Si nos paramos a analizar nuestro día a día, nos pasamos horas y horas ante los dispositivos electrónicos. Si bien es cierto que las tecnologías nos ayudan en nuestra vida cotidiana, también pueden entrañar riesgos, como la adicción a las pantallas. Y es que permanecemos conectados al móvil cada vez durante más tiempo y nos alejamos de la realidad por estar pegados a la pantalla… Atendemos más a los ‘amigos virtuales’ y descuidamos a los que tenemos a nuestro lado.


Conseguir un uso responsable y consciente de los dispositivos electrónicos

Para reflexionar sobre todo ello he seleccionado seis álbumes ilustrados para leer en familia, que no sólo alertan sobre la necesidad del uso responsable y consciente de los dispositivos electrónicos, sino que invitan a seguir conectados con nosotros mismos, con la naturaleza y con las personas que nos rodean y queremos, como la familia y los amigos. Además, animan a retomar actividades y aficiones que hemos descartado por la hiperconexión. Sin duda, ¡tenemos que salir de la red y vivir una vida real!

También, estas lecturas nos hacen reconsiderar el papel de las tecnologías en la vida familiar y a poner límites al uso de las pantallas para que no sean motivo de conflicto entre los miembros de la familia.

Cuando la tecnología secuestró a mi familia

Cuando la tecnología secuestró a mi familia Álbumes ilustrados pantallas

La niña, protagonista de este álbum, afirma rotundamente: “Antes éramos 5”. Ahora su familia está demasiado ocupada con móviles, tablets, portátiles, teléfonos, relojes, consolas, ordenadores y televisores y no le hacen caso. No le apasiona la tecnología, aunque es cierto que permite estar más cerca de los que están lejos, pero, a la vez, más lejos de los que están más cerca. Así sucede en su entorno ya que los miembros de su familia parecen estar ausentes, e incluso las reuniones familiares han cambiado. Como consecuencia de toda esta situación, se siente completamente invisible al mundo. ¿Qué pasará cuando le comenten que pronto le comprarán un móvil?

  • Autora: Pilar Serrano Burgos
  • Editorial: UDL

Ver en Amazon

¿Jugamos?

¿Jugamos? Álbumes ilustrados pantallas

Pedro pasa horas y horas conectado al móvil y a la consola. Su hermana le invita a jugar, pero él siempre le dice que ya está jugando. Su amigo Marco también le invita a ‘vivir’ una aventura espacial como los astronautas y los alienígenas, pero él vuelve a contestar una y otra vez que no, que ya está jugando. Tampoco acepta la propuesta de sus abuelos que quieren compartir con él diversión y cariño. Cuando, por fin, levanta los ojos de la pantalla comprueba que se está perdiendo horas de juego libre y creativo, de interacción con sus amigos y familia. Es en ese momento cuando deja de estar absorbido por los videojuegos y viaja al mundo mágico del circo. ¿Cómo? Con un disfraz, de la mano de sus abuelos y pasando a la acción.

  • Autor: Ilan Brenman
  • Editorial: Algar

Ver en Amazon

Desconectados

Desconectados Álbumes ilustrados pantallas

Esta familia está conectadísima y enganchadísima a las pantallas, pero desconectada entre ellos. El padre pasa horas y horas con la tablet, informándose sobre la actualidad. La madre está atrapada por las videoconferencias del trabajo. El hermano mayor habla constantemente con sus amigos por el móvil. La hermana juega continuamente con la videoconsola y el hermano pequeño está hipnotizado por los dibujos de la tele. ¡Así no pueden continuar! ¿Cómo superarán la adicción a las pantallas? Tras una reflexión consciente, acuerdan fijar límites y así gestionar el uso responsable de las pantallas: jugando, dibujando, pintando, leyendo cuentos, construyendo cabañas… siempre con imaginación. Poco a poco van recuperando esos deliciosos momentos compartidos en familia y escuchándose los unos a los otros.

  • Autora: Miriam Tirado Torras 
  • Editorial: Carambuco Ediciones

Ver en Amazon

Tek. El niño moderno de las cavernas

Tek. El niño moderno de las cavernas

El diseño de este álbum imita un iPad y muestra con sentido del humor y con tono desenfadado la dependencia y el consumo poco responsable de la tecnología. Tek es un pequeño cavernícola que vive aislado del exterior, de su familia y amigos porque sus dedos y sus ojos no se despegan de los dispositivos electrónicos. ¡No está interesado por lo que ocurre a su alrededor! Está tan ensimismado que su capacidad comunicativa se limita a una sola palabra: ‘Ash’. Sus padres están muy preocupados y han intentado sin éxito apartarlo de tanta tecnología. Sin embargo, la explosión de un volcán hará que Tek salga volando y se desconecte de los aparatos electrónicos que lo tenían atrapado. Será entonces cuando descubra un mundo grande y hermoso, repleto de plantas, animales y lugares preciosos por descubrir. Disfrutará del aire libre, de la naturaleza que le rodea y de sus amigos contemplando el extraordinario cielo estrellado. ¡Al fin, conectará con el mundo real!

  • Autor: Patrick McDonnell 
  • Editorial: Océano Travesía

Ver en Amazon

Papá está conectado

Papá está conectado

El pequeño pingüino observa cómo su padre está pegado al ordenador desde que se levanta hasta que se acuesta. Así que dice que tiene un papá virtual. No presta atención a su familia, pero tiene gran cantidad de amigos en las redes sociales. Un día, su portátil pierde la señal y se aventura por el polo norte tratando de encontrar conexión a Internet. Está tan absorto que llega a la zona de hielo fino, se hunde y va a la deriva, pero no abandona en ningún momento su ordenador. Será un oso polar quien le salve y así consigue su primer amigo real… y no virtual. Como su ordenador ya no funciona, lo utiliza como tabla de snow y pasa tiempo libre jugando con su hijo. Este álbum invita a reflexionar sobre el valor de la comunicación y la atención entre los miembros de la familia.

  • Autor: Philippe De Kemmeter 
  • Editorial: SM

Ver en Amazon

Un gran día de nada

Un gran día de nada

Un niño y su madre llegan a una casa en el bosque para pasar las vacaciones. Aparentemente es un lugar solitario y sin atractivo alguno. Mientras su madre tiene que trabajar y escribir en silencio, él se entretiene con su videojuego. De pronto, su mamá le confisca la consola… ¿qué hará sin su videojuego? El niño decide adentrarse en el bosque. Poco a poco va redescubriendo sensaciones que tenía olvidadas, como el olor a tierra mojada, el efecto óptico de los rayos del sol, trepar a los árboles, respirar aire fresco, saltar en los charcos, observar el vuelo de las aves y los insectos… Y a la vez, va explorando los maravillosos tesoros que esconde el bosque y viviendo nuevas y enriquecedoras experiencias. Afortunadamente, se olvida del videojuego que lo mantenía encerrado en casa y vuelve a conectar con la naturaleza, con su madre y con él mismo.

  • Autora: Beatrice Alemagna
  • Editorial: Combel

Ver en Amazon