Estilos de aprendizaje para mejorar el proceso de enseñanza

Para mejorar el proceso de enseñanza del alumnado es importante identificar cómo se produce el aprendizaje. Así lo cree Roberto Camana, docente investigador en el Instituto Tecnológico Superior Vicente León (Latacunga, Ecuador).

0
mejorar el proceso de enseñanza

Cada vez que emprendemos una nueva investigación en el campo educativo, primero pensamos en nuestros estudiantes: qué problemas tienen, las razones de su bajo rendimiento, si les gusta o no la carrera o asignaturas que cursan… Si como docentes nos damos cuenta al observarlos de cómo se desenvuelven académicamente (estilos de aprendizaje), de cuáles son sus destrezas, habilidades, actitudes, o su evolución en el aprendizaje, sabremos qué estrategias metodológicas necesitamos crear o podremos modificar si ya estamos acostumbrados a utilizar alguna.

Los estudiantes como objeto de estudio

En el mundo educativo se han llevado a la práctica varias investigaciones y estudios. Hace unos años, participé en uno que contó con la colaboración de 83 estudiantes de las carreras de Análisis de Sistemas y Desarrollo Software (materias de Ofimática y Fundamentos de Programación).

Estilos de aprendizaje: cómo aprenden los alumnos

En las conclusiones, se detectó que la mayoría de los docentes desconocía cómo aprendían los alumnos; asimismo, un importante porcentaje de ellos reconoció que tampoco sabía cómo aprendía. Esta investigación, por otro lado, puso de manifiesto otras cuestiones importantes relacionadas con problemas de aprendizaje, el bajo rendimiento, la deserción académica o la desmotivación.

Si bien en ocasiones el alumnado tiene una actitud receptiva a la hora de hacer sus tareas o de estudiar las asignaturas con interés, factores externos como problemas familiares o sentimentales también pueden afectar a cómo aprenden.

Las herramientas

Tras finalizar la investigación de campo (aulas y laboratorios), lo primero que se hizo fue plantear soluciones a corto plazo. Para ello, se llevó a cabo otra investigación educativa centrada no sólo en cómo aprenden los estudiantes sino también en los estilos de aprendizaje (una vez más se tomó como referencia a los que cursaban las  carreras de Análisis de Sistemas y Desarrollo de Software).

aprendizaje de los alumnos

Luego, se implementó un software capaz de realizar procesos automatizados. Los alumnos completaron un cuestionario de 11 preguntas siguiendo el modelo de Felder y Silverman con un objetivo: descubrir los estilos de aprendizaje utilizados por los estudiantes de las carreras antes mencionadas.

El resultado puso de manifiesto que dominaba el estilo visual, porque recordaban mejor lo que veían a través de diagramas de flujo o símbolos, seguido del intuitivo, en el que aprendían rápidamente y trabajaban bien con abstracciones y fórmulas matemáticas. El tercero fue el activo: los alumnos aprendían mejor a través del ensayo y trabajando con otros compañeros de clase. Finalmente, y en cuarta posición, se situó el estilo secuencial donde se aprende a través de pequeños pasos que van incrementándose. Todo este material sirvió para desarrollar una herramienta  a través de la cual conocer la manera en que aprende el alumnado.

Con independencia de que una asignatura sea teórica o práctica, los docentes requieren de habilidades para conocer y descubrir cómo los alumnos adquieren conocimientos.  Si identifican cómo se produce este aprendizaje, les ayudarán a mejorar su desarrollo.

Roberto Camana Roberto Camana (@robertocamana) es docente investigador en el Instituto Tecnológico Superior Vicente León (Latacunga, Ecuador).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre