Gamificación en Primaria con El Mago de Oz

¿Qué pasaría si los personajes de El Mago de Oz se introdujeran en el currículo académico de una clase de 2º de Primaria? Ángel Vegas Pérez, profesor del CEIP Ciudad de Oscua, en Antequera (Málaga), tiene la respuesta.

emocionario Mago de Oz

“Dorothy vivía en medio de las extensas praderas de Kansas con su tío Henry, que era granjero, y su tía Em, la esposa de éste…”. Así comenzó nuestra aventura, en la que los estudiantes de 2, 3º y 4º de Primaria  tuvieron que seguir ‘El Camino de Baldosas Amarillas’ para ayudar a Dorothy, al Espantapájaros, al Leñador de Hojalata y al León Cobarde a llegar a Oz y conseguir sus sueños.

Y es que los capítulos de este libro se emplearon para desarrollar la narrativa de esta experiencia, con tintes gamificados, y gracias a los que se desarrolló todo el currículo correspondiente a la etapa de Primaria. De hecho, asignaturas como Lengua, Matemáticas, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Educación Física, Educación Emocional y Educación Artística estuvieron presentes a lo largo de esta historia en forma de retos.

¿Cómo preparamos el proyecto de El Mago de Oz?

A la hora de elaborar el proyecto, el primer paso fue leer el libro, ya que la película difiere en múltiples aspectos. A partir de aquí, se estableció una conexión con ‘El Camino del Héroe’, la historia de Joseph Campbell en la que se muestran los 12 pasos que los héroes deben pasar para vivir una aventura, con el fin de poderlo adaptar al ámbito educativo. 

12 pasos Mago de Oz

El siguiente paso consistió en relacionar dicha novela con los indicadores, los cuales describen los resultados concretos que evidencian el aprendizaje y que, por tanto, representan los niveles de logro de los estándares que nos plantea el currículo.

Para llevarlo a cabo, se elaboró un cuadro general, que sirvió para ir encajando estos indicadores de logro (en este caso se usaron en forma agrupada, para facilitar su manejo), los contenidos que iba a poder trabajar en cada capítulo-etapa del viaje y la narrativa del libro que se correspondía. 

indicadores logrosEn muchos casos y, como era previsible, la narrativa de la historia no correspondía con lo que había que trabajar curricularmente, por lo que usé algunas alteraciones narrativas: pequeñas modificaciones en la historia con el fin de que se pudieran introducir los elementos curriculares obligatorios en el proyecto.

Así, fui completando el puzle, y la planificación quedó elaborada (siempre se puede modificar). Luego, se plantearon desarrollados todos los indicadores en cada etapa de la historia y el trabajo a realizar para superarla.

¿Cómo están presentes las asignaturas en el proyecto?

Varias son las asignaturas que están presentes en esta aventura. La Educación Artística está plasmada en el cuaderno artístico, puesto que el desarrollo pictórico y del color se trabaja muy intensamente. Además, lo complementamos con otros tipos de pinturas (acuarela, mayoritariamente) y manualidades: pulseras con nudos, un Leñador de Hojalata hecho de cartulina y figuras geométricas….

La Educación Física es una continuación de la historia, realizando juegos en función del momento de la historia que tocaba. Por ejemplo, en el capítulo de ‘El Huracán’, hicimos actividades relacionadas con el viento y los fenómenos naturales, como un ‘pilla- pilla’ en el que para que el estudiante no sea pillado tiene que dar vueltas como un huracán; o intentar atrapar el ‘viento que se escapa’, en el que un estudiante que tiene que huir de los demás.

También están presentes otros elementos, como la música (canciones y ritmos corporales), juegos de corro, palmas, poesía, recitación y relajación. 

asignaturas EXPERIENCIA Mago de OzMago de Oz y la Inteligencia Emocional

El siguiente paso en el proyecto se dio al unirlo con la Inteligencia Emocional. Para  tratar la historia desde la perspectiva emocional de sus personajes me apoyé en el ‘Emocionario’, modificándolo para crear ‘El camino de baldosas amarillas de las emociones’. Los estudiantes, por grupos cooperativos, eligieron una emoción que crean que ha podido sentir algún personaje a lo largo de la historia. A continuación, se trabajó dicha emoción en un cuaderno artístico, a través del dibujo, añadiendo una explicación personal. Cada grupo, representando a un personaje de la historia, tuvo que explicar cuándo, cómo y por qué sintió dicha emoción.

De esta forma, se potencia el conocimiento emocional y la empatía de los estudiantes, ya que tienen que ponerse en el lugar de cada personaje. 

Oz y la Inteligencia Emocional

Por último, y con respecto a la evaluación, utilicé rúbricas para evaluar el contenido, haciendo uso de la autoevaluación y co-evaluación. Para el trabajo en grupo también hice uso de dianas de evaluación, realizándose una autoevaluación y entre los compañeros (co-evaluación o evaluación entre pares). ¡Cómo han quedado sus cuadernos del primer capítulo!

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre