Así se monta una feria de Ciencia en un centro educativo

0
feria de Ciencia

¿Quieres montar una feria de Ciencia en tu centro pero no sabes por dónde empezar? El Libro Verde de las Ferias de Ciencia recopila toda la información para que empezar este tipo de proyectos resulte  sencillo.

Así se monta una feria de Ciencia

En plena Guerra Fría y con la carrera espacial en todo su apogeo, en la década de 1950 empezaran a proliferar las Science Fairs (Ferias de la Ciencia) en Estados Unidos. Se desarrolló entonces un creciente interés por las ciencias y por unas ferias en las que los estudiantes de Secundaria exponían sus trabajos científicos para explicar algún concepto complejo.

Décadas después, eventos como Discovery Education 3M Young Scientist Challenge o Regeneron Science Talent Search movilizan a cientos de estudiantes. En España se desarrollan otras como las Jornadas de ciencia para todos en Úbeda, la Feria de la Ciencia en la Calle en Jerez o la Feria de la ciencia Elhuyar en Bilbao. Ejemplos variados que muestran cómo este tipo de ferias ha experimentado un gran auge en los últimos años en España y cada vez son más las entidades y los centros escolares que las llevan a cabo.

Con actividades abiertas al público y en las que estudiantes efectúan demostraciones públicas de proyectos científicos y tecnológicos, son una oportunidad que los docentes de Ciencias pueden usar para motivar a sus alumnos. Conocedores de ello, la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT) ha elaborado, en colaboración con los responsables de algunas de las ferias españolas mencionas, un Libro Verde de Ferias de la Ciencia en el que se recogen las principales características y fases para su puesta en marcha.

El libro, disponible de forma gratuita aquí, comienza analizado qué distingue este tipo de iniciativas de otras similares, junto con una clasificación por tipologías y públicos a los que se dirigen y una explicación de buenas prácticas para inspirar a otros a poner en marcha una actividad de estas características.

Después enumera las diferentes etapas que se deben seguir, estando entre ellas la gestión de los recursos, el proyecto educativo, la organización y logística, la comunicación y difusión, y la evaluación de impactos cualitativo y cuantitativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.