Un caleidoscopio es un instrumento óptico compuesto por un tubo con tres espejos rectangulares iguales que forman un prisma triangular. Mirando a través de él es posible observar imágenes ilusorias gracias a las reflexiones producidas por los espejos que se encuentran en su interior. Es todo un entretenimiento para mayores y pequeños. ¡Y también se puede crear de forma casera! Los siguientes videotutoriales muestran el paso a paso para hacer un caleidoscopio casero. 

Cómo hacer un caleidoscopio casero

Anuncio

Dando una segunda vida a objetos reciclables como varios rollos de papel higiénico se puede crear este objeto. Junto a los rollos, se necesita papel transparente, papel de plata, pegamento, cristales o cuentas de colores, celo, cartulina blanca y papel de colores. El primer paso es decorar los rollos con papel de colores y después pegar un círculo de papel transparente en el agujero de uno de sus lados. Después, se divide un trozo de cartulina blanca en tres lados iguales para crear un triángulo y sobre ellos se pegan unas tiras de papel de plata. 

Una vez listo, se introduce el triángulo dentro del rollo y también un círculo que debe cortarse de otro rollo de papel higiénico. Con las cuentas de colores pegadas dentro y ambos lados del tubo cerrados con papel transparente, es hora de observar los efectos ópticos. 

Caleidoscopio DIY fácil para niños

Anuncio

Un tubo de papel de cocina, cartulina, papel espejo (un tipo de papel adhesivo que refleja los objetos de la misma forma que un espejo), cartón, papel estampado, una tapa de plástico y cuentas de colores son los objetos utilizados en este tutorial para crear el caleidoscopio. En primer lugar, en la cartulina se trazan las medidas establecidas comentadas en el vídeo. Esto permite formar un triángulo. Después se forra con papel espejo. 

Por otro lado y reutilizando una tapa de plástico, se dibuja en ella unos círculos que servirán para tapar ambos lados de la pequeña circunferencia de cartón en la que se introducen las cuentas brillantes para, después, pegarla en ambos extremos del tubo principal. Como toque final se decora el caleidoscopio con papel estampado. 

Cómo hacer un caleidoscopio 

Para hacer un caleidoscopio con diseños propios, este vídeo utiliza diferentes dibujos para observar a través del objeto. A diferencia de los demás, los efectos ópticos no se producen por la reflexión de las cuentas de colores o cristales sino que utiliza diferentes dibujos geométricos que realiza con rotuladores y pinturas.

Para ello, hay que introducir un prisma triangular dibujado en un trozo de cartón y forrado con papel espejo en el interior de un rollo de papel higiénico y, después, trazar en una cartulina blanca con ayuda de un compás unas circunferencias que sean más anchas que el tubo. También se añade una pajita de plástico en la parte superior de este. En las circunferencias se puede dibujar todo tipo de trazados geométricos y utilizar una gran variedad de colores que darán más personalidad al objeto. Cuando estén terminadas, se colocan en uno de los extremos del caleidoscopio introduciendo la pajita en la parte central del círculo. De este modo, va girando y, desde el otro lado pueden observarse los dibujos creados. 

Caleidoscopio casero con materiales reciclados paso a paso 

Para realizar este juguete utilizan CDs reciclados que servirán como espejos. El primer paso es cortar con unas tijeras tres tiras de los CDs y pegarlas de tal manera que formen un prisma triangular. Se introduce el prisma en el tubo y se recorta la parte sobrante. 

Después, con unas botellas de plástico, se recortan dos círculos del mismo tamaño que la boca del tubo y se pegan en los agujeros de ambos extremos del tubo. Sobre esta tapa se colocan las piedras o cuentas de colores hasta cubrir toda la superficie y posteriormente se coloca y pega el otro círculo para que no se salgan las cuentas del tubo. Se cierra por el otro extremo con el otro círculo. Por último, se decora el exterior del tubo con papeles de colores.