El último smartphone presentado por la china Oppo, el Oppo Find X3 Pro, es un modelo de gama alta que, como tal, tiene una configuración y rendimiento a la altura de los mejores del mercado. Por eso, nos ha llamado la atención una característica durante las pruebas: la posibilidad de utilizar su cámara como un microscopio.

Ver en Amazon

Aumentado 60 veces

En concreto, el teléfono incorpora cuatro cámaras en su parte trasera: la principal de 50 megapíxeles con estabilizador óptico de imagen y apertura f1.8, un gran angular con la misma resolución y f2.2, un teleobjetivo de 12 megapíxeles, f2.4 y zoom híbrido de 5x (20x digital) y el sensor microscópico del que hablamos, con 3 megapíxeles de resolución, f3.0 y 60 aumentos.

Cortina

Para acceder este modo únicamente hay que abrir la aplicación de la cámara y seleccionar la opción ‘más’ en el menú. Ahí, junto con la opción de crear vídeos en cámara lenta o escanear textos, está el ‘microscopio’. No es fácil conseguir buenos resultados a la primera, porque como todo, tiene su truco. Hay que colocar la cámara muy cerca del objeto (Oppo dice que sea un objeto plano), pero sin pegarlo a su superficie, además de inclinar un poquito el terminal. Además, ofrece la posibilidad de aumentarlo en dos niveles diferentes, el “normal” y uno todavía más acusado. Tras probarlo sobre piel o tela, tenemos que decir que funciona. Es muy curioso.

Cortina aumentada Oppo Find X3 Pro

Por lo demás, en conjunto las cámaras están a la altura de lo esperado en cuanto a resultados, con muchos detalles, colores intensos y naturales y un rango dinámico adecuado a su gama.

Un último detalle al respecto. Llama mucho la atención el módulo de las cámaras en la parte trasera, porque está totalmente integrado en el diseño que hace que sea realmente bonito.

La pantalla

Pantalla Oppo Find X3 Pro

El otro elemento destacable del Oppo Find X3 Pro es la pantalla, con 6,7 pulgadas, un formato muy alargado y un panel AMOLED LTPO curvado en los bordes. Los marcos son mínimos y su resolución de 3.216 x 1.440 píxeles consigue una definición de 520 ppp. Todas estas características, junto con buenos niveles de contraste y una alta luminosidad, hacen que sea una de las mejores pantallas que hemos visto.

Además, todo es personalizable. Desde la tasa de refresco (ofrece dos nativas, de 120 y 60 Hz según el contenido que se vaya a ver), hasta la resolución o los modos de color.

Se complementa con dos altavoces con los que se crea sonido estéreo, aunque en este caso es muy ajustado en cuanto a calidad o balance. Es mejor utilizar unos auriculares, que deben ser inalámbricos o conectarse a través de un adaptador, ya que no cuenta con conector de 3,5 mm.  

¿Y la autonomía?

La autonomía del Oppo Find X3 Pro está bastante en la línea de los terminales de gama alta de la competencia, alcanzando el día de uso intensivo y obligando a cargarlo durante la noche. Con este terminal, eso sí, tenemos otra alternativa: conectarlo durante 7 minutos a la corriente para obtener de nuevo la mitad de su carga. Es una velocidad rapidísima, y se debe a la compatibilidad con la carga de 65W (y a que incorpore un cargador de este tipo en la caja). Para cargarlo entero, solo son necesarios 26 minutos.