Educación 3.0 | Homepage
Proyecto: Yo, Robot. Alumnos de Infantil dando vida a su creaciones

Proyecto: Yo, Robot. Alumnos de Infantil dando vida a su creaciones

0 Comentarios 🕔10.Abr 2017

Irene González Collado es maestra de Educación Infantil en el CEIP Nuestra Señora de la Paz de Alicante, y además es psicopedagoga y autora del blog El Alma de mi Aula. En este artículo nos habla del Proyecto: Yo, Robot, una experiencia que ha permitido a su alumnado convertirse en diseñadores de robots. ¿Divertido, verdad?

Proyecto: Yo, Robot surgió de la forma más maravillosa que podía parecer, el juego. Mientras los niños jugaban con construcciones, dos de ellos hablaron sobre la posibilidad de construir un robot de verdad y más grande que el que estaban haciendo en su mesa con policubos.

Lo cierto es que la actividad de construir robots con piezas era una diversión que no solo compartían ellos. Más de un compañero asintió también, describiendo los modelos en los que trabajaban. Así, al deseo manifestado por estos dos alumnos se unieron la mayoría de amigos de su clase, hablando de una puesta en común que se convertiría en nuestro siguiente proyecto.

Preparando los materiales

En los días siguientes, comenzamos a reunir información sobre qué sabíamos sobre los robots, cómo podríamos crear uno nosotros mismos y qué material necesitaríamos.

Hicimos ‘desaparecer’ la biblioteca de aula, que hasta el momento se encontraba en una esquina y creamos un taller donde los estudiantes tuviesen a su alcance materiales desechables, pinturas, pegamento, tijeras, material de reciclaje… para emplearlos de forma libre y autónoma con el acompañamiento de un adulto. En este espacio, también teníamos cajas (para depositar botellas de plástico, bricks, tapones, cartulinas, cartón…) y bandejas para pegatinas, ceras blandas, pegamento, tijeras, cola blanca, pinceles…

Mientras, en la pared, pusimos el dibujo del prototipo que cada uno había dibujado con la intención de construirlo él mismo (como cada dibujo no tiene desperdicio y los que conocéis mi interés y disfrute hacia los dibujos infantiles, os adjunto una entrada especial donde encontraréis todos ello, Robotilandia).

¡Manos a la obra!

En primer lugar, dibujaron los prototipos y con la sana intención de recrear lo más exactamente posible lo que habían imaginado, cada uno fue eligiendo el envase más parecido al cuerpo y cabeza de su robot según la forma geométrica. Después, lo forraron con tiras de papel de periódico y cola blanca; de esta forma se le dotaba de solidez al recipiente.

El segundo paso, una vez secos el cuerpo y la cabeza, fue darles color. Fijándose bien en los colores con los cuales pintaron su prototipo, utilizaron los mismos para empezar a darle más vida a su particular creación.

Para finalizar, llegamos a la fase más creativa. Con la ayuda de los profesores, los tapones fueron ojos, los envases de yogur se convirtieron en pies, los limpiapipas en pelo… No os podéis imaginar las caras de todos al ver su robot, aquél que habían imaginado, dibujado y soñado, hecho por fin realidad.

Tal trabajo no podía quedarse en clase en un rincón, original pero pequeño, así que sacamos al hall del colegio todos los robots con sus accesorios y una ficha informativa con el dibujo del prototipo, el nombre inventado/escrito por el alumno y su autor. Creamos una fantástica exposición que visitaron alumnos de otros cursos y también las familias.

También os cuento que durante el desarrollo de este proyecto, hubo un día que recibimos la visita especial de Jorge P., profesor de robótica de la Universidad de Alicante. Muy amablemente, se prestó a visitar nuestra clase con varios de los prototipos que se fabrican en sus talleres. Fue una mañana muy divertida y didáctica. EIBOR, el perrito robot, sin duda fue una de las estrellas de la mañana.

Trabajar con material reciclado, acercarnos a las nuevas tecnologías en robótica, crear un robot único y colaborar en su realización paso por paso, fue una experiencia inolvidable. Seguimos apostando por el Aprendizaje Basado en Proyectos y su puesta en marcha en las aulas de Infantil.

Artículos similares

Gamificación en el aula con la obra ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’

Gamificación en el aula con la obra ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’ 0

La conocida obra de Roald Dahl se convierte en el hilo conductor de esta experiencia

Probando el soporte HUE Flexible Tablet Stand para tabletas, por Rosa Liarte

Probando el soporte HUE Flexible Tablet Stand para tabletas, por Rosa Liarte 0

Coordinadora TIC y profesora de Geografía e Historia en el IES Cartima, en Cártama (Málaga), Rosa

Blogs dedicados a la Literatura Infantil

Blogs dedicados a la Literatura Infantil 52

Es importante que los alumnos desde edades tempranas adquieran el hábito de la lectura. Hemos

‘¿Venimos del mono?’, un proyecto que estudia la evolución humana en Primaria

‘¿Venimos del mono?’, un proyecto que estudia la evolución humana en Primaria 0

En la siguiente experiencia, la docente Clara Navarro, del colegio Santa Ana de Borja (Zaragoza),

Cómo hacer un buen uso educativo de WhatsApp entre familias y profesores

Cómo hacer un buen uso educativo de WhatsApp entre familias y profesores 1

Evitar malentendidos entre los padres y el personal docente como consecuencia del mal uso de

Sin comentarios

Sin comentarios aún!

Nadie ha dejado un comentario aún!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Publicidad

Publicidad

Categorías

Publicidad

Uso de cookies

El sitio web de Educación 3.0 utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies