Un concurso escolar para aprender Educación Financiera

Desde edades tempranas, los alumnos empiezan a manejar dinero. Pero, ¿se les está educando correctamente para ello? Ahora tienen una oportunidad gracias al certamen ‘Programa Escolar Segura-mente’ que organiza ABANCA este año por segunda vez. Aprenderán conocimientos sobre Educación Financiera de manera lúdica a través de algunas metodologías de trabajo como la gamificación, las Inteligencias Múltiples o el Aprendizaje Basado en Problemas.

Programa Segura-mente de ABANCA

A la espera de los resultados del Informe PISA 2018, los datos más recientes (del Informe PISA de 2015) revelan que el nivel de Educación Financiera de los alumnos españoles se encuentra 12 puntos por debajo de la media internacional. En este contexto, son cada vez más las instituciones y expertos que advierten de la importancia de que en el currículo educativo se incluya esta materia, sobre todo en las etapas de educación obligatoria como parte de su preparación para la vida adulta.

Además, y mientras que la pasada crisis y la situación económica actual que atraviesan los países de la UE inciden de forma directa en la realidad que viven los estudiantes, hay quienes solicitan una integración inmediata de conceptos económicos básicos en los currículos educativos vigentes. Es decir, inculcar conocimientos, procedimientos, habilidades y destrezas que permitan a los chavales ser autónomos y estar preparados para una vida en la que sepan realizar por sí mismos sus propios planes de ahorro, estrategias presupuestarias sencillas o planes de ahorros domésticos.

Una aproximación sencilla y divertida que les muestre en qué consiste la Educación Financiera es el Programa Escolar Segura-mente que este año celebra su segunda edición. Está organizado por ABANCA y, al igual que el certamen celebrado el año pasado, se divide en dos categorías. Una es para el alumnado de 3º a 6º de Primaria y en el siguiente vídeo podéis consultar la guía de participación que han elaborado sus creadores.

La otra categoría se dirige a los estudiantes de Secundaria y Formación Profesional Básica. En este otro vídeo se resumen los pasos que el profesorado debe seguir con su aula.

Trabajar con materiales y actividades adaptadas al currículo académico

La idea de esta iniciativa es ofrecer a los docentes los recursos didácticos sobre educación financiera que ayuden al alumnado a comprender el factor de lo imprevisto, así como fomentar una cultura de la prevención que les prepare para afrontar de forma segura decisiones y conflictos. También que adquieran una capacidad crítica y aprendan nociones básicas en materia de seguros y finanzas.

Para ello, tienen a su disposición diversos materiales y actividades basadas en el currículo como, por ejemplo, un cómic descargable para los estudiantes de Primaria y un juego de rol para el alumnado de Secundaria y Formación Profesional Básica. 

Las metodologías que trabajarán incluyen entre otras la gamificación, las Inteligencia Múltiples, el Aprendizaje Basado en Problemas o la creatividad aplicada a la asunción de responsabilidades.  

Los docentes que estén interesados en que sus alumnos participen solo tienen que completar tres pasos. Una vez que este registro esté hecho, accederán a un área privada desde donde descargar los materiales pedagógicos que les permitan llevar a la práctica este programa escolar educativo.

Un jurado valorará el mejor proyecto de cada categoría y habrá unos premios. Cada una de las clases que resulte ganadora recibirá un iPad con Wi-Fi de 9,7 pulgadas de 32 Gbytes y una experiencia para todo el aula valorada en 1.000 euros.

La falta de conocimiento es siempre un riesgo

La propia UNICEF publicó en 2012 el documento ‘Educación social y financiera para la infancia’, complementario a su Manual de Escuelas Amigas de la Infancia. Éste reconoció que “los niños y los jóvenes son actores sociales y económicos en el presente y en el futuro, cuyas decisiones influirán en el desarrollo de sus sociedades”, de tal modo que “…las aptitudes en el manejo de los recursos financieros a una edad temprana pueden disminuir la vulnerabilidad social y económica, lo que reduce el riesgo de la pobreza causada por la deuda”.

Programa Segura-mente de ABANCA

La educación financiera, mediante planteamientos reales y contextualizados, permite por lo tanto que los escolares adquieran capacidades que les ayuden a conocer el significado de conceptos que escuchan y escucharán a menudo (abrir una cuenta bancaria, comprar a plazos, pagar impuestos, calcular y diferenciar tipos de intereses, tipos de seguros y coberturas…), pero de los que desconocen las obligaciones a los que se comprometen con su aceptación.

Inscríbete en el siguiente link.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre