Durante el curso 2018-2019, las tutoras Vicenta Mascarell, Laura Morcillo y yo hemos puesto en práctica un proyecto artístico de videoarte para la etapa de Infantil en nuestro centro de Almiserà. 

El videoarte es una actividad audiovisual artística que se caracteriza por el uso de imágenes y sonidos con una finalidad artística. En nuestro caso aprovechamos todas las posibilidades pedagógicas ofreciendo una mirada diferente y multidisciplinar desde la sociología y el arte contemporáneo, enriqueciendo la metodología escolar. Pensamos que la escuela necesita esta actuación porque la sociedad también la necesita, y con estas prácticas que hemos ido implementando los últimos años ayudamos a visibilizar problemáticas sociales, a investigar y profundizar en sus causas y posibles soluciones y a compartir propuestas desde la reflexión y el debate; siempre con autonomía y libertad.

¿Por qué un proyecto artístico contemporáneo?

Uno de los objetivos de los docentes debe ser contemplar la creación de procesos de diálogo entre lo que está pasando en la sociedad y la actividad que desarrollamos dentro de la escuela; y el arte contemporáneo resulta útil para ello. 

Además, los proyectos con el arte como protagonista dan la posibilidad de trabajar la metodología multigrado, la expresión corporal, la interpretación o la dicción, entre otras. En definitiva, la implicación de todo el curriculum para ofrecer visiones diferentes de las habituales donde aprendemos desde la experiencia y con ambientes emocionales positivos.

Videoarte para tratar temáticas sociales

Nuestra experiencia

En el proyecto trabajamos en distintas líneas: instalamos un plató televisivo para realizar la primera obra de videoarte, una versión de ‘La balsa de la medusa’ de Théodore Géricault, con la que trabajamos aspectos sociales como la inmigración, los refugiados y las hambrunas en África. El segundo consistió en homenajear a la artista contemporánea Cristina Lucas, en concreto su obra de videoarte ‘La Liberté Raissonée’ -que versiona, a su vez, el cuadro de Eugéne Delacroix ‘La libertad guiando al pueblo, para reinterpretar el papel de la mujer en la sociedad con perspectiva feminista. En este caso, dentro de una línea de investigación anónima se han implementado actividades relacionadas con la diversidad, la igualdad de género y discriminación por medio de estereotipos sociales que han enriquecido el trabajo.

¿Qué aporta al aula?

Una de las peculiaridades de este tipo de trabajos artísticos es la diversión y, con ella, la motivación que se desprende de la propia práctica. Las experiencias vinculadas con el arte contemporáneo nos permiten utilizar situaciones donde la interacción es clave y en las que involucramos a toda la comunidad educativa. De esta manera la sociología está presente aportando una práctica colectiva para favorecer la creación de hábitos comunitarios, identitarios y empáticos.

Videoarte para tratar temáticas sociales

Como dice Vicent Todolí, director de la Tate Modern entre otros museos, la curiosidad tiene que ser el motor de nuestra vida y a través de ella profundizaremos en el conocimiento, meta inalcanzable y por ello apasionante. Somos conscientes que el arte está ligado a la vida y cada vez debemos incidir más en la actitud que en la aptitud, pues con ella nos ponemos en disposición para abordar infinidad de tareas. Buscamos la expresividad por encima de la virtuosidad.