‘Arobic’, una nueva forma de trabajar en Educación Física

¿Qué mejor forma que trabajar el ejercicio físico que con una coreografía de baile? Los estudiantes de sexto de Primaria del CEIP El Téjar, en Majadahonda, se han convertido, además, en coreógrafos. Su profe, David Chena, nos lo cuenta todo.

Educación Física Arobic

Esta experiencia que iniciamos en nuestro centro hace ya cuatro cursos surgió de la necesidad de plantear una nueva manera de trabajar en las clases de Educación Física. Necesitábamos conseguir un método global que integrara todos los contenidos del área en una sola actividad y que además fuera muy motivante e innovador para nuestros alumnos.

La idea de Arobic surgió en los recreos, al observar que los estudiantes montaban bailes y coreografías muy divertidas para distraerse y jugar. Se nos ocurrió entonces trabajar en esa línea y trasladarlo a las clases de Educación Física.

Arobic Educación Física

Para estructurar mejor los movimientos, decidimos usar un aro como elemento de referencia en las estructuras rítmicas y así facilitar el aprendizaje de las mismas. Con ello conseguimos poner en marcha todos los elementos cognitivo-motrices del alumno como la resistencia y la respiración, la coordinación motora y la lateralidad, la orientación espacio-temporal y el ritmo, la expresión corporal y la mejora del proceso de información y la memoria a través del aprendizaje del lenguaje musical entre otros muchos.

Ellos eligen la música

Además el trabajo cardiovascular es muy ameno gracias a la música que ellos han elegido previamente y a las numerosas indicaciones motrices que hay que responder. El aspecto socio-afectivo se ve mejorado al ser una actividad grupal, ayudando al desarrollo de la autoestima y seguridad en sí mismos.

Arobic Educación Física

De esta manera, fuimos implementando este trabajo en el centro desde los más pequeños hasta los más mayores realizando una progresión de dificultad en función de los cursos con los que se trabajara.

Junto con el departamento de música diseñamos coreografías sencillas. La clave es siempre trabajar con estructuras de cuatro tiempos. Se empieza con una estructura para el primer tema musical que solemos repetir en los estribillos. Entre medias, vamos metiendo diferentes trabajos de desplazamientos, giros o saltos. Con el segundo tema, introducimos la segunda estructura y utilizamos el tercer tema para meter la primera y la segunda estructura. Así sucesivamente hasta llegar al último tema en el que se hará la coreografía entera.

El resultado es muy positivo para nuestros alumnos y la experiencia muy gratificante para nosotros.

2 COMENTARIOS

  1. Buenos días! Siguiendo a la compañera, dónde se podría obtener más información para poder implantarlo. Estoy muy interesado. Gracias.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre