‘Parachute teacher’ (profesor paracaídas) como solución al docente sustituto

0
profesor paracaídas

En lugar de la clásica figura del profesor sustituto, algunos centros de Estados Unidos están apostando por lo que han denominado ‘parachute teacher’ o profesor paracaídas: especialistas en una materia que acuden a colegios o institutos para transmitir sus conocimientos.

Tradicionalmente, cuando se ausenta el profesor titular de una materia se recurre a un docente sustituto.

Sarah Cherry Rice
Sarah Cherry Rice

Para Sarah Cherry Rice, profesora veterana y consultora de educación en Harvard, los gastos que generan pueden llegar a ser muy elevados, además de que los cambios de docente en la dinámica normal del curso son perjudiciales para los estudiantes. En base a esta postura, durante la realización de su doctorado en Harvard tenía muy claro cuál iba a ser su proyecto: los ‘parachute teachers’.

¿En qué consiste?

En Estados Unidos, la cifra total de profesores sustitutos que se requieren cada año es elevadísima, mucho mayor que la de profesores que se ofrecen a serlo. Una consecuencia lógica es que los centros educativos acaban recurriendo a docentes que, o bien no son plenamente aptos para el puesto, o bien no son tan siquiera profesores titulados.

profesor paracaídasEn este proyecto, Sarah se apoya en que “hay mucho talento sin explotar en las comunidades, personas que son expertas en sus áreas y que quieren estar en nuestras escuelas, pero que no saben cómo acceder a ellas”. Pone como ejemplo a agricultores, chefs o científicos con trabajos a tiempo completo que no van a abandonar para convertirse en profesores, pero que podrían emplear un tiempo reducido a la semana a acudir a las aulas y transmitir sus conocimientos a los alumnos. “Tenemos un ingeniero que enseña impresión 3D una mañana a la semana”, ejemplifica Sarah.

Sin embargo, está claro que cualquier especialista en un área no tiene por qué tener nociones de enseñanza, de forma que no se puede garantizar un proceso de enseñanza-aprendizaje efectivo. Para ello, el proyecto ofrece a los expertos micro-credenciales para enseñarles la pedagogía necesaria para que sepan transmitir correctamente sus conocimientos.

Tendencia de futuro

De momento se ha puesto en marcha únicamente en dos escuelas de Boston, por lo que es un proyecto piloto que debe ser perfeccionado y evaluado. En un principio, está diseñado para escuelas en las que el tráfico de profesores sea alto, ofreciendo una solución para que los estudiantes puedan acceder a una experiencia de aprendizaje diferente e instructiva, equilibrando así los daños que causa la continua sustitución de sus docentes.

Sin embargo, Sarah señala que actualmente tienen una lista de espera de varias escuelas que quieren trabajar con ellos, y eso incluye escuelas autónomas, escuelas privadas y escuelas suburbanas.Todos, si están en un sistema escolar, creen que el capital humano, que está frente a tus alumnos, es extremadamente valioso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre