desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre