La aventura tecnológica de un instituto en etapa de confinamiento

“Los barcos están más seguros en el puerto, pero no se hicieron para eso”. Esta es la metáfora con la que Salvador L. González, director del IES El Galeón en Santa Cruz de Tenerife, muestra de qué forma están utilizando la tecnología desde que comenzó el confinamiento: seguir con las rutinas de estudiantes y docentes, pero ampliando el concepto de enseñanza garantizando la pertenencia a la comunidad.

1
Experiencia confinamiento tecnología

Como director de un Instituto Público de Secundaria debo confesar que la situación de alarma que vivimos nos está sirviendo para ponernos a prueba. ¡Y debo también confesar que, dentro de toda la angustia propia de la situación, estamos tremendamente satisfechos! Lo he compartido con mi equipo educativo y nuestro claustro: ‘Quien siembra, recoge’. 

Desde hace años, en nuestro centro hemos apostado por la innovación metodológica y el uso de las TICs en el aula. Tal ha sido la apuesta que este año hemos conseguido un 1:1 (disponer de un ordenador por estudiante y docente) para todos los alumnos de 1º y 2º de la ESO (¡y tenemos 6 líneas!). Ello ha implicado un gran esfuerzo por parte del profesorado, que ya a finales del curso pasado había aceptado meterse de lleno en esta aventura tecnológica, propia de una nave como la que da nombre a nuestro instituto.

Introducir una manera de educar en los hogares

A partir del día que se nos comunicó la suspensión de las clases ante la alarma del COVID-19, tuvimos que dar una vuelta de tuerca más a lo que ya veníamos haciendo en el aula. Ahora, la tecnología tenía que salir del centro para instalarse en los escritorios o sofás de casa ante un alumnado adolescente agitado por la incertidumbre. 

La respuesta no pudo ser mejor: la gran mayoría de los alumnos se conectó a la plataforma institucional EVAGD, es decir, nuestra aula virtual así como a la herramienta Microsoft TEAMS, que ya veníamos usando en las aulas y que solo tuvimos que implementar para el uso de videoconferencias. Por tanto, en un abrir y cerrar de ojos -tal cual nos ha sobrevenido esta situación- pudimos arrimar el hombro al lado de nuestro alumnado, no solo para continuar con la formación sino también para mostrarles nuestra afectividad y seguir enseñando desde la realidad que nos ha tocado vivir. No hay aprendizaje más competencial que el que nos impone la realidad.

aventura tecnológica

Ciertamente, la semana posterior a la declaración del estado de alarma fue trepidante. Se integró a los 72 docentes del claustro en TEAMS de manera que, gradualmente, pudieran contactar con el alumnado y continuar con la labor docente. Se comprobó que todos los alumnos y, por tanto, cada grupo-clase, pudiera participar en videoconferencias con los distintos profesores y con el resto de los compañeros, de manera que pudiéramos garantizar el trabajo colaborativo y el espíritu de pertenencia a una comunidad. 

La primera medida por parte de los tutores fue localizar qué alumnos tenían problemas de conectividad, bien por falta de red o de dispositivo, para así comunicarlo al consistorio local y solucionarlo. Igualmente, tuvimos especial interés en saber cómo se encontraba nuestro alumnado de necesidades educativas especiales, para intervenir adecuadamente.

Continuar con la formación… incluidos los docentes

Resuelto el tema más importante y que consistía en estar al lado de nuestros alumnos, desde entonces ya pudimos dedicarnos a profundizar en la herramienta que ahora nos facilita todo lo que antes hacíamos de forma presencial: reuniones semanales de la comisión de coordinación pedagógica, de departamento, de orientación, de equipos educativos e incluso hemos podido continuar con el plan de formación del profesorado que, casualmente, este año, versaba sobre la utilización de las TICs en el aula.

aventura tecnológica

Por tanto, en medio de esta cuarentena, podemos decir que nuestro centro sigue a toda vela, trabajando a través de proyectos colaborativos, compartiendo recursos pedagógicos a través de la nube y ampliando el concepto de enseñanza, pues no podemos usar la tecnología para replicar lo que ya hacíamos dentro de las clases, sino que debemos aprovechar el viento para buscar otros horizontes. Ahora y con más frecuencia trato de recordarme la máxima que dice: “Los barcos están más seguros en el puerto, pero no se hicieron para eso”.

En definitiva, tenemos aún más ilusión por la enseñanza ante este gran desafío y confiamos en que, junto a nuestros alumnos, sepamos construir un mundo como el que necesitamos.

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

1 COMENTARIO

  1. Gran trabajo el que están haciendo, muchas gracias por la implicación y dedicación……
    sin duda alguna IES GALEÓN es un gran referente a nivel nacional….
    tengo dos hijos en este Instituto y no sé pues en imaginar lo motivados que están con sus tableta y proyectos.

    Muy agradecida

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre