Trabajar las matemáticas de forma cooperativa y manipulativa

Hace dos años, el CEIP Lajares (Fuerteventura) cambió la manera de enseñar Matemáticas a sus alumnos. Eligió el modelo de aprendizaje JUMP Math y los resultados están siendo positivos. Así, por ejemplo, han mejorado su capacidad para resolver problemas y explicar los resultados que obtienen. Nos cuenta la experiencia Loida González, directora del centro, docente de matemáticas (3º y 4º de Primaria) y coordinadora de implantación de JUMP Math.

1
programa de enseñanza-aprendizaje JUMP Math

El CEIP Lajares es una escuela rural situada en el norte de Fuerteventura. Cubre las etapas educativas de Infantil a 6º de Primaria y en sus aulas estudian 237 alumnos, de los cuales un 95% son extranjeros. Dado que nuestros referentes son el trabajo por competencias y la atención a la diversidad (porque cada niño es diferente y su forma de aprender también lo es), para nosotros es importante apostar por la innovación y el trabajo en equipo del claustro.

Uno de los retos a los que nos hemos enfrentado al enseñar matemáticas es que, a menudo, estas clases deben ser cubiertas por docentes que no son especialistas en la asignatura. Dentro de este contexto, era primordial contar con un programa que ayudara tanto al profesorado como a los estudiantes para que todos juntos disfrutáramos con la materia. En otro orden de cosas, la dificultad para que comprendiesen determinados conceptos y la falta de hábitos de trabajo de los alumnos en casa se tradujeron en una época de alto fracaso escolar.

Por todo ello, el equipo directivo vio la necesidad de buscar un modelo de enseñanza-aprendizaje enfocado tanto en el alumno con dificultades en matemáticas como el que controla bien la asignatura.

Objetivo: sacar lo mejor del alumnado

Descubrimos JUMP Math gracias a un compañero del Colegio Miramadrid que me habló de este modelo. Tras investigar, decidimos apostar por él viendo sus resultados para sacar lo mejor de nuestros estudiantes.

El proceso de adopción y adaptación fue complicado pero positivo. Es decir, aunque costó adaptar al profesorado a esta nueva manera de dar las clases de matemáticas, los niños lo han agradecido mucho. Al principio, los docentes recibimos una formación online a través de webinars y varias guías. Al año siguiente nos visitó el equipo pedagógico de JUMP Math, que nos aclaró varias dudas y aportó nuevas propuestas.

programa de enseñanza-aprendizaje JUMP Math

A la hora de trasladar el método de trabajo de JUMP Math a las aulas, se aplicó a todo el colegio a la vez, empezando por los estudiantes de 5 años hasta llegar a 6º de Primaria. Al integrarlo en el currículo oficial, hemos partido de los criterios de evaluación establecidos y, a partir de aquí, se han ido enlazando un curso con otro.

Mejora en la resolución y exposición de problemas

Tras dos años de trabajo, las cosas han cambiado mucho. Ahora, las clases son más dinámicas, las representaciones más atractivas y hacemos juegos interactivos que les apasionan. Trabajamos mucho de forma cooperativa y manipulativa. Asimismo, el clima del aula ha mejorado y en cada sesión nos detenemos para analizar los pasos que hay que dar con cada uno de los conceptos que se explican. 

De igual forma, se trabaja mucho más el cálculo mental y son capaces de entender mejor los algoritmos matemáticos. Son mejores en la resolución de problemas y, por otra parte, sorprende la capacidad que han desarrollado para explicar los procesos matemáticos que han utilizado para resolverlos.

Incluso los estudiantes con dificultades vuelven a engancharse a la clase y superan esas lagunas de aprendizaje que tenían. Los aprobados en la asignatura han aumentado en un 70%. 

Los docentes comparten su experiencia con JUMP Math

Como la respuesta de los alumnos es positiva, esto hace que su motivación hacia las matemáticas haya mejorado; de hecho, se sitúa como su asignatura favorita después de Plástica y Educación Física, lo que resulta especialmente significativo. Los niños quieren salir más a la pizarra o decir en voz alta el resultado de los ejercicios. Todo esto nos ayuda a que los pongamos a trabajar en equipo y que su autonomía sea mucho mayor. De la misma forma, el programa de enseñanza-aprendizaje se adapta a los alumnos con necesidades especiales y poco a poco les ayuda a comprender los contenidos.

Otra satisfacción importante es que el alumnado que ya está en el instituto vuelve al centro para decirnos que JUMP Math les ha ayudado a entender mejor las matemáticas en su primer año en el instituto.

En cuanto a nuestros planes de futuro, nos encantaría disponer de aulas más grandes donde trabajar de forma cooperativa y hacer grandes asambleas donde explicar los conceptos matemáticos. Para que los docentes pierdan el miedo a innovar y entre los centros nos ayudemos más, se ha puesto en marcha un grupo de WhatsApp para el profesorado de JUMP Math en las Islas Canarias donde compartir ideas y resolver dudas.

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

1 COMENTARIO

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre