10 consejos prácticos para mejorar la enseñanza de Matemáticas

Con ayuda de JUMP Math, el modelo de enseñanza y aprendizaje que facilita a los docentes la preparación de la clase de Matemáticas, elaboramos una lista de diez consejos para mejorar el aprendizaje de esta asignatura. ¡Están basados en la neurociencia!

0
mejorar la enseñanza de Matemáticas

Es una de las materias más áridas para muchos estudiantes. Por eso, JUMP Math, el modelo de enseñanza y aprendizaje que facilita a los docentes la preparación de sus clases de Matemáticas, ha elaborado una guía con consejos para mejorar la eficiencia de alumnos y docentes en el aula (están incluidos en la ‘Guía de recursos’ disponible en su web).

Jump Math

Introduce poca información a la vez

El cerebro puede sentirse fácilmente abrumado por el procesamiento de componentes de una tarea compleja. Introducir poca información a la vez permite ir dominando componentes de manera tal que los alumnos necesiten cada vez menos tiempo para realizar esas operaciones y puedan centrarse en aquellos componentes que requieren un esfuerzo adicional. Por ejemplo, dibujar primero el número entero de pasteles y luego la parte fraccionaria, permite estructurar en dos pasos la habilidad de dibujar cualquier fracción mixta.

Aumenta el nivel paulatinamente

Cuando los alumnos tengan dominada una habilidad o concepto, aumenta un poco el nivel retándolos a realizar un ejercicio que sea un poco más difícil que los asignados previamente.

Da tiempo suficiente para pensar

Haz preguntas de maneras distintas y da a los alumnos tiempo suficiente para pensar antes de pedirles las soluciones, para que cada uno pueda descubrir las ideas por sí mismo y todos puedan alzar la mano. Los estudios acerca de los beneficios de aumentar el tiempo de espera a tres segundos o más confirman que la participación se incrementa, la calidad de las respuestas es mayor, el rendimiento general de la clase mejora, los alumnos hacen más preguntas y participan con mayor frecuencia sin pedírselo.

Pide a los alumnos que gesticulen respuestas sencillas

Cuando un problema tenga una palabra, una frase corta o un signo como respuesta, pide a los alumnos que la gesticulen. Por ejemplo, si la respuesta a una pregunta es ‘sí’ o ‘no’, los alumnos pueden levantar el pulgar para el sí y bajarlo para el no. O, si un estudiante ha dado una respuesta, el resto puede mostrar su conformidad o no levantando o bajando los pulgares. Asegúrate de que los alumnos están familiarizados con la estructura antes de usarla, practicando previamente la gesticulación de las respuestas.

Si un concepto no se entiende, revisa tu explicación.

A veces, involuntariamente, se avanza demasiado rápido en una lección o se saltan pasos. Si un estudiante no entiende un concepto, en lugar de asumir que es un problema de comprensión, lo más probable es que se pueda reelaborar la explicación. Pararse a reflexionar en lo que funciona y lo que no funciona en una lección puede ayudar a que los alumnos con mayores dificultades avancen. Ante esta situación, pregúntate siempre: ¿cómo puedo mejorar esta lección?

Elogia el esfuerzo de los alumnos

El aprendizaje funciona mejor cuando los docentes elogian el esfuerzo de los alumnos. Si estructuras las lecciones en pasos asumibles por toda la clase, los estudiantes disfrutan superando retos y no se sentirán frustrados.

Promueve el entusiasmo por las matemáticas

Involucrar a toda la clase en las lecciones no es solo una cuestión de equidad, sino también de eficiencia. Los alumnos más avanzados podrán seguir progresando si puedes atender a los alumnos con dificultades y el temario anual será más amplio. Para promover el entusiasmo por las matemáticas en el aula, simplemente tienes que convencer a los alumnos con dificultades de que pueden llevar bien la asignatura.

Practica las operaciones numéricas

Una de las razones por las que a los alumnos con dificultades les cuesta resolver problemas o realizar cálculos es porque a menudo se saturan tratando de recordar operaciones. La práctica con operaciones numéricas les permitirá comprenderlas y desarrollar un recuerdo automático que les facilitará el aprendizaje de las matemáticas.

Incluye los términos matemáticos en tus clases de lengua

En algunas áreas de las matemáticas, como la geometría, la mayor dificultad que los alumnos afrontan es el aprendizaje de la terminología. Si incluyes términos matemáticos en tus clases de lengua, a los alumnos les resultará más fácil recordar los términos y hablar sobre su trabajo.

Utiliza ejercicios extra

A los alumnos les encanta lucirse ante sus docentes y sus compañeros superando retos que parecen difíciles y resolviendo rompecabezas. Los ejercicios extra no deben basarse en conceptos nuevos y no tienen que ser muy difíciles para conseguir captar la atención de los alumnos. Por ejemplo, comete un error y pide a los alumnos que lo corrijan. Puedes encontrar el modo de cometer errores en cualquier lección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre