Don Quijote y Clavileño: los nuevos compañeros de aventuras en Infantil

Durante la Semana Cultural escolar, Elena Izquierdo Martínez, docente de Educación Infantil en el CEIP Hospitalillo en Pedro Muñoz (Ciudad Real) le ha dado la bienvenida a un particular personaje de El Quijote para que el alumnado conozca más sobre este clásico de la literatura española.

El Quijote Infantil

“Manchego soy de nacimiento y es para mí una fortuna, alegre gritarle al viento Castilla La Mancha es mi cuna”. Con esta frase de Don Quijote se puede resumir lo que representa la obra de Miguel de Cervantes para todos los castellano manchegos.

Actualmente soy maestra de Educación Infantil en el CEIP Hospitalillo en Pedro Muñoz, en Ciudad Real. Dicha localidad tiene la suerte de contar con una Colección Cervantina donada por Luis María Zunzunegui y que gira en torno a una de las obras culmen de la literatura española: ‘Don Quijote de la Mancha’. Está compuesta por más de 800 piezas donde encontramos ediciones europeas de los siglos XVII, XVIII y XIX, así como esculturas y elementos relacionados con el mundo cervantino.  

Así, durante el curso pasado y dentro de la Semana Cultural y la celebración del Día del Libro, decidimos llevar a cabo un proyecto sobre el Quijote junto al resto de centros educativos de la localidad y la colaboración de la Concejalía de Cultura, la Concejalía de Turismo y el museo Quixote Box.

Clavileño: el ‘nuevo compañero’ de Infantil

Con los estudiantes más pequeños comenzamos el proyecto a través de la lectura de frases conocidas de la obra universal como, por ejemplo, “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no logro acordarme”. Les indicamos que nuestro pueblo, Pedro Muñoz, podría ser ese ‘lugar de la Mancha’ al explicarles que nuestra localidad está ubicada muy cerca de El Toboso, donde se encontraba la otra protagonista de la historia, Dulcinea. También introdujimos en el aula un libro de amplias dimensiones y un caballo de madera para contextualizar el relato.

Pronto surgieron preguntas sobre el caballo de madera: ¿De quién era el caballo de madera?, ¿cómo se llamaba? Además de cabalgar, ¿podía volar? De esta forma, iniciamos la investigación sobre Clavileño, que tan difícil resultaba de pronunciar para los estudiantes. 

El alumnado comenzó a buscar información sobre este personaje en Internet, tanto en clase como en casa. Los resultados fueron expuestos en un mural en el aula y cada día explicaban la información que iban encontrando. De esta forma, crearon un amplio espacio de investigación acerca de Clavileño.

Infantil Clavileño Cervantes

A través de sus búsquedas, los estudiantes aprendieron que Clavileño era un caballo mágico de madera que vuela por el cielo y que fue con este ‘animal’ con el que unos duques gastaban una broma a Don Quijote y Sancho Panza en la segunda parte de la novela.

Uno más en clase

Tras la investigación, recopilamos varios libros con la historia de Don Quijote con ayuda de las familias y una visita a la biblioteca del centro: ‘Mi primer libro sobre Cervantes’, ‘Mi primer Quijote’, ‘Mi vecino Cervantes’, ‘Mi primer Larousse del Quijote’, ‘Don Quijote de La Mancha’ y ‘Las aventuras de Don Quijote de La Mancha’. Y también visionamos el capítulo en el que aparece este caballo. Con todo ello, realizamos unos retratos del caballo Clavileño con los detalles del caballo vistos por cada uno de los estudiantes. 

Por otro lado, el alumnado también realizó cuatro mosaicos relacionados con la historia de Clavileño: 

-Don Quijote y Sancho Panza cabalgando a lomos de Clavileño.

Don Quijote y Clavileño

-Don Quijote y Sancho Panza volando por el cielo montados en Clavileño. 

-La duquesa Trifaldi y las mujeres barbudas engañan a don Quijote y Sancho Panza.

-El gigante Malambruno convierte a la princesa Antonomasia en mona y a don Clavijo en cocodrilo.

Además, colaboramos con nuestros compañeros de tres y cinco años en la creación de un photocall sobre Clavileño. Gracias a él nos convertimos en Don Quijote y Sancho Panza y montamos sobre este caballo en una divertida jornada. Nos vendamos los ojos y pudimos sentir el vuelo de Clavileño sobre tierras manchegas.

Gratos resultados

Esta experiencia nos brindó la oportunidad de que los estudiantes desde Infantil hasta Bachillerato trabajaran la obra de Cervantes de una manera motivadora y diferente. Así, además de Clavileño, cada uno de los cursos de la comunidad educativa de Pedro Muñoz se encargó de distintas temáticas o personajes que aparecen en la obra: ‘Cervantes y su época’, ‘La imprenta’, ‘Los ilustradores de El Quijote’ y ‘Los idiomas de El Quijote’. 

Mosaico El Quijote Cervantes

A modo de conclusión, la celebración de la Semana Cultural escolar será recordada principalmente por la colaboración y el gran trabajo realizado por todos los centros escolares de Pedro Muñoz, ya que cada uno pusimos nuestro granito de arena para lograr un resultado colaborativo intercentros. La localidad de Pedro Muñoz pudo disfrutar de una experiencia literaria diferente a lo habitual y los pequeños de Infantil vieron cómo su investigación sobre Clavileño fue apreciada por todos.

O como dijo Miguel de Cervantes: “O yo me engaño, o ésta ha de ser la más famosa aventura que se haya visto”.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre