Las hojas cayendo de los árboles, el olor a castaña asada, las calabazas de Halloween… Esta semana comienza el otoño, una época ideal para explicar al alumnado de Educación Infantil cuáles son las estaciones y los cambios que provocan. Hay muchas maneras de hacerlo: decorando el aula con objetos característicos de esta estación, con juegos educativos, leyendo historias… En este artículo os proponemos algunas ideas para dar la bienvenida a esta estación del año. 

Para decorar el aula

Anuncio
Ideas Y Juegos Otoño

Cortina de hojas

Anuncio

Reciclando una sábana blanca y con cartulinas de varios colores es posible crear de manera sencilla esta cortina otoñal. Para ello hay que dibujar la silueta de las hojas sobre las cartulinas y después recortarlas. Una vez listas, hay que coserlas en la sábana por la parte central y colgar la tela en el lugar del aula que se escoja. 

Ventana de hojas secas  

Otra manera de decorar algunas ventanas del centro escolar es pegando hojas secas. Antes de comenzar la decoración, los alumnos deberán recoger hojas secas que se encuentren en los alrededores del colegio o en el patio. Una vez recopiladas las suficientes, deberán pegarlas sobre un papel adhesivo que se tiene que colocar previamente en la ventana. 

Árbol del otoño

En un papel de mural blanco hay que dibujar la silueta de un árbol. Una vez dibujada, los más pequeños deberán pintar su tronco de marrón, unas largas ramas y todos los detalles que deseen. Cuando esté seco, es la hora de dibujar las hojas: en lugar de las tradicionales, los menores deberán mojar sus manos en pintura y plasmar sus huellas en los extremos de las ramas para simular, de esta manera, el follaje del árbol. 

Piñas de colores

Las piñas de los pinos también pueden convertirse en un objeto decorativo para la época otoñal. Para ello, hay que recoger esas piñas que caen de los árboles, limpiarlas y pintarlas de diferentes colores. Después, los menores las colocarán en diferentes espacios del aula. 

Para aprender jugando

Anuncio
Castañas Ideas Y Juegos Para El Otoño

Castañeros por un día

El oficio de castañero es uno de los más tradicionales en la época otoñal. Aunque es muy antiguo, hoy en día todavía hay muchas personas que se dedican a asar y vender castañas en las calles de ciudades y pueblos. Para que los menores comprendan este oficio, puede celebrarse el ‘día de las castañas’. En él, todos deben disfrazarse de castañeros y, con ayuda de los docentes, asar castañas para después comerlas todos juntos. 

Botellas sensoriales

Las botellas sensoriales son objetos que permiten estimular la curiosidad de los más pequeños. Están compuestas por botellas de plástico transparente en la que se añaden diferentes elementos que los niños pueden observar y manipular. Otoño es una estación ideal para crear botellas sensoriales en las que añadir hojas, ramas, piñas, flores, frutos…

Gymkana del otoño

Otra actividad que combina diversión con aprendizaje y que puede adaptarse a esta estación es una gymkana. Inspirada en el otoño, pueden crearse multitud de pruebas en las que el alumnado deberá de adivinar o conseguir diferentes elementos relacionados con esta estación. Adivinanzas como ‘son de color chocolate, se ablandan con el calor y si se meten al horno, explotan con gran furor’ para conseguir castañas; recolectar hojas de diferentes colores o decorar una calabaza son algunas de las pruebas que llevar a cabo.