En sus comienzos, los móviles de OnePlus eran considerados un objeto de deseo entre los amantes de la tecnología por su capacidad para ofrecer dispositivos con características de los ‘gama alta’ más populares del momento, pero a un precio sustancialmente inferior. El hecho de poder comprarlos solo por invitación también ayudó a crear esa aura de exclusividad.

Pero las cosas han cambiado, no solo por el hecho de que desde hace tiempo se vendan en los mismos puntos de venta que cualquier otra marca. También ha variado su filosofía, y desde hace un par de años sus mejores teléfonos ya rondan los 1.000 euros, entrando en lucha directa con el resto de smartphones ‘top’ del mercado.

Se trata de modelos ‘Pro’ como este OnePlus 10 Pro; su última novedad en este segmento. Un smartphone muy atractivo estéticamente que ha sido fabricado en cristal y aluminio (ojo, que eso hace que se resbale mucho de la mano y de superficies poco niveladas) y cuenta con una magnífica pantalla y una carga rapidísima.

Máxima velocidad

Anuncio

De hecho, la descripción que viene a la mente al pensar en este smartphone es precisamente su máxima velocidad. En primer lugar, por su carga rápida, que consigue rellenar su batería de 5.000 mAh completamente en media hora si empleamos el cargador incluido en la caja, de 80W. Si usamos uno inalámbrico tarda algo más, pero es compatible con los de 50W. 

Oneplus 10 Pro

También es veloz en su funcionamiento: es uno de los Android más rápidos del mercado. Para ello, cuenta con una configuración encabezada por un procesador Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1, 12 GB de memoria RAM y 256 GB de capacidad interna (también está disponible con 8 GB y 128 GB, respectivamente). Podemos navegar, ejecutar aplicaciones, jugar… y todo siempre con la máxima fluidez. Además, no se calienta, gracias a un sistema que denominan “sistema de refrigeración pasiva 3D” que lo refrigera muy bien.

Del mismo modo, su lector de huellas, integrado en la pantalla, desbloquea el terminal de manera inmediata y sin errores. No podemos decir lo mismo del sistema de reconocimiento facial que es, además, menos seguro.

Multimedia

Anuncio

Otra de sus características destacadas es su buen rendimiento multimedia, provocado sobre todo por la presencia de una pantalla de gran calidad. Se trata de un panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Quad HD+, una profundidad del color de 10 bits y tecnología LTPO de 2ª generación, así como distintas opciones de personalización y una tasa de refresco que oscila entre 1 y 120 Hz en función del contenido.

Le acompañan unos altavoces estéreo con un sonido bien ecualizado y un volumen fuerte. Eso sí, hay que controlarlo, ya que si se sube mucho tienden a distorsionar.

¿Y las cámaras?

Por último, hablemos de las cámaras del OnePlus 10 Pro: son quizá su elemento más mejorable. Cuenta con tres sensores: uno principal con 48 megapíxeles de resolución, apertura f1.8, enfoque por detección de fase multidireccional (PDAF), autoenfoque láser y OIS; un ultra gran angular de 50 megapíxeles, apertura f2.2 y autoenfoque; y un teleobjetivo de 8 megapíxeles, apertura f2.4, 77mm y tres aumentos ópticos. Tanto el sensor principal como el ultra gran angular disparan por defecto a 12 megapíxeles empleando la tecnología Pixel Binning.

La cuestión es que, en general, falla el procesado y el intento de reducir ruido hace que se pierda detalle y los bordes de los objetos queden poco definidos teniendo en cuenta lo que se espera de un smartphone de gama alta como este.

En lo que sí nos ha sorprendido positivamente es en la grabación de vídeo 4K, que realiza a 120 fps (lo habitual es que se quede en 60 fps), consiguiendo gran detalle y fluidez y, además, con una estupenda estabilización.

Ver en Amazon
Sobre el autor
Foto Del Avatar

Laura Pajuelo

Periodista amante de las nuevas tecnologías. Me encanta explorar cómo las TIC pueden convertirse en la mejor herramienta para lograr el (necesario) cambio educativo.