Son buenos para reforzar la autoestima, la idea de autonomía y la capacidad de gestionar la frustración y de resolución de conflictos; ayudan a desarrollar la motricidad, favorecer la atención, la memoria y la concentración; mejoran la creatividad y la imaginación; fomentan el trabajo en equipo… Podríamos seguir con la enumeración, pero bastan estos ejemplos para plasmar las amplias posibilidades del juego en el aprendizaje. Lo curioso es que, para muchos, estos beneficios solo se aplican cuando se trata de los juegos físicos o cara a cara: de mesa, de construcción, el ajedrez… ¿Por qué al hablar de videojuegos se tiende a pensar que no comparten esas mismas cualidades? ¿Qué dicen los estudios?

Son positivos para encontrar trabajo

Anuncio

Los videojuegos ayudan a la Generación Z a adquirir habilidades muy valoradas y útiles a la hora de encontrar su primer empleo. Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio elaborado por YouTube y Censuswide que pone de manifiesto que, gracias a ellos, los jóvenes de entre 16 y 26 años desarrollan habilidades como la comunicación, la disposición a aprender, la gestión del tiempo, la proactividad o la capacidad para resolver problemas. Este estudio, además, entrevistó a 500 profesionales de recursos humanos: el 57% declaró ser más propenso a contratar a gamers si le hablan de las habilidades que han desarrollado en sus partidas.

Aumentan la materia gris

Anuncio
Beneficios Educativos De Los Videojuegos

Un equipo de neurólogos alemanes quería poner a prueba si, dado que los videojuegos realizan multitud de demandas cognitivas y motoras complejas, pueden considerarse un entrenamiento intenso de habilidades. Y lo hicieron observando a un grupo de personas mientras jugaban a ‘Súper Mario 64’ durante media hora al día durante dos meses. Les hicieron resonancias magnéticas, y descubrieron que su materia gris había aumentado en las zonas del cerebro responsables de la percepción espacial, la memoria, la planificación estratégica y la coordinación motora de las manos (hipocampo, córtex prefrontal y cerebelo). A raíz de esto, concluyeron que el entrenamiento con videojuegos podría utilizarse para contrarrestar factores de riesgo conocidos de enfermedades mentales, como un menor volumen del hipocampo y el córtex prefrontal en, por ejemplo, el trastorno de estrés postraumático, la esquizofrenia y las enfermedades neurodegenerativas.

Mayor flexibilidad cognitiva

La Universidad de Londres eligió dos videojuegos, ‘Starcraft’ o ‘Los Sims’, para valorar las consecuencias de los juegos de estrategia. Y se encontró con que aumentó la capacidad del cerebro de adaptarse a los cambios, es decir, la flexibilidad cognitiva. Incluso sugieren en sus conclusiones que pueden ayudar con el trastorno de atención o la hiperactividad.

Tranquilidad emocional

Beneficios Educativos De Los Videojuegos

Un total de 12.847 jugadores activos a nivel mundial fueron entrevistados para elaborar el estudio Power of Play (1.134 de ellos, españoles), diseñado para ahondar en sus intereses y comportamientos. Los resultados revelaron que, además del entretenimiento, los videojuegos tienen una amplia variedad de beneficios sociales y emocionales. Así, el 74% de los encuestados en España opina que los videojuegos les ofrecen una manera saludable de enfrentar los desafíos cotidianos y un 80% considera que proporcionan estimulación mental y alivio del estrés. Los jugadores también dicen haber adquirido habilidades valiosas para la vida aplicables fuera del mundo virtual de los videojuegos: el 78% opina que los videojuegos mejoran la creatividad, el 74% que desarrollan habilidades cognitivas, el 74% cree que sirven para fomentar la colaboración y el trabajo en equipo y el 64% que los videojuegos mejoran las capacidades de resolución de problemas, matemáticas, tecnología, ciencia e ingeniería.

Mejora de la atención y la memoria

Los investigadores a cargo del estudio Desarrollo Cognitivo del Cerebro Adolescente (ABCD, en inglés), financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, sometieron a más de dos mil menores de 8 y 9 años —divididos entre jugadores y no jugadores— a dos pruebas: en la primera veían flechas apuntando a la derecha o a la izquierda y debían presionar la dirección de cada una de ellas tan rápido como pudieran; y en la segunda les mostraron caras de personas y luego se les preguntó si una imagen mostrada posteriormente coincidía o no, para probar su memoria de trabajo. Todos ellos se sometieron a resonancias magnéticas funcionales mientras hacían las pruebas, y descubrieron que los cerebros de aquellos que jugaban habitualmente mostraban más actividad en regiones asociadas con la atención y la memoria.

Buenos para el bienestar

Beneficios Educativos De Los Videojuegos

El tiempo dedicado a jugar videojuegos puede ser bueno para el bienestar. Así lo afirma un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford basado en las respuestas de casi 40.000 personas que jugaron a distintos juegos, entre los que se encuentran ‘Plants vs Zombies: Battle for Neighborville’ y ‘Animal Crossing: New Horizons’, Gran Turismo Sport o Apex Legends. Durante el estudio los participantes debían informar sobre con qué frecuencia experimentaron seis sentimientos positivos y negativos en una escala de nunca a siempre: descubrieron que la motivación intrínseca (que se genera al disfrutar de una cosa por la propia acción) afectaba de manera muy positiva en el bienestar. A su vez, los resultados que se obtenían en el juego (la motivación extrínseca) afectaban de forma negativa al afecto y a la satisfacción con la vida.