¿Alguna vez te has planteado cómo las aves marinas y los peces sufren las consecuencias de vivir entre partículas de plástico? ¿Cómo llegan hasta nosotros a través de la  cadena alimentaria? Si la respuesta es afirmativa, con este proyecto daremos respuesta a todas esas cuestiones.

Antes de comenzar a explicar el proyecto educativo (y que hemos llevado a cabo durante el primer trimestre del curso pasado), es preciso desarrollar la metodología que hemos seguido: el Aprendizaje Basado en Proyectos, que permite a los estudiantes adquirir una serie de conocimientos y competencias clave mediante la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real. 

Con él, queríamos cumplir algunos objetivos que nos habíamos propuesto. Entre ellos se encontraban concienciar al alumnado para lograr su participación en el reciclaje mediante diferentes actividades; reconocer el entorno para identificar los elementos que íbamos a reciclar, diseñar y desarrollar actividades sobre el reciclaje que comprometiese la participación de la familia, capacitar y orientar a los estudiantes sobre el uso del plástico así como elaborar trabajos manuales con elementos reciclados y sensibilizar a los alumnos sobre la importancia de preservar el medioambiente y evitar la contaminación del océano.

Un proyecto para salvar el medioambiente

Anuncio

Este trabajo sobre el océano, plásticos y reciclaje pretendía de una forma informativa y educacional concienciar y capacitar a nuestros alumnos sobre la recaudación y recuperación de productos desechables y renovables como son el plástico o el vidrio ya que el reciclaje juega un papel importante en la conservación y proyección del medioambiente y también del océano. 

Érase Una Vez El Medioambiente

Nuestra motivación en clase y lo que conocíamos sobre el tema, además del proyecto que se estaba llevando a cabo en el colegio llamado ‘Érase una vez el medioambiente’ despertó en nosotros la inquietud y el deseo de trabajar sobre el tema. En nuestro caso, enfocamos el proyecto hacia el océano y los plásticos ya que los demás cursos lo estaban haciendo sobre otros hábitats.

Conocimientos previos

Anuncio

En primer lugar, lo que hicimos fue formular una pregunta guía para situarles en el ámbito del proyecto, motivarles y hacerles ver la amplitud del tema: ¿Crees que el océano está en peligro? ¿Por qué? Una vez planteada la pregunta, realizamos una lluvia de ideas respondiendo a la pregunta planteada. 

Pero antes de conocer las respuestas, era necesario evaluar los conocimientos previos. Para ello, empleamos la página web y aplicación Quizziz. Sirve para crear preguntas personalizadas de manera lúdica y divertida, similar a Kahoot!, donde el docente genera las preguntas en la web y le proporciona al alumnado la página web y el código del cuestionario para responder desde un ordenador o dispositivo móvil. 

En este caso, usamos los miniportátiles proporcionados por el programa ‘RED XXI’ para responder a las preguntas sobre la contaminación en el océano. Esto debía servir como punto de partida, por lo que era importante dedicar tiempo para que los alumnos fueran conscientes de cuáles son los conocimientos previos que tenían  sobre el tema a tratar. Además, fomentamos una de las competencias clave, la competencia digital. 

Una vez que conocimos los conocimientos previos de los que partían los estudiantes, vimos el documental ‘Océano Plástico’ que cuenta cómo los plásticos han sido uno de los grandes inventos del siglo XX, pero que su utilización ha causado grandes niveles de contaminación, convirtiendo los mares del planeta en cúmulos de basura, que acaban con la vida animal y del medioambiente.

ABP en Inglés, Lengua, Artes y Sociales 

Llegados a este punto, el siguiente paso era dejar que el alumno diese respuesta a la pregunta-guía como ellos considerasen, fomentando así la competencia de sentido de iniciativa y espíritu emprendedor. Sin embargo, como toda metodología que se presente a los alumnos necesita de un entrenamiento que les dé seguridad para su buen desarrollo. 

Por ello, en este modelo propusimos cuatro actividades que ayudasen al alumno a orientar el proyecto. Así, iban a trabajar el ABP desde las áreas de Inglés, Lengua Castellana y Literatura, ‘Arts and Crafts’ y Ciencias Sociales. En primer lugar, realizamos una actividad de contextualización desde el área de Inglés, donde los estudiantes llevaron a cabo una búsqueda de información sobre el tema del proyecto realizando unos carteles en los que explicaban la importancia del reciclaje y las consecuencias de tirar basura al mar.

La segunda actividad se efectuó desde el área de Lengua Castellana y Literatura. Los alumnos escribieron una carta a Greenpeace o a WWF dando su opinión sobre el problema que está sufriendo el océano y pidiendo ayuda. Una vez que las cartas estaban terminadas, las enviamos a la plataforma de dichas organizaciones. 

Después, en el área de Ciencias Sociales elaboramos dos murales conjuntos sobre las posibles soluciones y opciones para sustituir los plásticos. Finalmente, desde el área de ‘Arts and Crafts’, los alumnos elaboraron con material reciclado peces con mensajes para evitar contaminar. 

La última fase del proyecto (difusión) tuvo dos actividades. La primera consistió en un análisis de los resultados donde los estudiantes decoraron el pasillo haciendo ver la necesidad de reciclar, no tirar basura al océano y evitar el uso de plásticos. Por último, los alumnos explicaron a los demás cursos del centro sus conclusiones y las consecuencias de un océano contaminado. No debemos olvidar que el proyecto viene conducido por una pregunta-guía (¿Está el océano en peligro?) que requiere de una respuesta, por lo que los alumnos mostraron  junto con las consecuencias la respuesta a dicha cuestión. 

¿Qué hemos aprendido?

El Aprendizaje Basado en Proyectos nos ha permitido llevar a cabo un aprendizaje significativo, ayudando a los alumnos a adquirir y desarrollar una gran variedad de habilidades. Sin embargo, la educación no puede basarse en una única metodología. El ABP debe ser una más de las metodologías activas usadas por los maestros, ya que habrá algunos contenidos que requieran de otros métodos. Por ello, además de utilizar ABP, también se ha utilizado el aprendizaje cooperativo y el uso de las TIC. 

En relación a nuestro proyecto sobre medioambiente, saber reciclar, respetar el medio ambiente y conocer qué podemos hacer para preservar nuestra naturaleza, son algunos de los retos que los maestros tenemos enfrente. Es necesario que los estudiantes crezcan teniendo la mentalidad de que cuidar nuestro entorno es primordial. De ello depende nuestra salud y la salud del planeta. En definitiva: ‘En las decisiones de nuestros alumnos está el futuro de nuestro planeta, de nuestro océano.’

Sobre el autor
Favicon Educación 3.0

EDUCACIÓN 3.0

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.