Cada curso, los estudiantes tienen diferentes lecturas obligatorias. Pero además de leer los libros, se puede aprovechar para realizar actividades creativas y, de esta manera, fomentar su motivación. En este curso me propuse enseñar literatura a través del rap: una de esas lecturas es Romeo y Julieta, de William Shakespeare. Aprovechando que el curso pasado tuvieron que leer La Celestina, les propuse escribir un rap que uniera a  sus dos protagonistas femeninas: Julieta y Melibea. Solo había una norma: que utilizaran frases que aparecieran en alguna de las obras en las que habitan los dos personajes.

Rap Entre Julieta Y Melibea

Rimando dos obras clásicas

Anuncio

El objetivo principal de la actividad fue que aprendieran a escribir poesía, a buscar rimas y ritmos y que, por supuesto, se acercaran a la literatura de una manera práctica y adaptada a sus gustos.

Aunque el tiempo que tenemos es bastante limitado y al comienzo de la actividad se quejaron de que no sabrían hacerlo, es muy gratificante ver cómo buscan versos y frases para incluir en su rap dentro de los libros. Además, todos me pedían constantemente mi opinión como parte de su motivación y su esfuerzo por ver bien hecho su trabajo.

No es la primera vez que hacemos una actividad de este tipo: el año pasado hicimos lo propio con los dos personajes masculinos de las mismas obras: Romeo y Calisto. Algunos estudiantes, incluso, se atrevieron a rapear su texto en la radio del instituto (ZRadio).

Rap Entre Julieta Y Melibea

El resultado

Anuncio

A continuación, os muestro una pequeña muestra del resultado final, tanto del curso pasado como de este:

Calisto:

¿Cómo puedes ser tan santurrón?

Tu matrimonio fue una alucinación.

Romeo:

Corazón ¿has amado alguna vez?

Si Melibea tiene cara de pez.

Jamás he visto una belleza igual a la de Julieta,

sus ojos alumbran todo el planeta.

Calisto:

Pequeño infeliz,

¿Acaso quieres ser mi aprendiz?

Romeo:

Dices de maestro,

Cuando todos sabemos que celestina hizo el resto.’

Este curso, por ejemplo, los estudiantes han modificado la estructura. Dos alumnas presentaron este comienzo:

Empezamos con Julieta

una niña muy coqueta

de la casa Capuleto

enamorada de un Montesco

La siguiente Melibea

loca por Calisto

Otra alumna, decidió terminar así una de sus rimas:

El amor decide

si une o divide.