Cómo evitar el exceso de consumo de pantallas durante la cuarentena

En la situación de confinamiento que estamos viviendo, es muy probable que tanto adultos como niños y adolescentes caigamos en un consumo excesivo de los dispositivos digitales. Gabriela Paoli, psicóloga y experta en adicciones tecnológicas, nos ofrece diversas pautas, ideas y consejos para evitarlo en los más jóvenes.

0
Exceso tencología

El uso de los dispositivos tecnológicos en estos días de confinamiento en casa a causa de la pandemia por el COVID-19 es un recurso muy socorrido y que en ocasiones resulta una auténtica tentación. A la necesidad constante de información sobre el avance de los contagios en todo el mundo, se une la actividad frenética de los grupos de mensajería, videollamadas con familiares y todo tipo de actividades de entretenimiento y estudio para cada uno de los miembros de la familia. Para que la situación no se vaya de las manos, Gabriela Paoli, psicóloga y experta en adicciones tecnológicas, ofrece diversas pautas y consejos para evitar el exceso de consumo de pantallas.

La tecnología puede ser nuestra aliada también para sobrellevar, motivar y entretener a todos los miembros de la familia. Lo más importante al respecto es tener en cuenta la edad, los intereses e inquietudes de cada niño, el tiempo de conexión y contenido al que se le da acceso.

Tecnología como aliada

Con los más pequeños de la casa, se pueden hacer múltiples actividades, desde buscar una receta de cocina, ver un vídeo, una película, realizar un fabuloso tour virtual, ver colecciones online de algún museo como el Museo Arqueológico de Atenas, el Museo del Prado de Madrid, o una biblioteca como la Biblioteca Nacional de España o la Biblioteca Digital Mundial.

Esto permitirá acompañarles y conectar con sus inquietudes, con lo que les gusta y, sobre todo, compartir un tiempo juntos y de forma más supervisada.

Cómo evitar el exceso de consumo de pantallas

Controlar los contenidos y los tiempos

No hay que olvidar que no se debe dejar los dispositivos a los menores como forma de entretenimiento sin control y sin saber a qué contenido tendrán acceso. Es tan importante el tiempo de exposición a las pantallas como el contenido al que pueden acceder. 

Con los adolescentes es muy importante pactar y acordar tiempos. Hay que intentar programar y respetar los horarios y actividades que se han pactado, para evitar que el imán del sofá les atrape y así prevenir conflictos. 

Respetar las horas de sueño

En los adolescentes se vuelve muy importante respetar las horas de sueño. Hay que acostarse siempre a la misma hora, para evitar caer en verdaderos maratones de series, o larguísimas conversaciones por los grupos de mensajería o redes sociales y romper con el patrón del sueño. La merma de las horas descanso puede traer serias complicaciones en su estado de ánimo (más irritables, evasivos y solitarios…) y comportamiento (se vuelven más apáticos, cansados, sin ganas para hacer nada, etcétera).

Cómo evitar el exceso de consumo de pantallas

Normas y tiempos pactados por escrito

Para que las horas de ocio digital (móvil, tablet, ordenador, y por supuesto también de televisión) sean controladas y pactadas conjuntamente, es recomendable redactar un sencillo documento para dejar esas normas por escrito. El objetivo es que no superen las horas de ocio en familia, de estudio o de otras actividades de la casa. Se puede hacer distinción entre días laborables y de fin de semana.

Es importante mantener al máximo ciertas rutinas y hábitos, y tirar de mucha imaginación y creatividad para mantenernos ocupados y con buen estado de ánimo dentro de casa. ¡Ánimo a todos!

Subdirectora de EDUCACIÓN 3.0 y firme defensora de la necesaria presencia de la Educación Emocional en las aulas porque, como dice Francisco Mora, "sin emoción no hay aprendizaje". Me apasiona viajar, caminar, fotografiar y crear.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre