Dada la situación de perplejidad en la que estábamos inmersos a comienzos del curso pasado a causa de la pandemia, pensé en cómo concienciar y dar voz a mis alumnos. Para ello me planteé esta pregunta: ¿Qué pueden aportar a la sociedad unos niños de 10 años en la lucha contra la Covid-19?

El origen de la idea

Siguiendo los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y teniendo en cuenta la situación en la que nos encontramos, mis alumnos de 5º de Primaria del Colegio Gondomar idearon un Proyecto Solidario STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics), al que titulamos “Proyecto Solidario Anti-Covid”. Conocedores de la relevancia de seguir los protocolos higiénico-sanitarios y de la importancia de la ventilación de espacios frente a la COVID-19, los alumnos han construido un purificador con filtro HEPA H13, para que pueda ser utilizado por aquellas personas que viven o trabajan en espacios reducidos o difíciles de ventilar de una manera correcta.

La importancia del espíritu solidario

Purificador de aire casero

La idea del proyecto surgió ante la motivación de aportar nuestro granito de arena en estos tiempos de incertidumbre frente a una pandemia que, por desgracia, nos azota a todos. El hecho de que unos niños de diez años se sintieran útiles frente a los acontecimientos y pudieran ayudar a la sociedad fue el motor de esta iniciativa. Unidos por el entusiasmo del espíritu solidario, nos pusimos manos a la obra en el diseño y la construcción del purificador casero, que parte de materiales sencillos y que podemos encontrar fácilmente. 

El trabajo colaborativo ha sido muy gratificante para todos y el producto final funciona adecuadamente. Con los materiales utilizados, se consigue purificar una habitación de hasta 30 metros cuadrados unas cinco veces cada hora. La eficacia del filtro HEPA H13 frente a las partículas es de un 99,97%. Este proyecto se llevó a cabo en 2 fases divididas en varias sesiones semanales de una hora de duración:

Las etapas del proceso

La primera fue de concienciación, y contó con las siguientes sesiones:

  • Sesión 1. Búsqueda activa de información sobre bacterias y virus para después centrarnos en la Covid-19.
  • Sesión 2. Reflexión sobre lo que nos preocupa y lo que podemos aportar a la sociedad en esta pandemia. (En la lluvia de ideas tenían muy claro que lo que querían era ayudar a las personas mayores, en concreto a las residencias y a aquellas personas que viven en espacios reducidos y con falta de ventilación natural).
  • Sesión 3. Protocolos de higiene preventivos y modos posibles de transmisión del virus.
  • Sesión 4. Experimentamos con los diferentes tipos de mascarillas, sus usos y diferencias. (Utilizamos diferentes aerosoles, agua…). Esta sesión fue muy atractiva para ellos y también sirvió para tomar conciencia de la importancia de hacer un uso correcto de las mismas.
  • Sesión 5. La última sesión de esta etapa la dedicamos al aire y a la importancia de la ventilación de los espacios y los aerosoles frente a la Covid-19.

La segunda etapa consistió en la construcción del aparato. Para ello, utilizamos los siguientes materiales: 

  • Un ventilador con un motor de extracción de 150 metros cúbicos la hora.
  • Un cable de conexión a la red con enchufe.
  • Interruptor basculante para encendido y apagado.
  • Un filtro HEPA H13 con sistema de filtración de 4 etapas.
  • Una caja de cartón gruesa acorde con el tamaño de nuestro filtro.
  • Rotulador grueso, cutter y tijeras.
  • Pistola termofusible y silicona.
  • Cinta americana, cinta decorativa y forro adhesivo.
  • Dibujos de virus y mensajes para decorar.

Para construir el purificador, los alumnos se distribuyeron por equipos y fueron realizando las diferentes partes del montaje. Fueron necesarias cuatro sesiones de una hora de duración.

¿Cómo se construye exactamente el purificador?

Purificador de aire casero

Medimos con ayuda del motor de extracción la circunferencia que necesitamos en uno de los laterales de la caja y lo marcamos con cuidado con el rotulador. En el lateral opuesto, hacemos lo mismo con el filtro y repasamos ambas medidas con un rotulador grueso. A continuación, recortamos las piezas de la caja de cartón con ayuda de un cutter. Ahora es el momento de pegar y sellar bien toda la estructura, una vez montada, del ventilador extractor. (Ventilador, motor, cable con enchufe e interruptor basculante).

Por dentro también se debe sellar para no dejar ningún hueco libre. Para todo ello, usaremos la pistola de pegamento termofusible. Procedemos de la misma forma con el filtro en el lado opuesto de la caja, para que quede bien sellado por dentro y por fuera. Con la cinta americana, cerramos y sellamos el interior de toda la caja. Cerramos la caja desde arriba y terminamos de sellar y decorar. Al encender el aparato, conseguimos que el aire de la estancia se introduzca en el habitáculo y sea expulsado por el lado opuesto ya limpio.

Beneficios para el alumnado

La puesta en marcha de la elaboración del proyecto ha llevado a los niños y niñas a investigar y entender un poco mejor la enfermedad y a reflexionar sobre salud, higiene y protocolos de actuación, buscando así una solución real sostenible frente a los pequeños espacios mal ventilados. Desde nuestras aulas queremos desarrollar la reflexión, el espíritu crítico y la creatividad como medio de transformación del mundo que nos rodea, convirtiendo a los alumnos en protagonistas de todo el proceso creativo y de aprendizaje. Estos niños y niñas, cuando sean adultos, recordarán que durante la pandemia hicieron algo por los demás y que ellos, por ese motivo, fueron pequeños protagonistas en la lucha contra la Covid-19.

Me gustaría finalizar este artículo con una reflexión: “A veces sentimos que lo que hacemos es solo una gota en el mar, pero el mar sería mucho menos si le faltara una gota” Teresa de Calcuta.

Si quieres conocer más acerca de este Proyecto del Colegio Gondomar y construir tu propio purificador casero, los alumnos de 5º de Primaria han preparado el siguiente vídeo: