Nebula Astro es un picoproyector del tamaño de una manzana (grande) capaz de proyectar imágenes de hasta 100 pulgadas sobre cualquier superficie. Y, lo más interesante, es ideal para que lo usen los más pequeños porque, entre otros, cuenta con un sistema que protege su vista si se colocan delante, además de control parental.

Portátil

Anuncio

Estéticamente nos encontramos ante un dispositivo redondo, muy compacto y algo pesado. Está muy bien acabado y sus botones planos y engomados, entre otros, nos hacen pensar que va a resistir muy bien el uso en el día a día.

Colocado sobre cualquier superficie plana o un trípode (no incluido, aunque en la parte inferior vemos el tornillo para colocarlo), proyecta desde múltiples fuentes. Y es que funciona con sistema operativo Android, lo que supone que su uso es muy similar al de un teléfono móvil: permite acceder a una tienda de aplicaciones en la que descargar todo tipo de apps: desde Netflix, HBO o Amazon Prime Vídeo, hasta juegos, servicios de noticias…

Nebula Astro

Su configuración es muy sencilla. Al encenderlo se eligen el idioma y la hora y se conecta a la red Wi-Fi. Lo siguiente es configurar la tecnología Eye Guard Tech, destinada a proteger la vista de los más pequeños si sienten curiosidad por la fuente de luz y se acercan demasiado. Así, el proyector se apaga cuando detecta cualquier objeto dentro de una distancia que puede establecerse en 20, 40 o 60 centímetros (también es posible desactivar esta función).

Para niños

Anuncio

A continuación, anima a elegir entre dos modos de uso: uno para niños y otro normal, aunque se puede cambiar siempre que se desee.

En el modo niños, aparece por defecto la app Netflix y una carpeta local, para reproducir música, imágenes o vídeos desde USB tipo C o microHDMI. Introduciendo una contraseña previamente seleccionada se accede a la configuración: Nebula Store para descargar otras apps (hay una selección infantil, como YouTube Kids, Nickelodeon, Pokemon TV…) y también a las opciones de control parental que, eso sí, son bastante básicas, y se limitan a seleccionar un tiempo máximo de uso.

En un momento dado de la configuración, además, se anima a descargar una app (Nebula Connect) en el móvil. Vinculando ambos dispositivos por Bluetooth, se puede utilizar el smartphone como mando a distancia o ratón, así como abrir un teclado que ayude con la introducción de texto en las búsquedas de apps, por ejemplo. Además, permite reproducir contenido directamente desde este dispositivo sin cables.

¿Y la imagen?

En cuanto a sus especificaciones técnicas, Nebula Astro cuenta con tecnología DLP, ofrece una vida útil de la lámpara de unas 30.000 horas, y tiene un brillo no regulable de 100 ANSI lúmenes, una resolución de 854 x 480 píxeles y formato panorámico.

Nebula Astro

Para conseguir una proyección de 100 pulgadas hay que colocarlo a unos 3 metros de distancia; a 1,73 metros se consigue una de 60 pulgadas, mientras a 87 cm una de 30.

La calidad de la imagen es positiva en entornos con poca luz; en caso contrario, hay que acercar bastante el proyector a la pared para obtener una imagen clara y, por lo tanto, más pequeña. Muy interesante es que se pueden hacer ajustes en la pantalla muy similares a los que tienen los proyectores ‘grandes’: enfoque (para esto tiene una rueda en el frontal), corrección Keystone (para que se vea rectangular), la temperatura del color…

También trae altavoces incorporados, de 3W, que ofrecen calidad suficiente para ver contenidos multimedia o jugar sin muchas pretensiones. De hecho, pulsando un botón del equipo se desconecta la lámpara para que pueda utilizarse como altavoz portátil. Para ello resulta de gran utilidad que funcione tanto enchufado a la corriente (por USB, trae el cargador, aunque el cable es bastante corto) como con su batería interna, que brinda una autonomía aproximada de 2 horas de reproducción de vídeo; 14 horas solo de audio.

Ver en Amazon