Disciplina ¿cuánto? Por Laura López Viera

0

La RAE define la palabra “disciplina” como: Doctrina, instrucción de una persona especialmente en lo moral. Generalmente la asociamos, como define Río, F. (1996), a un “conjunto de normas que regulan la convivencia en la escuela, referidas tanto al mantenimiento del orden colectivo dentro del recinto escolar como a la creación de hábitos de perfecta organización y de respeto a cada uno de los miembros que constituyen la comunidad educativa”. 

Pero la moral, no está sujeta únicamente a creencias personales o culturales, sino que estamos constantemente confluyendo entre varios escenarios que nos afectan en nuestro modo de actuación.

Si percibimos que una alumna las primeras horas de clase se encuentra desganada podemos evitar tomar la conducta sencilla de emplear la disciplina

Según el modelo social ecológico, como argumentó el autor Urie Bronfenbrenner (1979), las personas estamos influencias por cuatro escenarios: macrosistema (sociedad en general) son aquellas creencias, tradiciones, costumbres y normas arraigadas según la sociedad en la que las personas se encuentren inmersas. Exosistema son las relaciones (no directas) de nuestro entorno como la relación de nuestros hermanos o hermanas con nuestro padre, es decir uniones entre familiares o cercanos que nos afectan indirectamente. Mesosistema son todos aquellas interrelaciones cercanas de las que nos vemos envueltos en la cotidianidad como las amistades por último Microsistema, la propia identidad personal, la forma de ver el mundo, nuestros intereses y particularidades.

El modelo ecológico de Urie Bronfenbrenner nos acerca a evaluar la práctica docente desde una perspectiva global. A modo de ejemplo: Si percibimos que una alumna las primeras horas de clase se encuentra desganada podemos evitar tomar la conducta sencilla de emplear la disciplina para que retome sus obligaciones o analizar desde las cuatro esferas los motivos que causa que nuestra alumna esté cansada en las primeras horas de la escuela.

Quizás podríamos descubrir que en su Microsistema no encuentra la motivación o conexión emocional en las clases de manera que le interese el tema, tal vez en su Mesosistema podemos encontrar que el motivo de su hastío es la falta de un desayuno en casa, puede que en su Exosistema los jefes de sus padres estén propiciando una conducta de tensión en el hogar o en el Macrosistema que en ocasiones se toman medidas educativas sin tener en cuenta la voz del alumnado. Entonces disciplina ¿cuánto?

Bibliografía

Río, F. (1996). La disciplina escolar o el arte de la convivencia. Málaga: Ediciones Aljibe.

Bronfenbrenner, U. (1979). El modelo ecológico de Bronfenbrenner como marco teórico de la Psicooncología. España, Huelva: Anales de Psicología.

Laura López Viera es Diplomada en Educación Social, Licenciada en Psicopedagogía, formada en estudios musicales y especializada en los Másteres de Mediación Familiar y Sociocomunitaria y Formación del Profesorado con la especialidad en Orientación Educativa.

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz