El 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y es una jornada clave en las agendas de todas las escuelas para fomentar e impulsar el placer por la lectura. Una opción para festejar esta fecha de una forma lúdica, divertida y motivadora es a través de una yincana literaria, estructurada en 12 actividades relacionadas con la literatura infantil y juvenil.

Estudiantes, espacios y materiales

Anuncio

La yincana está dirigida principalmente a estudiantes de 4º, 5º y 6 de Primaria repartidos en equipos de trabajo y respetando los grupos burbuja. También se puede adaptar para otros niveles, aunque hay que tener en cuenta siempre las edades del alumnado. 

Cada grupo tiene que pensar en un nombre con el que identificarse. Esta es la primera prueba para llegar a acuerdos y donde ya se advierte no solo el talante sino también las inquietudes de cada equipo. Sin duda, es un primer momento de cohesión, vinculación y pertenencia al grupo.

Por otro lado, los espacios utilizados pueden ser tanto exteriores como interiores: el patio, donde se colocan diferentes estaciones; las clases, donde se realizan las pruebas con las herramientas TAC (Quizizz, Kahoot…), los pasillos, la biblioteca…

Los materiales también son variados: los específicos de Educación Física para las pruebas de puntería y relevos, las herramientas TAC, cartulinas, papeles de colores, rotuladores, libros, tarjetas plastificadas, pasaporte-evaluación y sellos para certificar la realización de cada prueba.

Las pruebas

Anuncio

Veamos las diferentes estaciones, pruebas o retos propuestos para la yincana literaria:

  • ¡Mímica y acción! A través de gestos hay que adivinar protagonistas o personajes de cuentos o bien títulos de cuentos o sagas literarias. El docente responsable de esta estación va mostrando las tarjetas que contienen los nombres o títulos que cada grupo debe representar gestualmente y con mímica.
¡Mímica Y Acción!
  • Pasapalabra. Siguiendo la dinámica del juego televisivo, hay que acertar los nombres de los personajes literarios o de los elementos que los caracterizan y definen. Un ejemplo: ‘Con la A: personaje de una historia de ‘Las Mil y una noches’. Siempre va acompañado de 40 ladrones (Alí Babá). O con la B: animal marino que se traga a Pinocho y a su padre Gepetto (Ballena)’. Y así hasta la letra Z.
  • Mensaje encriptado. En esta estación estarán dispuestos sobre la mesa cuatro libros y una tarjeta con las indicaciones para que cada equipo busque en el libro indicado el párrafo, la línea y la palabra situada en determinada posición para completar el enunciado de un acertijo-enigma o una adivinanza. Después, tendrán que resolverlos para superar con éxito la prueba. Por ejemplo: En ‘Charlie y la fábrica de chocolate’ hay que buscar en 8 (página), 5 (línea), 10 (palabra).
  • Quizizz. En el diseño de este juego de gamificación literaria, se pretende indagar mediante cuestionarios personalizados acerca de diferentes tipologías textuales (leyendas, narraciones, cuentos, fábulas, novelas…), la historia de la leyenda de San Jorge y el dragón, las efemérides relacionadas con el Día del Libro (Shakespeare, Cervantes…), la relación entre escritores y libros o cuentos, libros y personajes que han pasado a la gran pantalla, a los cómics o al manga, entre otros.
  • Puntería. ¡Llamada de atención! ¡Se buscan! Se necesitan representantes de la escuela que puedan enfrentarse al feroz y temido dragón (en relación a la leyenda de San Jorge y el dragón). Esta prueba es el momento óptimo para entrenarse y, a la vez, poder seleccionar a los aspirantes que destaquen por su destreza y puntería.
  • Relevos. Se trata de decidir qué alumnos serán entregados al hambriento dragón. Se combinan diferentes tipos de pruebas: correr hacia adelante, de espalda, saltar con los pies juntos, a la pata coja, agachados, en cuclillas, desplazándose lateralmente…
  • Personaje misterioso. A través de una serie de pistas, los estudiantes tendrán que adivinar un personaje literario. En las pistas se gradúa la información de más general a más particular.
Personaje Misterioso
  • Kahoot. Con esta herramienta digital hay que resolver diferentes cuestiones sobre personajes, cuentos e historias clásicas. Para ello, deben escoger la respuesta correcta de las cuatro que se ofrecen, o bien, responder verdadero o falso a la cuestión planteada. Por ejemplo: ‘El Jorobado de Nôtre-Dame vive en el campanario de la catedral acompañado de… a) pájaros, b) gárgolas, c) cigüeñas, d) ratones. O Pippi Langstrump tiene 11 años y vive con sus dos mascotas: el pequeño Tió y el señor Nilsson” (Falso, Pippi tiene 9 años)’.
  • Bookface. Basándonos en este imaginativo arte de fundirse con las portadas de los libros, se propone un ‘challenge’ o reto para crear imágenes ingeniosas y simpáticas encajando el cuerpo con las portadas de libros. ¿El objetivo? Hacer más suyos los libros.
Bookface
  • Historia compartida. Se trata de confeccionar una historia cooperativa siguiendo la técnica del ‘cadáver exquisito’, es decir, seleccionar o elegir diferentes frases al azar y, con ellas, crear un nuevo texto. Para ello, cada equipo tiene que escribir una frase. Comienza uno de los equipos siguiéndole el resto de los grupos con una nueva oración. Hay que intentar que sea coherente, pero sin coartar la imaginación. El resultado puede destacar por las ideas sorprendentes, asombrosas e incluso chocantes.
  • Mis motivos y razones para leer. Cada equipo reflexiona y escribe un verbo que asocie con la lectura. Después se organiza una puesta en común para poner en común todas las ideas. A continuación, se puede elaborar un mural ilustrativo para colocar en la biblioteca escolar. También se puede preparar una nube de palabras para destacar cuáles son los verbos ‘motivos’ más votados mediante la herramienta ‘Mentimeter’, que permite realizar encuestas entre el alumnado. El uso de estos recursos digitales activa la motivación e invita a compartir las ideas surgidas de manera visual.
Motivos Para Leer
  • Mi personaje / libro favorito. Cada equipo tiene que ponerse de acuerdo y llegar a un consenso para dibujar el rasgo definitorio que caracteriza al personaje o libro favorito de cada uno de ellos. Posteriormente se puede acabar y perfeccionar con diferentes dibujos para confeccionar un mural para colocar en la biblioteca escolar.

Objetivos y resultados de la yincana literaria

Los objetivos que nos planteamos cuando hicimos la yincana con los estudiantes fueron los siguientes:

  • Gozar de la lectura y de la literatura en la celebración literaria vivida en comunidad.
  • Fomentar el gusto por la lectura y la literatura (educación literaria).
  • Promover el espíritu y el hábito lector.
  • Alentar el descubrimiento del placer de la lectura.
  • Crear espacios y momentos para hablar de literatura.
  • Diversificar las actividades relacionadas con la lectura: investigación, reflexión, pruebas físicas, movimiento, gestos, mímica, herramientas TAC…
  • Diseñar actividades de dinamización de la lectura.
  • Colaborar en pequeños grupos en una jornada literaria festiva.
  • Saber trabajar de manera colectiva para superar las pruebas y los retos propuestos.
  • Respetar a los integrantes del grupo, sus opiniones, los turnos de palabra o de actuación en cada una de las estaciones.
  • Ser capaces de llegar a consensos para resolver las pruebas de las diferentes estaciones.
  • Fortalecer los vínculos entre el alumnado.
  • Actuar con autonomía en la toma de decisiones y asumir la responsabilidad de los propios actos.
  • Aplicar el diálogo como herramienta de entendimiento y participación en las relaciones entre las personas.
  • Adoptar hábitos de aprendizaje cooperativo que promueva el compromiso personal y las actitudes de convivencia.
  • Superar los retos planteados.
  • Estimular la creatividad y la imaginación.

En cuanto a los resultados, la valoración de la yincana fue muy positiva por parte del alumnado y del profesorado. El alumnado resaltó tanto la combinación de espacios interiores (clases, pasillos, biblioteca…) y al aire libre (patio) como la variedad de actividades (físicas, movimiento, gestos, digitales, investigación, reflexión…). Asimismo, destacaron el fomento de la colaboración y la cooperación. Además, no se produjeron conflictos ya que hubo un clima de tranquilidad, calma y ganas de pasarlo bien.

Cabe remarcar la buena disposición para participar, divertirse y aprender con ilusión. Además hay que destacar, por un lado, el entusiasmo por grabar los momentos vividos y, por otro, la emoción por recopilar las instantáneas más destacadas y relevantes a modo de sesión fotográfica para dejar constancia del trabajo realizado. Toda esta documentación visual y sonora quedó registrada en la web, el blog y las redes sociales de la escuela para compartir con toda la comunidad educativa y hacerla partícipe de esta fiesta de los libros. Quedó bien patente que ‘¡Leer es siempre una fiesta!’.