Para llevar a cabo esta experiencia de gamificación inspirada en el universo de Star Wars, tuve que establecer unos objetivos, crear el material, determinar las mecánicas para nuestras actividades y dinámicas, tener claros los recursos, cuidar la estética, registrar sus progresos (evaluación), inventar una buena narrativa o diseñar retos, entre otras muchas cosas. 

Lo primero fue situar en escena a mi alumnado con un vídeo en el que les contaba que habían sido seleccionados por los más grandes jedis de la Galaxia porque la República estaba teniendo problemas para mantener la paz. Ellos debían asistir cada día a una academia (Jedi Training Academy) para adquirir las habilidades, conocimientos y técnicas para llegar a ser grandes Jedi. En este viaje nos acompañó BB8, Rizos (un robot) y un pequeño monstruo azul. Fueron ellos quienes nos presentaban la mayoría de las misiones, nos enseñaban grandes técnicas y habilidades.

Refuerzo positivo

Entre todos creamos las normas de la academia e, incluso, hicieron sus propias propuestas. Para el cumplimiento de estas normas y la consecución de los objetivos que me había propuesto con este proyecto utilicé la plataforma ClassDojo para la creación de los avatares de mi alumnado.

sistema de recompensas

Esta plataforma con sistema de puntuación es una herramienta basada en el juego. Con ella, fomenté el esfuerzo, la amabilidad, el compañerismo, la gratitud, generosidad… porque todos estos valores están contemplados en los bloques de la actual ley de educación: cultura y vida en sociedad, la actividad y la vida cotidiana. Con esta herramienta, se logra que el grupo completo sea capaz de valorar y copiar este tipo de actuaciones, consiguiendo así la unión y el apoyo entre ellos.

Este juego de puntos consiste en que por cada acción positiva que realice el alumno ganará los puntos pertinentes, que podrán ser intercambiados por un premio (que fueron previamente consensuados con el grupo para que estuviesen todos contentos). De esta forma se logra que no sea una tarea imperativa sino cooperativa, fomentando el trabajo en equipo y la participación de todos. Además, he de resaltar que la mayoría de los premios no se enfocaron a cosas materiales, sino a recompensas que pudiesen compartir con los amigos, compañeros, hermanos y algún premio que permitiese asociar el esfuerzo, trabajo, constancia, buen comportamiento… 

ClassDojo de la Academia Jedi

Aprendizaje cooperativo

Durante esta actividad, empleamos además una de las metodologías más usadas en la actualidad: el aprendizaje cooperativo. Para ello, diseñé las siguientes tarjetas para las mesas (ya que tenía 4 grupos de 5 alumnos en mi aula de Infantil) y otras tarjetas para los roles del aula.

  • Ayudantes de la Jedi Master Miss Ainhoa: el delegado y subdelegado de clase.
  • Calm keepers: son ‘mini yodas’ en cada grupo que actúan como supervisores controlando el tiempo, nivel de ruido, revisando el orden y la limpieza… 
  • C3PO: actúan como secretarios. Recuerdan a su equipo las tareas pendientes, comprueban el material y lo reparten.
  • Leia helper: actúan como coordinadores de su equipo. Animan y resuelven conflictos.
  • Amidala helper: hablan en nombre del grupo, preguntan dudas y se comunican con el profesor y con el resto de grupos.
  • Wookie friend: amantes de la naturaleza y responsables de su cuidado. Son los encargados de que se cumplan las normas de reciclado y reciclan (llevan nuestras papeleras a los contenedores de reciclaje que hay en los pasillos de nuestro centro o si se encuentran en el patio, en las del patio)

Estética: parte fundamental para la inmersión.

No me fue difícil establecer una ruta de viaje, ya que iba tomando como referencia la propia saga y los proyectos que trabajaríamos, los rincones y mis objetivos. Tampoco lo fue la decoración del aula pues se encontraron con un techo lleno de estrellas, naves, droides, etc. Pero para hacerles aún más partícipes de su propia experiencia, les invité a crear sus propias creaciones para decorar lo que iba a ser su segundo hogar. Como ejemplo, esta es una de las aportaciones de una de las familias de mis alumnos.

Decoración y actividades para transformar el aula de infantil

Otros elementos fundamentales de esta experiencia eran los siguientes rincones en el aula:

  • Halcón milenario: aquí es donde realizamos la asamblea. Pasamos lista, vemos el mes, día, año en el que vivimos, el tiempo que hace, días especiales…
  • Rincón de lecto-escritura: Aquí es donde se encontraba la biblioteca de aula y el monstruo de las palabras: gracias a la gran variedad de especies que existe en la saga de Star Wars, no fue difícil incorporarlos en mi temática.
  • Keep in the kind side: cerca del rincón anterior nos encontramos una zona que les encantó. En esta zona estaba nuestro queridísimo Yoda junto con un cariñograma y un emociómetro.

El cariñograma funciona así: cada uno de los alumnos escriben algo amable y positivo a uno o varios compañeros de la clase, puede ser una felicitación, un elogio, una muestra de cariño, un agradecimiento, dibujos… Lo que quieran. Cada uno tiene un número asignado por lo que se introduce el mensaje en el bolsillo que corresponde al estudiante a quien va dirigido. Al terminar la semana, cada uno debe sacar los mensajes de su bolsillo, los lee, los comparte con el grupo, comenta cómo se siente, etc. Los mensajes se guardan en un sobre que cada alumno tiene pegado en su cuaderno vital o se los llevan a casa.

Emociómetro y tarjetas academia Jedi

Por su parte, el emociómetro es una fantástica herramienta para implementar la Educación Emocional en el aula. Este recurso lo he visto representado con el monstruo de los colores de mil maneras, por lo que simplemente lo adapté a mi aula con nuestra temática. Las emociones vienen representadas con diferentes colores y personajes, ellos debían analizar sus emociones y situar su espada láser, la cual habían hecho ellos con su nombre, en aquel cartel que expresase mejor lo que estuviesen sintiendo. Además coloqué una serie de posters para ayudarles a gestionar sus emociones con las denominadas ‘técnicas Jedi’.

  • May the force be with you: Consideré de gran importancia que este espacio estuviese cerca de mí, ya que es en él donde plasman sus sentimientos, donde gestionamos sus emociones y resolvemos conflictos. Aquí también encontramos nuestro tarro de la felicidad y cerca está la ventana con un pequeño balcón en el que se encuentran nuestras plantas.
  • Misiones de ABN: este método es el que llevamos a cabo en mi centro para la enseñanza-aprendizaje de las matemáticas. En este rincón les propongo los retos de esta área y tienen a su disposición diferentes juegos.
  • Taller de creación: un lugar en el que tienen a su disposición materiales, folios en blanco, mandalas y dibujos.
  • Reciclaje: un espacio especialmente dedicado a cuidar el planeta y a reciclar. 

Misiones y objetivos

Una de las primeras misiones fue la de curar a una de nuestras mascotas poniendo en marcha uno de los proyectos que teníamos programados para el curso: el del cuerpo humano. Un verdadero ‘padawan’ debía conocer su propio cuerpo para poder adquirir habilidades curativas. Por ello, investigamos gracias a los instrumentos tecnológicos que BB8 ponía a nuestro alcance llevando la Realidad Aumentada y Virtual al aula con Merge Cube, HP Reveal, gafas virtuales…, recibimos un taller de primeros auxilios en los que debíamos salvar la vida a seres de otra galaxia (que en realidad eran peluches), y superaron diversas pruebas de conocimiento sobre su propio cuerpo y sus órganos. 

MergeCube, actividades para aprender los órganos del cuerpo humano, rincones de peluches.

Matemáticas gamificadas y lecturas grupales

Otra misión estuvo relacionada estrechamente con el método ABN para aprender matemáticas. Las familias son las decenas completas (familia del 10, del 20, del 30, etc.) y las pandillas están indicadas por las unidades (pandilla del 2, del 3, del 7, del 8, etc.). Este juego ayudó al alumnado a adquirir y reforzar estos contenidos y se juega así:  

Se reparten tantas estrellas de la muerte como jugadores haya y cada jugador tendrá el objetivo de completar la estrella de la muerte con los números que componen la familia que les haya tocado. El primer jugador en lograrlo, deberá coger BB8 que estará situado en medio de la mesa. Si su respuesta es correcta, este ganará un punto y, si es incorrecta, lo perderá.

Para que pudiesen practicar en casa, creé un juego con la app Thatquiz, que envía los resultados de los estudiantes una vez que completan el juego (se produce un registro de las misiones completadas de una forma rápida, clara y ordenada).

También introduje elementos sorpresas tales como un Breakout educativo en el que tuvieron que salvarme desde casa y poner en práctica todo lo que habíamos aprendido hasta ese momento.

escape game education

También comenzamos a leer juntos los orígenes de Star Wars. Esto les ayudó a entender mejor las misiones que estuvieron realizando y la razón por la cual el imperio intentaba alterar la paz constantemente. Elegí usar la colección de historias Disney ‘Te cuento, me cuentas’, en la que se presentan las historias adaptadas a su edad. Además, contiene en cada doble página una frase en letra ligada para que puedan leer la historia conmigo. 

Ya lo dijo el maestro Yoda: “Verdaderamente maravillosa es la mente de un niño”. Yo añadiré algo más: “sobre todo si está motivado e ilusionado”.