¿Afecta realmente el número de alumnos por clase al rendimiento escolar?

Un informe elaborado por la red de investigación Campbell Collaboration concluye que el número de estudiantes por clase no es tan determinante para el éxito educativo. En cambio, sí lo es la calidad del docente o las condiciones económicas y sociales del centro en el que se cursan los estudios.

0
rendimiento escolar

¿Cómo afecta el número de estudiantes por aula al rendimiento escolar? El tamaño de la clase es, quizás, uno de los temas más debatidos a la hora de abordar la eficacia de la educación. Con el objetivo de averiguarlo, Campbell Collaboration, una red de investigación internacional, voluntaria y sin ánimo de lucro, se ha propuesto una tarea: analizar de forma sistemática 148 estudios procedentes de 41 países que se hicieron la misma pregunta. El resultado es el informe titulado ‘Small class sizes for improving student achievement in primary and secondary schools: a systematic review’, cuyas conclusiones no coinciden con la creencia general de que cuantos menos alumnos haya en una clase, mejor serán sus resultados.  

Matemáticas y comprensión lectora

De entre toda la información disponible, sus autores (Trine Filges, Christoffer Scavenius Sonne-Schmidt y Bjørn Christian Viinholt Nielsen) han prestado especial atención a los resultados en las competencias matemáticas y de comprensión lectora. “Existe cierta evidencia que sugiere que una reducción del tamaño de la clase afecta a la comprensión lectora de manera positiva, aunque de forma leve. Sin embargo, los resultados respecto a los cambios en las competencias matemáticas no ha sido estadísticamente significativa, por lo que no podemos descartar que pueda tener efectos negativos en algunos estudiantes”, afirman.

En esta revisión de los datos, los expertos han observado que un menor número de estudiantes en el aula puede aumentar la probabilidad de mejora de un alumno en un 53%. Esta cifra, como indican en el informe, supone una ventaja mínima y apenas significativa a nivel estadístico. Por esta razón, animan a estudiar más de cerca la relación entre el tamaño de la clase y el rendimiento escolar para determinar cómo deben ser repartidos los recursos financieros en educación.

El profesor es más determinante en el rendimiento escolar que el tamaño de la clase

Mejor docente, mejores resultados

Este estudio viene a confirmar una afirmación que ya realizaba la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en su informe del año 2016 titulado “What influences spending on education?”. En él, tras comprobar los datos vertidos por PISA, afirmaban que el éxito en la enseñanza del alumnado no está tan relacionado con el tamaño de la clase, sino con la calidad del docente.

Así, en años anteriores a la publicación del mencionado informe, los datos muestran que los mejores resultados en educación se localizan en los países en los que se da prioridad a la calidad del profesorado frente a otros factores. Una de las maneras de atraer y retener a los mejores docentes en estos países, entre los que figuran Japón o Corea del Sur, es a través de un buen salario, incluso cuando esto conlleva tener más alumnos por clase. “Se les paga relativamente bien y se les exige menos horas de docencia, de modo que tienen más tiempo para actividades tales como preparar clases, reunirse con otros profesores y tutorizar alumnos rezagados”, concluían desde la OCDE.

Sin embargo, desde esta institución afirman que hay más factores que afectan al éxito educativo. Y es que cada país y cada centro son un mundo. De hecho, las condiciones económicas y sociales afectan de manera directa a la estructura y al gasto en las aulas. Por esta razón, mantienen que hay casos en los que el aumento de estudiantes en el aula puede tener un impacto negativo: cuando existe un alto porcentaje de jóvenes con problemas conductuales, el profesor tiene que invertir más tiempo en mantener el orden, sacrificando así las actividades de enseñanza-aprendizaje. “Aunque todos estos factores han de ser tenidos en cuenta, no hay evidencia de que reducir el número de alumnos por clase sea la mejor solución”, afirman. En la OCDE llegan a esta conclusión: “si tener más alumnos por clase libera recursos para invertir en la formación de los profesores y prepararles para afrontar mejor su labor, el balance puede ser favorable”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre