Con un diseño similar (algo más grueso) al de un bolígrafo tradicional, estos bolígrafos 3D trabajan con filamentos PLA, ABS o PLC; los mismos que emplean las impresoras 3D y que son totalmente seguros para los menores. Pero a diferencia de ellas, no necesitan un ordenador ni elaborar un diseño previo para empezar a crear en tres dimensiones: basta con introducir este material en su interior, encender el dispositivo y, una vez caliente, moverlo en ‘el aire’ para empezar a moldear. 

Indicados para estudiantes a partir de Primaria, permiten utilizar distintos colores, así como otros materiales para lograr detalles; y se recomienda que se utilicen bajo la supervisión de un adulto, ya que alcanzan altas temperaturas durante su funcionamiento.

3Doodler Create +

Fue el primer bolígrafo 3D en aparecer en el mercado y su última versión es adecuada para estudiantes a partir de 14 años (la marca también cuenta con otro modelo para niños a partir de 6 años). Tiene dos botones para trabajar en dos velocidades (más rápido o más lento) dependiendo de la figura a realizar y la soltura con el dispositivo. Incluye 50 varillas de plástico de diferentes colores, manual de instrucciones y una batería integrada con cargador.

3Doodler Create +
Ver en Amazon

Unotec

El filamento (de 1,75 milímetros de diámetro) de PCL se solidifica al instante, lo que permite crear líneas verticales o dibujos a mano alzada. También dispone de una función de absorción de filamento cuando se deja de dibujar; de este modo, el espacio de trabajo se mantiene limpio porque no quedan restos que puedan manchar el proyecto que se esté realizando. Incluye una bobina de filamentos de 10 metros.

Unotec
Ver en PcComponentes

YUMMICI

Adecuado para niños a partir de 8 años, dispone de una pantalla LCD en la que se muestra la temperatura y el tipo de filamento utilizado (entre 160 y 180 grados en caso de PLA y entre 200 y 210 grados si se emplea ABS) y que informa a través de una luz verde cuando está listo para utilizarse. 

YUMMICI

Saywe

Dispone de control de velocidad para trabajar en seis niveles e incluye dos protectores para evitar quemaduras en los dedos pulgar e índice. Es posible ajustar la temperatura, incrementándola o reduciéndola de grado en grado, según el filamento utilizado. Y si no se utiliza en un periodo de 180 segundos, se apaga para prevenir el sobrecalentamiento.

Saywe

UALAU

Equipado con filamentos PLA y ABS de 1,75 milímetros, tiene un diseño ergonómico que se adapta a la forma de los dedos de los niños a partir de 8 años. En la pantalla se muestra el tipo de filamento que se está utilizando y también se puede regular la temperatura del mismo. Admite dos tipos de carga: a través del adaptador USB que viene incluido o mediante powerbank.

UALAU

Kpfight

Viene con diez colores de filamento PLA y una plantilla imprimible que permite a los niños realizar sus primeras figuras de manera más sencilla. Con dos botones para cambiar la velocidad mientras se está ‘dibujando’, también dispone de una base en la que dejarlo cuando está apagado. 

Kpfight