Los títeres son muñecos que se mueven mediante hilos o con las propias manos y con los que se puede representar una pequeña obra teatral. Se pueden comprar, pero también es posible crearlos en casa con materiales cotidianos: calcetines, trapos o cartones son algunos elementos a los que recurrir para darles vida. Fabricar títeres caseros desarrolla la imaginación y la creatividad de los menores y realizar una pequeña representación teatral para darles vida ayuda a mejorar destrezas como la expresión oral o la memoria. En este artículo os enseñamos cómo crear vuestros títeres y marionetas caseras paso a paso. 

Cómo hacer un títere de calcetín

Calcetines, pegamento de silicona caliente, cartulina, lana o fieltro son algunos de los materiales necesarios para realizar esta manualidad. El primer paso es dibujar en la cartulina el contorno de la boca del títere y recortarlo para después pegarlo en el borde del calcetín. Sobre la cartulina hay que pegar la goma espuma, que servirá como base para colocar los dedos y poder abrir y cerrar la boca de la marioneta. El paso final consiste en añadir todos los detalles que se quieran para darle personalidad a la creación.

Títeres con papel

Con una hoja de papel en blanco o de los colores deseados también es posible crear un títere casero. Para ello hay que ir doblando este material siguiendo los pasos indicados en este vídeo y dibujar en él los rasgos que lo caracterizarán. En este caso ojos, nariz y bigotes en el mismo papel y unas orejas para crear un conejito; los mismos elementos para darle vida a un títere de perro o simular unas escamas para crear un cocodrilo. 

Títere casero de manopla

Este tipo de títere es similar al fabricado con calcetines pero para crearlo se utiliza fieltro como base. Con el patrón del objeto, que puede ser descargado desde el mismo vídeo o crear uno propio, se marca el fieltro a doble cara y se recorta la forma. Ambas partes se pegan con pegamento pero dejando la zona inferior libre para poder introducir por ella la mano. Después, se van añadiendo otros trozos de fieltro que darán forma a la boca, nariz o los ojos del títere y ¡a jugar!

Marioneta casera con materiales reciclados

Dando una segunda vida a los rollos de papel higiénico se pueden crear marionetas de un zorro y una ardilla como explican en este vídeo. El rollo de papel será la base del títere y se envolverá con cartulina de color naranja en el caso del zorro y marrón para dar vida a la ardilla. Tras esto, se dibujan la cabeza y la cola y se pegan sobre el cuerpo del objeto. Después, atravesando un cortón por unos tapones de botella se da forma a las patas, que serán móviles. También se añaden dos trozos de cordón en los laterales para los brazos. Una vez listo, el toque final consiste en atar las patas y brazos con hilo transparente a unos lapiceros que permitirán dirigir las marionetas. 

Cómo hacer un teatrín

Para poder utilizar las nuevas creaciones y realizar una representación teatral para toda la familia, es posible crear un pequeño teatro a partir de cajas de cartón. Siguiendo las indicaciones de este vídeo respecto a las medidas necesarias, se van recortando varias zonas de la caja con ayuda de un cutter hasta conseguir una pequeña ventana por la que actuarán los títeres. Una vez lista la forma, se puede decorar al gusto con colores, rayas, puntitos y después forrar el interior con cartulina negra y fieltro y, como toque final, añadir unas cortinas en la zona delantera a modo de telón.