Cuando los estudiantes aprenden a ordenar los acontecimientos en el tiempo mejoran su comprensión temporal, pero también desarrollan su pensamiento lógico al razonar el orden en el que suceden escenas unidas entre sí. Esta selección de fichas de secuencias temporales ayudan a conseguirlo. Formadas por diferentes imágenes, están indicadas para los estudiantes con necesidades especiales y también resultan de utilidad en Educación Infantil y Primaria.

Colección de secuencias temporales

Anuncio
Fichas Secuencias Temporales

Este documento incluye 28 secuencias (todas ellas divididas en tres escenas) que los estudiantes deben colorear, recortar y ordenar. Entre ellas se encuentran situaciones cotidianas como hacer una fotografía, abrir un paraguas cuando llueve o cortar una pieza de fruta.

Fichas secuencias

Anuncio
Fichas Secuencias Temporales

Además de ordenar la secuencia temporal, el alumnado debe argumentarla. Para ello, cada una de las escenas incluye un cuadrado para indicar el orden que ocupa dentro de la secuencia y un espacio para que escriba la narración de la historia paso a paso.

Ordenamos secuencias

Fichas Secuencias Temporales

Cómo sembrar una planta, cruzar un paso de peatones o lavar la ropa son algunas de las secuencias incluidas en esta colección de fichas en formato PDF. También recoge escenas relacionadas con las emociones como la felicidad al abrir un regalo o la tristeza cuando un estudiante es castigado y no puede jugar con su balón.

Ordenar secuencias temporales

Fichas Secuencias Temporales

De manera interactiva y con diferentes niveles de dificultad, estas fichas son ideales para practicar una gran variedad de secuencias temporales no solo relacionadas con escenas cotidianas, sino también numéricas. En algunas es necesario ordenar la secuencia completa, en otras unir por parejas y también las hay en forma de cuestionarios con preguntas. Incluso es posible encontrar ejercicios de escenas en inglés.

Secuencias temporales

Fichas Secuencias Temporales

Mientras se divierten coloreando a su gusto, enseña al alumnado cómo subirse y deslizarse por un tobogán. Las fichas se pueden recortar (o cortar con un punzón) y usar siempre que se desee o pegarlas en alguna zona del aula como la pared, un mural o detrás de la puerta.