Probamos la cámara instantánea Polaroid Go Black

Con un tamaño muy compacto y un diseño que recuerda a la clásica Polaroid, viene con filtros para las fotografías, temporizador y espejo para selfies. La hemos probado.
3 min. de lectura
Polaroid Go Black

Las cámaras instantáneas están de moda, sobre todo para eventos (quién no ha ido a una boda que invita a hacerse una foto y pegarla luego en un álbum para los novios) y ocasiones especiales. ¿Y quién es la inspiración de todas ellas sino la Polaroid? La cámara instantánea ‘original’ que está disponible también en versiones más modernas como esta Polaroid Go Black.

Anuncio

Pequeñísima

Con una estética retro muy característica, es muy compacta. De hecho, la marca afirma que es la más pequeña del mundo. Tiene solo tres botones: tiene solo tres botones: el de encendido, el del flash y el del obturador. Además, cuenta con una pequeña pantalla analógica que muestra cuántas fotos quedan, un espejo para selfies (es más bien la superficie reflectante del visor) y una luz LED que indica, con colores, la carga restante de la batería.

Su funcionamiento es muy sencillo: se introduce el paquete de películas en su interior y la cámara pone el contador en 8; el número de fotos disponibles. Cada vez que pulsas en el obturador sale una foto cubierta de una lengüeta protectora para que no se vele. Hay que esperar unos 5 segundos para retirarla y luego dejar la foto revelarse en un lugar oscuro (boca abajo) durante unos 10-15 minutos, sin agitarla.

Polaroid Go Black

Este sería su funcionamiento básico, aunque podemos hacer algo más. Por ejemplo, al mantener apretado el botón del flash se inicia el temporizador: tienes 9 segundos para colocarte delante de la cámara. Sin embargo, si se pulsa dos veces seguidas este botón, se inicia la función de doble exposición, que permite combinar dos imágenes en la misma foto.

Con un campo de visión de 65 grados (el equivalente a un objetivo de 35 mm), también permite bloquear enfoque y exposición para mantener los ajustes entre escenas.

Anuncio

Filtros de colores

Las fotos tienen buen detalle y cierto toque retro derivado de su tratamiento del color, la nitidez y el contraste. Pero Polaroid Go Black busca también que cualquier persona pueda personalizar sus fotos, y para ello viene con unos filtros de colores que se colocan sobre el objetivo y dan un tono azul, rojo o naranja a cada captura.

Ver en Amazon
Comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *