¿Cómo usar los famosos GIFs en educación?

En la actualidad, los GIFs son una herramienta muy utilizada en la comunicación digital. Siempre los habíamos visto como elemento humorístico pero, desde hace algún tiempo los estoy usando para captar la atención de mis estudiantes y completar mis explicaciones en clase de Lengua y Literatura. ¿Quieres saber cómo lo hago?

0
gifs educacion

Desde hace ya algún tiempo, he comprobado que usar GIFs en educación tiene múltiples beneficios. Se trata de animaciones concisas que se presentan en bucle y que resumen una idea concreta. Pretenden provocar sorpresa con un tono humorístico.

Concretamente, mis estudiantes se han acostumbrado a ver GIFs en mis clases de Lengua y Literatura. Los utilizo tanto y de maneras tan dispares que, aunque quisiera, ya no podría deshacerme de ellos.

Por un lado, los suelo incorporar en los documentos de presentaciones. No nos engañemos: nuestro trabajo tiene una parte de sermón magistral. Aunque he ido reduciendo poco a poco mis explicaciones teóricas, todavía son inevitables de vez en cuando.

Diapositivas divertidas con GIFs

Mi lema es: cuanto más tediosa es la diapositiva, más loco es el GIF que la acompaña. De este modo, en las últimas semanas he recurrido a Donald Trump y a sus gestos expresivos o a Homer y a sus escenas más locas para amenizar la teoría de las tipologías textuales.

Gif Homer Simpson

Los alumnos se suelen deshacer en risas y parecen estar deseando que siga con mi exposición para que pase a la diapositiva siguiente.

También uso los GIFs en los tests online. Por ejemplo, los incluyo en las preguntas del Kahoot o más recientemente en el Plickers, que tan buenos resultados me está reportando. ¡Parece que hasta disfruten evaluándose en clase!

¿Cómo resumir un poema con ayuda de un GIF?

Alguna vez he sugerido a mis alumnos que, tras una comprensión lectora de un poema, sean capaces de encontrar un GIF que resuma el mismo tema del texto. No es un ejercicio tan sencillo como parece a simple vista porque les obliga a representar el contenido del poema en la mínima expresión.

Y, por supuesto, no podía faltar un poco de sarcasmo. Por ello, cuando veo caras de aburrimiento o intuyo que alguien está al borde del tercer sueño, proyecto en la pantalla algún GIF en concreto y lanzo al aire la siguiente pregunta: ¿Quién tiene esta cara así ahora mismo en clase?

Aburrimiento

Todos buscan a ver quién es y la persona en cuestión se despierta de golpe. Al final, nos acabamos riendo un rato…

Las posibilidades que ofrecen estas animaciones en bucle son infinitas, así que no me asusta gritar bien alto que ¡larga vida a los GIFs!

Filólogo y profesor de secundaria. Acerco los contenidos a la realidad de los jóvenes con la voluntad de contagiar el amor por la lengua y la literatura.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre