¿Os imagináis que cuando hacemos turismo, tuviésemos una app de la ciudad a la que viajamos, que active la cámara del dispositivo y apuntando a un monumento, a una estatua o a un restaurante desde cualquier perspectiva, automáticamente saliese en nuestra pantalla del móvil su historia, curiosidades, o incluso, el menú del restaurante? Esto es posible gracias a la Inteligencia Artificial, que está cobrando gran protagonismo en la actualidad mientras que los centros educativos empiezan a incorporarla en sus metodologías, cada vez en edades más tempranas, preparando a los estudiantes a ser ciudadanos competentes digitalmente en el futuro.


Ciencias y sociales, unidos gracias a la IA 

Desde el CEIP Príncipe Felipe, llevamos a cabo esta experiencia con Inteligencia Artificial, en la que nos desplazamos al centro de la ciudad de Ceuta, para crear unos algoritmos con ‘Machine Learning’ y Scratch, consiguiendo que la cámara de nuestras tabletas y ordenadores detectasen cualquier monumento o edificio que habíamos programado y que en la pantalla saliese automáticamente su historia.

Machine Learning

Esta actividad multidisciplinar en Primaria, permite trabajar contenidos de diferentes áreas, como ‘Las máquinas, objetos y tecnología’ en Ciencias de la Naturaleza, entendiendo el funcionamiento de la Inteligencia Artificial y sus utilidades. Además, en Ciencias Sociales permite trabajar ‘Las huellas del tiempo’, conociendo la historia de la ciudad de Ceuta, a la vez que desarrollan la competencia digital a través del pensamiento computacional.


Capturando monumentos con ‘Machine Learning’                                                           

El día previo a la actividad trabajamos la historia de la plaza de los Reyes de Ceuta, lugar que íbamos a visitar y programar. Sacamos fotos antiguas e información histórica de Internet y la guardamos en nuestros dispositivos. Dicha información nos sirvió posteriormente para incorporarlas al programa. El día ‘D’ utilizamos ‘Machine Learning’, una aplicación de software libre que ‘entrena’ imágenes y las clasifica. Los alumnos estuvieron tomando unas diez fotos, aproximadamente, desde diferentes perspectivas a cada monumento, estatua, fuente o edificio. A continuación, la app ‘entrenaba’ estas imágenes y probábamos a tomar otra foto para que nos dijera la probabilidad de reconocimiento de imágenes.

Machine Learning 2

Posteriormente, utilizamos una bifurcación que ofrece ‘Machine Learning’, para conectarnos con el programa Scratch, que sería el encargado de permitir a los estudiantes introducir los bloques de programación necesarios para crear esta aplicación. En ella, insertamos los diferentes disfraces, que serían las fotos antiguas y la historia de los monumentos que trabajamos el día anterior. Estas imágenes nos sirvieron, para que cuando la cámara captase un monumento ‘entrenado’, estas salieran en nuestras pantallas. Después, introdujimos el bloque de conectar cámara y clasificar las imágenes del vídeo ‘por siempre’. Ya solo faltaba pulsar la bandera verde y disfrutar viendo cómo la Inteligencia Artificial funcionaba en nuestros dispositivos y cada vez que enfocábamos a un monumento que habíamos programado, saliese su historia en la pantalla.