Francisco Mora: “El cerebro sólo aprende si hay emoción”

15
Francisco Mora

Para Francisco Mora, la clave no está en fomentar las emociones en el aula, sino en enseñar con emoción. Por eso, un “profesor excelente es capaz de convertir cualquier concepto, incluso de apariencia ‘sosa’, en algo siempre interesante”.

Entrevista MoraA lo largo de su trayectoria profesional, Francisco Mora ha alternado su labor como docente —es, además de doctor en Medicina y Neurociencia, catedrático de Fisiología en la Universidad Complutense de Madrid y profesor adscrito de Fisiología Molecular y Biofísica en la Universidad de Iowa, en Estados Unidos— con la de investigador (en España y Estados Unidos) y la de divulgador. Tanto en sus conferencias, como en sus artículos y libros, se centra sobre todo en el funcionamiento del cerebro, en cómo aprendemos y la influencia que tienen las emociones en este proceso. El objetivo: acercar los avances de la neurociencia al público.

¿Cómo aprende el cerebro?

Aprender es un proceso que ya viene programado genética-mente en el cerebro de todos los organismos. Es la base de la supervivencia del individuo y de la especie, como lo puede ser comer, beber o la propia sexualidad. Aprender y memo-rizar en su esencia significa hacer asociaciones de eventos que producen cambios en las neuronas y sus contactos con otras neuronas en redes que se extienden a lo largo de mu-chas áreas del cerebro. Y, en su esencia, todos los cerebros usan los mismos mecanismos neurales de aprendizaje.

Y, en el caso concreto de un niño, ¿cómo aprende?

Un niño comienza a aprender desde el mismo momento del nacimiento, si no antes. Aprende en los primeros años a través de esos mecanismos básicos que son la imitación, la atención compartida y la empatía, como explico y pongo ejemplos en uno de mis últimos libros ‘Neuroeducación: sólo se puede aprender aquello que se ama’.

Entrevista Mora revista

 

¿Qué papel juegan los padres y los docentes en el aprendizaje de un niño?

Un papel trascendente, sobre todo en el aprendizaje de va­lores y normas. Los padres, con su lenguaje, su conducta y, con ella, el respeto a ciertos valores y normas, moldean, cambian la estructura física y química del cerebro del niño de una forma casi definitiva y, por tanto, su futura conduc­ta. El maestro, definitivamente, colabora en ese proceso de manera esencial.

Este texto, y el reportaje de las Comunidades de Aprendizaje, entre otros, son resúmenes de los contenidos que publicamos en el Número 21 de la Revista Educación 3.0 impresa, correspondiente a invierno 2016. Para poder leerla completa es preciso suscribirse: podéis hacerlo como centro o como particular llamando por teléfono (91 547 00 95) o a través de la página web. 

Francisco Mora ofreció una conferencia en SIMO EDUCACIÓN 2017. ¡Te invitamos a escuchar sus reflexiones!

Comentarios:

15 Comentarios En "Francisco Mora: “El cerebro sólo aprende si hay emoción”"

avatar
Ordenar por::   Más nuevo | Más antiguo
El turko
El turko

Es indispensable que los profesores podamos comprender como aprende el cerebro. Para hacer del aula de clases un sitio agradable para aprender.

Ramón
Ramón

Mejor empezar a hacer del aula de clases un sitio agradable para aprender para que podamos comprender como aprende el cerebro, porque nosotros, como adultos fuimos forjados al aprendizaje incómodo, de tal manera que para poder comprender como aprende el cerebro tendríamos que desaprender lo aprendido.

Elena
Elena

Excelente artículo. del Dr. Mora.

Mariposa
Mariposa

Ahora comprendo porque los aprendizajes significativos tienen tanto peso en la historia de vida. Estos siempre van acompaniados de emosion.

Colibri
Colibri

Soy profesora jubilada pero con nietos y sobre todo uno q vive en casa.Un adolescente de 13 años,y leer esto me interesa pues es volver a criar y educar pero en el S.21.La dosencia es apasionante

Colibri
Colibri

Por ahi se me fue algo raro en una palabra.De repente la tecnologia no es acorde con mi rapidez digital?

Maurodevera
Maurodevera

Si no se domina y no se siente lo que enseñamos, si la pasion no mueve la alegría de enseñar, estamos muertos y estamos condenando a los estudiantes a ser un ataúd de conceptos vacíos

bady
bady

muy interesante este articulo me gustaría seguir leyendo

Valentina
Valentina

Creo que el niño y el ser humano aprende sobre aquello que cautiva su emociòn y su atenciòn, aquello que parece atractivo y ademàs divertido

Juanibet
Juanibet

Hay q hacer la educación divertida.

gache
gache

Por eso es tan importante que quien decida ser maestro lo haga por vocación y con verdadera pasión,no ser porque por circunstancias de la vida le tocó,es muy delicada situacioon ya que muchos estudiantes pierden interes por el estudio y posteriorm4ente no tienen metas claras en su vida y yo si creo que un docente que desconoce como funciona el cerebro,los procesos cognitivos de los estudiantes puede pued3 frustrar su futuro profesional asi como una falta de comunicacion y comprension de los padres que desconocen lo que realmente interesa a sus hijos.

informal
informal

muchas gracias.

Neuromath
Neuromath

Lo que buscaba. Espero beneficiarme para la formación matemática de la juventud con la que interactuo.

clau
clau

Excelente, Articulo, por primera vez que lo escuche y observe en la televisión me di a la tarea de buscar mas sobre sus investigaciones y caray que verdad¡ esto hay que trascenderlo hacia el mundo , yo aquí en Mexico, zacatecas, soy docente y de esto sera mi bandera para mi trabajo docente, y realmente lo he sentido en carne propia, en mi mente esta todo lo que con emoción lo aprendí desde pequeña esta la clave sin emoción del cerebro no hay conocimiento, felicidades Dr. Mora ¡

Isasolis
Isasolis

Él es un profesor excelente. 😉

wpDiscuz