La innovación es constante en el universo de la telefonía móvil, que asiste imparable a la llegada de nuevas propuestas como el protagonista de este análisis: se trata del terminal Samsung Galaxy A52 que busca hacerse un hueco en un nicho tan competitivo como la gama media. Nosotros hemos probado la versión ‘normal’, pero existe también una 5G. 

Aunque su diseño es idóneo para el público juvenil, sus características le hacen atractivo de igual forma para el consumidor adulto que no puede (o quiere) afrontar el desembolso de un tope de gama. Para tranquilidad de las familias, incorpora opciones de control parental. 


En blanco, negro, azul y morado

Estos son los colores en los que está disponible. Con unas dimensiones de 159,9 x 75,1 x 8,4 mm y un peso de 189 gr, no es muy grande, se siente comodísimo y ofrece un magnífico agarre. Hay que hacer, asimismo, una mención especial al plástico acabado en mate que envuelve la carcasa de la zona trasera porque al tacto la sensación es agradable y diferente a lo que estamos habituados. 

También llama la atención que el módulo de las cámaras traseras casi no sobresale y que el diseño del teléfono posee certificación IP67, lo que garantiza su protección contra el polvo y el agua (inmersiones no superiores a 30 minutos y a un metro de profundidad); el fabricante aclara, eso sí, en su página web que para garantizar esta protección hay que sellar correctamente tanto la tapa de entrada del puerto USB como la cubierta trasera. 

Samsung Galaxy A52

Imagen y sonido

Continuando con la tendencia de estos últimos años, aprovecha bien los márgenes que rodean la pantalla, tanto los situados en los laterales como en la parte superior e inferior. Se trata de un panel Infinity-O de 6,5 pulgadas con tecnología Super AMOLED y 2.400 x 1.080 píxeles que para consumir contenidos multimedia, navegar por Internet, conectarse a las redes sociales… proporciona una estupenda experiencia de uso: el nivel de detalle resulta correcto, la representación de los colores es adecuada y sus 800 nits de brillo hacen un buen trabajo.

Mientras, su frecuencia de 90 Hz promete una buena fluidez al desplazarnos a través del display y ‘movernos’ entre aplicaciones. ¡Un último detalle! El sensor de huellas se ubica debajo de la propia pantalla. En cuanto al apartado del audio, comentar que suena bien, arroja bastante potencia (no es necesario subir mucho el volumen) y que desde la zona de los ajustes podemos activar las opción Dolby Atmos para una experiencia más envolvente.


En el día a día

Su configuración le permite desenvolverse sin problemas en las tareas habituales, incluso con juegos gracias al procesador Snapdragon 720G. La memoria RAM está disponible en dos tamaños y, en función de nuestra elección, tenemos acceso a dos capacidades de almacenamiento ampliables a 1 Terabyte con una microSD, por lo que no tendremos problemas de espacio. Si la versión de 6 Gb se comercializa con 128 Gb de capacidad, la de 8 Gb lo hace con 256 Gb.  El sistema operativo que emplea es Android 11.

Samsung Galaxy A52

¿Qué tal la batería? Sus 4.500 mAh de capacidad permiten completar los dos días de uso perfectamente. Viene con un cargador de 15 vatios, pero admite también el uso de cargadores de 25 vatios para una carga más rápida. Otras características de interés son: interfaz USB de tipo C, entrada para unos auriculares de 3,5 mm, Bluetooth 5.0, NFC para pagos móviles, dual SIM, reconocimiento facial y opciones de control parental para establecer límites y control de acceso a ciertas aplicaciones si decidimos dejar el teléfono a nuestros hijos pequeños.


Las cámaras

El apartado fotográfico nos ha gustado sobre todo porque equilibra bien sus características, es solvente y se desenvuelve bastante bien en las distintas escenas; incluso si las condiciones lumínicas no son las más adecuadas gracias a un acertado Modo Noche. Con estabilización óptica de imagen, el módulo trasero combina un sensor principal de 64 megapíxeles, una lente súper angular de 12 megapíxeles y 123º, una macro de 5 megapíxeles y una lente de profundidad de cinco megapíxeles.  Por su parte, la cámara para selfies (perforada en la parte superior de la pantalla) es de 32 megapíxeles. 

Ver en Amazon


Las alternativas

OnePlus Nord: tuvimos ocasión de analizarlo. Incorpora una pantalla de 6,44 pulgadas protegida con Gorilla Glass 5, tiene resolución Full HD+ y una frecuencia de 90 Hz.

Ver en Amazon

Xiaomi POCO F3 5G: está provisto de una pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas y 120 Hz, certificación Dolby Atmos, procesador Snapdragon 870, batería de 4.520 mAh…

Ver en Amazon