Con dos millones de usuarios en España entre profesores, alumnos y familias, el ecosistema educativo digital de SM, SM Educamos, da respuesta a las necesidades actuales de toda la comunidad educativa para continuar con el aprendizaje desde cualquier lugar y dispositivo.

Además de integrar y permitir el acceso a recursos educativos de calidad en su entorno virtual, potencia formas de aprendizaje flexibles y personalizadas para cada uno de los alumnos y facilita la comunicación de toda la comunidad educativa en un entorno seguro, con toda la potencialidad de las herramientas que ofrecen sus socios tecnológicos, Microsoft y Google for Education.

En concreto, su modelo de aprendizaje cuenta con contenido multimedia adaptado curricularmente y que está creado desde su raíz para integrar cinco lenguajes: texto, imagen, audio, interactivo y vídeo. Todos ellos se combinan de manera coherente y secuenciada a lo largo del itinerario principal de aprendizaje.

El trabajo colaborativo en red se ha convertido en el día a día de la escuela por lo que, para facilitar la tarea, la solución digital de SM y su integración con Google for Education permite a los docentes generar grupos de trabajo en Google Classroom desde las configuraciones hechas en SM Educamos, así como asignar tareas y evaluar para así realizar un seguimiento personalizado del aprendizaje de cada alumno.

Compatible con Teams

Además, SM Educamos fomenta la comunicación a través de integraciones con herramientas como Microsoft Teams, donde los profesores y alumnos pueden trabajar en un entorno digital colaborativo que toma como base la estructura que existe en el ecosistema SM Educamos, comunicándose y realizando tareas a distancia.

Este ecosistema educativo digital ofrece a los centros todas las herramientas necesarias para llevar a cabo su gestión, así como la comunicación personalizada con docentes y familias.

clase online Un ecosistema educativo digital

Por último, introduce la cultura del dato en el centro permitiendo disponer de indicadores y métricas para poder actuar sobre aquellos aspectos que requieran más atención para mejorar la calidad del proceso educativo. De esta manera, ayuda en la toma de decisiones en la escuela, tanto desde el punto de vista pedagógico como en cuanto a su sostenibilidad; todo ello, con el apoyo estratégico y tecnológico de los asesores y consultores especialistas.