Actividades y manualidades para hacer en casa y cuidar el medioambiente

Los niños pueden aprender a respetar el medioambiente realizando manualidades con materiales que tengan en casa y a los que le puedan dar una segunda vida. A continuación proponemos unas sencillas actividades para que los más pequeños tomen conciencia de la importancia de cuidar el planeta y, además, se diviertan.

0
manualidades medioambiente

Una opción para que los más pequeños aprendan a cuidar el planeta desde su propia casa es reciclando papel, fabricando su propio jabón o utilizando prendas viejas para darles un nuevo uso. Las siguientes manualidades y actividades resultan divertidas para hacerlas en familia ya que son fáciles y, además, fomentan el respeto hacia el medioambiente.

Guirnaldas personalizadas con cordones viejos

Guirnaldas personalizadas con cordones viejos
Blog Oxfam Intermon

Una manera de aprovechar los cordones de unas zapatillas o de un pantalón viejo es hacer unas guirnaldas caseras con las que poder adornar cualquier estancia de la casa. Para ello, se necesita un cordón usado, piedras o conchas de distintos tamaños, pintura y pegamento. Con el color elegido, se pintan las conchas o piedras, se pegan al cordón y ya estaría creada la guirnalda personalizada.

Crear un marco de foto con papel de revista o periódico

marco de foto con papel de revista o periódico

Si tienes muchas revistas en casa, y no sabes qué hacer con ellas, no las tires. Con sus hojas (de distintos colores) se pueden fabricar marcos de fotos personalizados. ¿Cómo? Primero, separa las hojas y haz pequeños rollos a lo largo o a lo ancho (dependiendo si quieres un rollo más fino o más grueso). Después, aplica pegamento en la punta de cada uno de ellos para que no se deshagan y pégalos en los bordes de un rectángulo de cartón (también reciclado). En el centro podrás colocar la foto que más te guste. 

Una bolsa de la compra con una botella de plástico

Hay multitud de opciones para no generar más residuos plásticos. Una de ellas es crear una bolsa fuerte y duradera con una botella grande de agua (de cinco litros) con la que ir a la compra. Para hacerla, hay que cortar el cuello de la botella. Después, habría que hacer dos agujeros en la parte superior de lo que queda de la botella para poder añadir dos asas (el asa puede ser un trozo grueso de soga). Una vez hecho, la ‘bolsa’ se puede pintar con acuarelas para que sea más llamativa.

Crear un muñeco con ‘cabeza de césped’

Crear un muñeco con ‘cabeza de césped’

Con esta manualidad, los más pequeños pueden adentrarse en el cuidado de las plantas de una forma divertida. Para fabricarlo se necesita una media de nylon, que hay que cortar al tamaño deseado, ya que esta será la base del muñeco. Luego, se rellena con semillas de césped o alpiste y se hace un nudo para que no se salga nada del interior. Después, toca crear la cara del muñeco: con ojos, nariz y boca. Estos elementos se pueden pintar directamente sobre la media, con un rotulador permanente, por ejemplo. Por último, se pone a remojo durante unos 15 minutos y se coloca sobre un plato o el envase de un yogur. ¡Es fundamental regarlo cada día para que le nazca el pelo de hierba!

Fabricar una maceta con materiales reciclados

Fabricar una maceta con materiales reciclados

Es posible crear una maceta original con muchos de los elementos que tenemos por casa: con unas botas de lluvia viejas, unas zapatillas para hacer senderismo, botes de conserva o incluso con muñecos, como dinosaurios de goma, por ejemplo. Tan solo hay que hacerles un agujero y añadir tierra y semillas para que crezca la planta en cuestión.

Papel reciclado

En casa se suelen almacenar bolsas de papel, folletos publicitarios o periódicos atrasados a los que se les puede dar una segunda vida: convertirlos en papel reciclado. ¿Quieres saber cómo hacerlo de manera fácil? Sigue los siguientes pasos:

Papel reciclado

1. Se corta el papel seleccionado en trozos pequeños con ayuda de unas tijeras y se mete en un cubo con agua caliente (tiene que haber el doble de agua que de papel). 

2.  Se bate el papel y el agua con una batidora hasta convertirlo todo en una pasta, que hay que dejar reposar durante unas horas. 

3. Después, la pasta se cuela con un escurridor (para quitarle el exceso de agua), se pasa por agua fría y se extiende sobre una rejilla o malla con la ayuda de una cuchara decidiendo el grosor de su papel y la extensión del mismo. 

4. Por último, y después de esperar a que se seque durante un tiempo, se le da la vuelta, se retira la malla y se cubre con una tela o paño de cocina que se encargue de absorber el agua. Se deja secar, al menos, durante un día. 

Jabón casero

Jabón casero

Fabricar jabón artesanal en casa resulta muy útil. Entre otros usos, sirve para la colada, para bañarse o hasta como champú para las mascotas. Además, las pastillas de jabón casero suelen durar mucho tiempo, cuentan con menos ingredientes (y más naturales) que los de supermercado y además, con esta receta los niños eligen el color e incluso el aroma de su jabón. 

Para hacerlo de manera sencilla, se puede utilizar jabón base de glicerina cristal, que es transparente, se funde y personaliza de diversas formas. Después, hay que hacer lo siguiente:

Se corta en dados, se mete en un recipiente y se introduce en el microondas durante unos minutos sin que llegue a hervir. Una vez fundido, se echan unas gotas de esencia aromática (como aceites esenciales con aromas como la naranja, el limón…) y si se desea se echa un poco de colorante para darle color. Se remueve hasta que quede bien mezclado. Después, la mezcla se introduce en otro recipiente (como un molde de silicona con pastillas individuales)

Para finalizar, se echa un poco de alcohol encima de los jabones (para que no se formen burbujas) y se deja secar por completo. 

Plantar semillas en un huevo

Plantar semillas en un huevo Manualidades para cuidar el medioambiente

Los más pequeños pueden plantar semillas en casa sin necesidad de maceteros, en la cáscara de un huevo. ¿Cómo? Tan solo hay que poner un poco de algodón en el fondo del huevo (manteniéndolo húmedo hasta que la planta crezca) y colocar encima las semillas. También resulta divertido decorarlo: pintar una cara en la parte exterior de la cáscara o pegando una fotografía de los niños de la casa. 

Reciclar materiales de plástico: tapones o platos de un solo uso

tapones plástico Manualidades para cuidar el medioambiente

Muchos de los productos que se encuentran por casa están hechos con plástico: botellas, bolsas, recipientes… ¿Y si le damos un nuevo uso? Por ejemplo: transformar los tapones de las botellas de plástico en un pollito, una araña o una abeja con la que los menores puedan jugar. 

Tan solo hay que utilizar acuarelas de colores, pintar el tapón del color del animal y con unos trozos de papel o cartón (reciclado si es posible) fabricar las patas o picos correspondientes. 

Calcetines transformados en marionetas

Calcetines transformados en marionetas Manualidades para cuidar el medioambiente

En todas las casas la ropa vieja o usada suele almacenarse en los armarios. O peor aún: se tira a la basura generando, de esta forma, nuevos desechos. Una idea para reutilizar de manera diferente los calcetines usados es convertirlos en marionetas. 

Para ello, los menores pueden creen su propio personaje con ayuda de unos botones (que hagan de ojos) y un poco de lana (para hacerle el pelo de la marioneta). Los niños necesitarán ayuda de un adulto, ya que es necesario coser ambos elementos.

Porta cepillos de dientes

Reciclar los tapones de las botellas de plástico de más de 1,5L ya utilizadas y guardarlas; deben ser muy anchas para que entren los cepillos (aproximadamente de 1 cm). Dibujar en el borde de los tapones un cuadrado de 2 cm y cortarlo con un cúter o cuchillo caliente para facilitar el recorte: recordad que esta acción requiere ayuda especial de los padres o hermanos mayores. Con pinturas, rotuladores o témperas, hay que decorar los tapones (por ejemplo, con emojis, flores, corazones…). Una vez terminado, se pueden colocar en la pared del baño y de esta forma los más pequeños conseguirán sostener sus cepillos de dientes de la manera más original y ecológica posible.

Juguetes ecológicos

Para crearlos se necesitarán varios cartones de los rollos de papel higiénico o de cocina (ya terminados, por supuesto). Aviones, mariposas o muñecos son algunos de los juguetes reciclados que se pueden crear. Solo es imprescindible tener cartulinas, tijeras, pinturas, imaginación y paciencia. 

Estuche con cremallera

Hay que reutilizar botellas de plástico de refrescos o agua, lavarlas y guardarlas para realizar esta manualidad en la que guardar cosas como lápices, gomas o botones. Lo primero es coger dos botellas y cortarlas por la parte de abajo (el pie); el sitio recortado será donde se colocará la cremallera posteriormente. Luego, se puede aprovechar la cremallera de alguna prenda como un pantalón o falda que quede pequeña o ya no se use y con una pistola de silicona pegarla a la botella (debe quedar bien fijada en ambas piezas). Por último, se pinta el estuche y adornar al gusto: se puede utilizar lana, pegatinas, tela…

Hacer una planta con ¡lentejas!

Para llevar a cabo esta actividad es necesario tener varios materiales: algodón, un vaso de cristal, agua y, por supuesto, lentejas. El primer paso es desmigajar el algodón y colocarlo al fondo del vaso; el segundo es echar agua y empaparlo bien; y el último se deben ir introduciendo las lentejas y apretándolas en el algodón. Tras dos o tres días se irá viendo su evolución y se deberá seguir echando un poco de agua para que no se reseque; también es necesario observar la temperatura y la presencia del oxígeno para que puedan germinar correctamente. 

Peces de colores

También es posible reunir algunos de los discos que no se utilicen en casa (ya sea de CD musicales o DVD) y darle vida a una nueva manualidad. Solo es necesario papel de colores, pegamento, rotuladores e imaginación. Con el disco y un rotulador se dibujarán círculos que den vida a las escamas del pez y el papel de colores (a poder ser reciclado) se emplea para recortar las formas del animal: aletas, cola, ojos y boca. Una vez terminado se puede crear un fondo azul con cartulina y agregar plantas, corales…

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre