Gamificación en el aula de música: una estrategia innovadora para facilitar el aprendizaje

A través del análisis de una banda sonora, el alumnado de 2º ESO del IES Oleana de Requena de Valencia ha trabajado varios conceptos musicales de manera divertida, además de habilidades como la escucha crítica. Nos lo cuenta el docente Javier Bezares.
3 min. de lectura
Gamificación Aula De Música

La gamificación en el aula de música es una estrategia innovadora y relevante para captar la atención del alumnado y fomentar su aprendizaje de manera interactiva. En nuestro caso, decidimos analizar la banda sonora del juego ‘Brawl Stars’ para que los estudiantes se familiarizasen con conceptos musicales como la instrumentación y la estructura compositiva; además de desarrollar habilidades de escucha crítica y análisis que son fundamentales en cualquier ámbito del conocimiento. Esta actividad logró, asimismo, integrar el interés hacia los videojuegos con nuestros objetivos de clase demostrando que el aprendizaje es divertido y enriquecedor. Y no solo eso, también promovió el trabajo en equipo y la comunicación efectiva que son esenciales en el desarrollo personal y profesional de los estudiantes.

Gamificación Aula De Música
Anuncio

¿Cómo lo hicimos?

La música de los videojuegos es una plataforma excelente para explorar conceptos musicales complejos de manera accesible y divertida, reafirmando así el valor de adaptar las prácticas educativas a los cambios culturales y tecnológicos de nuestra sociedad. Estas fueron las fases que llevamos a cabo para el análisis de la banda sonora que escogimos.

  • Introducción. Comenzamos debatiendo la relevancia de la música en los videojuegos y su impacto en la experiencia de juego y finalizamos con la siguiente pregunta: ¿cómo ha evolucionado la música de ‘Brawl Stars’ desde su lanzamiento hasta hoy?
  • Análisis e investigación. Organicé la clase en grupos de cuatro estudiantes y les mostré vídeos con grabaciones distintas del juego a lo largo de su historia. El alumnado tuvo que analizar y comparar las pistas, tomando nota de los cambios en el estilo musical, la instrumentación, los ritmos y los efectos de sonido. Esta fase de la experiencia, sin duda, fomentó la colaboración y el pensamiento crítico.
  • Presentación y debate. Cada grupo expuso sus descubrimientos a la clase debatiendo cómo los cambios podrían haber sido influenciados por actualizaciones del juego, eventos especiales y comentarios de los jugadores. Durante este intercambio de ideas, desarrollamos una comprensión colectiva del tema.
  • Reflexión final. Una vez que deliberamos sobre lo aprendido, se alentó a aplicar estos conocimientos en su vida diaria como series de diferentes plataformas, cine y televisión…

En conclusión, este tipo de enfoques pedagógicos abre la puerta a nuevas formas de enseñanza que son adaptables a diversos contenidos curriculares, aprovechando la tecnología y los intereses de los estudiantes para crear un ambiente de aprendizaje más dinámico y participativo. Al final, el objetivo es prepararles para que sean pensadores críticos y creativos, capaces de aplicar lo aprendido en el aula a situaciones de la vida real.

Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *