Un piano digital para fomentar las vocaciones STEM

0
Piano digital

En Europa, sólo uno de cada tres graduados en ingeniería y uno de cada cinco graduados en informática es mujer, según revelan los datos de la Comisión Europea. En España, a pesar de que más de la mitad de los estudiantes universitarios son mujeres, solo una de cada cuatro elige una carrera científica, según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Este fue el motivo que impulsó a Microsoft a llevar a cabo la iniciativa #MakeWhatsNext, que consistía para fomentar la vocación por las materias STEM en los colegios. ¿Cómo? Enseñando a los alumnos a programar un piano digital. El CEIP Infanta Leonor, de Madrid, fue uno de los centros elegidos para ello. Diego Maté, coordinador TIC y profesor de 6º de Primaria, nos cuenta la experiencia.

Programar con Adafruit y MakeCode

El taller propuesto, realizado en clases de 4º y 6º de Primaria, consistía en la programación de un piano digital con plastilina y una placa Adafruit. A través de MakeCode, los alumnos introducían el código del programa que, luego, sería cargado en la placa a través de un cable USB. Uno de los motivos por los que se eligió este dispositivo y no otro fue la idea de buscar un producto que fuera igualmente atractivo para chicos y para chicas.

Programar con Adafruit y MakeCodeLos alumnos acudieron por clases a la sala de informática, donde eran divididos en grupos de cinco personas. En el aula se encontraba el coordinador de la actividad junto con algunos voluntarios de Microsoft que acompañarían a los alumnos a lo largo de la sesión.

¿Qué es un robot?

Como introducción de la actividad, se lanzó una pregunta a la clase: ¿Qué es un robot? Las respuestas fueron sorprendentes. Aunque cualquiera habría esperado una mención a los robots que encontramos en la ciencia ficción, los ejemplos fueron más diversos: desde los más grandes como las grúas o los ascensores hasta los más pequeños como los audífonos o los microchips. A partir de este momento, solamente hubo que poner en marcha la lógica y la creatividad del alumnado.

Interdisciplinariedad y trabajo cooperativo

El taller resultó ser un éxito. De hecho, los pianos digitales logrados funcionaron a la perfección e, incluso, se pudo probar cómo también emitían sonido al sustituir la plastilina por piezas de fruta.

Interdisciplinariedad y trabajo cooperativoGracias a la actividad se combinaron el aprendizaje de la música a través el piano, el del inglés y la informática a través de MakeCode y la cooperación a través del trabajo en grupos. Un verdadero ejemplo de interdisciplinariedad. Además el entusiasmo irradiado provenía tanto de los niños como de las niñas, lo que evidencia la consecución de los objetivos que se venían buscando: fomentar el interés del alumnado por la tecnología y la ciencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre