Conoce los beneficios de llevar a los niños a una Escuela Infantil

Emma Pérez, directora de la Escuela Infantil Europea BEBIN, habla sobre los beneficios y las competencias que pueden adquirir los niños y las niñas en ellas.

0
Escuela infantil

Aunque en España la Educación Infantil es voluntaria hasta los seis años, cuenta con un 94,9% de tasa neta de escolarización a los tres años, según un Informe del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Por eso, se sitúa entre los países con mayor participación de alumnos en esta etapa.

Aun así, todavía son muchas las familias que dudan de los beneficios de la escolarización a estas edades y sienten inquietud acerca de si sus hijos estarían bien cuidados. En respuesta a esta cuestión, es importante señalar que las personas que trabajan en una escuela infantil están altamente capacitadas y especializadas en el cuidado de menores. Además, en este tipo de centros, las clases se forman en grupos reducidos donde cada bebé tiene el cuidado y atención más que asegurados.

Beneficios de las escuelas infantiles

Aunque en esta etapa no se trabajan contenidos curriculares, los alumnos adquieren otro  tipo de habilidades que les servirán en el futuro escolar. Estas habilidades se traducen en los siguientes beneficios:

  • Los primeros años de vida son los más importantes para el desarrollo psicológico y social de los menores, y en las escuelas infantiles los alumnos están en manos de profesionales que les enseñan y orientan en el aprendizaje de nuevas habilidades, del mismo modo que trabajan para estimular el desarrollo del pensamiento.
  • Gracias a los espacios que crean con niños de la misma edad, estos pueden interaccionar entre ellos, estimulando la comunicación verbal a través de las diferentes actividades grupales. Esto va a favorecer el desarrollo del lenguaje, ya que amplían considerablemente su vocabulario. Como consecuencia, fortalecen los vínculos afectivos con las personas y estimulan su empatía.
  • Es idónea para conocer las normas básicas de convivencia y de respeto hacia los demás, así como las reglas y los límites que debe cumplir. Aprenden a socializarse.
  • Sirven de apoyo a la futura escolarización. El niño que acuda desde pequeño a la escuela, se adaptará más fácilmente  a su futuro escolar, ya que previamente habrá trabajado este periodo. Esto supondrá una mejora en el rendimiento académico.
  • Estimula el autocontrol emocional y el comportamiento en la resolución de las diferentes situaciones o conflictos.
  • Fortalece la autoestima y la confianza. A medida que el alumno se vuelve más independiente y adquiere nuevos conocimientos, desarrolla su creatividad e imaginación.
  • Es un elemento de apoyo para los padres que tienen que conciliar tanto la vida laboral como la familiar de una manera más cómoda y fácil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre