Consejos para facilitar la adaptación en la vuelta al cole

La adaptación al cole no siempre es fácil, sobre todo para los estudiantes de Educación Infantil. Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del departamento de orientación de Brains International School, ofrece algunos consejos para que las familias puedan ayudarles en este proceso.


Tanto para los adultos como para los niños, volver al trabajo o al cole después de unas vacaciones donde se relajan los ritmos, exigencias y las rutinas, exige un tiempo de readaptación que se puede llevar mejor o peor. Con estos consejos, será más sencillo facilitar la adaptación en la vuelta al cole.

Muchos estudiantes viven el colegio como una experiencia positiva, se sienten seguros, desean reencontrarse con sus amigos, y pueden sentirse capaces y vivir con ilusión los nuevos retos. En estos casos la vuelta al cole es esperada con muchas ganas y la adaptación a las nuevas rutinas se hará rápidamente.

Vuelta al cole

Pero hay otros casos en los que expresan abiertamente su oposición a volver a las aulas; algo que, sobre todo, ocurre con los alumnos más pequeños. 

Algo normal en Educación Infantil

En estudiantes de Educación Infantil, la ansiedad de separación, los llantos, los miedos, volver a  pedir el chupete, etc, son manifestaciones normales en las primeras semanas del curso. Ocurre hasta que los más pequeños se sienten seguros en el colegio y se vinculan afectivamente con sus profesores.

Para facilitar la adaptación, además, es necesario que los ritmos y los tiempos del cole se adapten a su momento evolutivo y a sus características. Hacerlo de forma gradual, si es posible, también ayudará.

Incluso aunque sean muy pequeños, les tenemos que hablar de lo que van a hacer, de cómo va a ser el día, cuándo les vamos a recoger, sin engañarles nunca. Tenemos que ser comprensivos con sus sentimientos, sin negarlos. 

Por otro lado, las familias facilitarán esta adaptación si dejan a sus hijos mostrando confianza, cariño y firmeza en el momento de la separación. ¡Y que no se nos olvide la paciencia!

Hay que aceptar que es imposible vivir esta separación sin un cierto sufrimiento por parte del niño. Llora porque nos quiere y porque le da miedo separarse de nosotros. Ante ello, solo necesita de nuestro cariño y sobre todo mucha confianza en que es un proceso y que va a poder superarlo, siendo una gran experiencia de aprendizaje para su vida.

El riesgo de sufrir estrés en la vuelta al cole

Sólo si la dificultad de adaptación se alarga en el tiempo, así como el estrés y la ansiedad que provoca, podrá convertirse en un trastorno. En este caso, es muy importante la observación.  

Estrés postvacacional

Pasado ese tiempo inicial, cuando hay síntomas como somatizaciones (dolor de tripa, vómitos, dolor de cabeza), llanto persistente, alteraciones del sueño, alimentación, estado de ánimo, etc, tendremos que explorar si previamente ha tenido dificultades de relación con compañeros, bajo rendimiento acompañado de baja autoestima, inseguridad, sentimiento de incompetencia, etc. Esto requiere la intervención del psicólogo educativo o clínico, para evaluar en profundidad las causas, que van más allá de una dificultad de reajuste a las rutinas escolares tras las vacaciones.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre