El IES El Picarral es un centro de Zaragoza que nació con unas líneas pedagógicas basadas en el aprendizaje cooperativo, basado en proyectos, las tecnologías de acceso al conocimiento y la inclusión.
Al intentar concretar las situaciones de aprendizaje que pueden ser más significativas para nuestro alumnado, recordamos que el Centro de Salud ‘El Picarral’ tenía un programa de ‘Paseos saludables’. Partiendo de esta idea, conseguimos crear una red social para el barrio, en la que diferentes generaciones usaron la actividad física para generar hábitos saludables en la comunidad.
Lo primero que hicimos fue concretar una cita con la enfermera del centro de salud que era responsable de ‘Paseos Saludables’. Le entusiasmó el proyecto, con lo que nos propuso una reunión más formal, para trasladarlo al resto del personal sanitario que podría estar implicado. El alumnado presentó la idea al personal del Centro de Salud y les transmitió las dudas surgidas.


Ejercicios físicos grabados en Códigos QR

En la primera sesión de Educación Física., les enseñamos las diferentes articulaciones, huesos y músculos del cuerpo. Reflexionamos sobre las necesidades e intensidades con las que los mayores o las personas con algún problema de salud concreto podían trabajar. A partir de este momento, los estudiantes pensaron en ejercicios de movilidad, estiramientos, brain gym y fuerza. Realizaron las grabaciones y los transformaron en códigos QR, siempre con nuestra ayuda y la aprobación por parte del centro de salud.
Gracias a la idea de la Asociación de Vecinos, pegamos los Códigos QR que contenían los diferentes ejercicios en el interior de los escaparates de los comercios que formaban parte de la ruta de los ‘Paseos Saludables’.
Tejiendo lazos
Creamos dos rutinas de trabajo diferente, ya que también existen dos rutas diferentes: una dirigida a personas sin grandes problemas de salud o movilidad y otra para personas con menor coordinación y resistencia. Para la primera, colocamos ejercicios de mayor exigencia física adaptados a sus necesidades. La segunda contiene ejercicios de brain gym y coordinación por parejas para fomentar, de igual forma, el aspecto de relación social.


Puesta en práctica

Nos coordinamos con el centro de salud y durante siete días, entre martes y jueves, nuestros alumnos y alumnas se encargaron de acompañar, instalar lectores QR en algunos móviles de los usuarios o explicarles los ejercicios. Así, los realizaron con ellos estrechando lazos intergeneracionales.
Tejiendo lazos
Hemos conseguido que nuestro alumnado sea consciente de la necesidad de realizar actividad física, adaptado a cada una de las etapas de la vida. Han podido comprobar que personas de diferentes generaciones pueden disfrutar haciendo cosas juntas. Han aprendido a escuchar, a acompañar y a ayudar de forma desinteresada. Han visto que su trabajo daba sus frutos, era respetado y sobre todo, muy valorado.

Asociación-utopías-educativas
Asociación-utopías-educativas