Ubicado en Irún (País Vasco), en el Centro Integral de Formación Profesional (CIFP) Bidasoa LHII apostamos por estar a la vanguardia de la formación, tanto en el desarrollo de proyectos innovadores con alto valor tecnológico y aplicabilidad en los programas formativos como con la inclusión de nuevas metodologías y tecnologías en sus aulas. Por eso, hemos incorporado monitores interactivos Traulux con módulos PC-OPS de Charmex en nuestras instalaciones.

El centro de Formación Profesional responde a las necesidades del tejido industrial de la comarca del Bidasoa, con 10 ciclos formativos: cuatro de Grado Medio y seis de Grado Superior, que están centrados en las familias de Fabricación Mecánica, Madera y Mueble, Electricidad, Electrónica Industrial, Electrónica de Telecomunicaciones. Conscientes de los nuevos retos de la sociedad, hemos implementado una metodología de enseñanza basada en retos, donde un grupo de alumnos se enfrenta a una serie de problemas reales, basados en su experiencia y en la creatividad.

Metodología basada en retos

Así, y para resolver el desafío, el estudiante analiza lo que necesita y nos solicita la información necesaria que se utilizará de forma inmediata. La curva de aprendizaje será mayor ya que verá la practicidad de lo que se le explica. 

Charmex FP Bidasoa

Esta metodología les permite trabajar, además del contenido técnico, las habilidades blandas necesarias en el día a día de una empresa: trabajar en equipo, la comunicación e iniciativa frente a un problema, el pensamiento crítico o el desarrollo de competencias digitales TIC, que son tan importantes en la sociedad actual. 

Una solución ideal para la colaboración en el aula

Es en todo ello donde aporta la solución brindada al centro por el integrador Unión Radio Irún y Charmex. Está compuesta por monitores interactivos Traulux de 86 pulgadas con módulos PC – OPS con Windows 10 PRO preinstalado, soportes de ruedas, que permiten desplazar el monitor a conveniencia, y armarios cargadores para los ordenadores de los estudiantes.

Los monitores interactivos TLM80 de Traulux son utilizados como una herramienta de colaboración en las actividades de clase y en todos los departamentos. También en reuniones presenciales y online.

Estas pantallas son ideales para la enseñanza, pues permiten hasta 40 toques simultáneos (20 de escritura). Entre sus características más destacadas está su pizarra avanzada en la que se pueden hacer anotaciones y organizar las ideas de clase en un espacio ‘infinito’, con la posibilidad de redimensionar y duplicar.

Charmex  FP Bidasoa

También incluyen ‘EsharePRO’ para una transmisión inalámbrica de hasta cuatro dispositivos simultáneos en pantalla, compatible con todos los sistemas operativos y con ‘Mirroring inverso’ de hasta 10 dispositivos y control remoto desde el ordenador.

El ‘corazón’ del sistema es un PC-OPS con Windows 10 PRO. El formato OPS permite integrar el ordenador en el propio chasis del monitor, lo que aporta varias ventajas al sistema: al estar integrado no es necesario conectarlo externamente. La alimentación y todos los puertos de comunicación son directos, siendo más seguro y reduciendo el ratio de incidencias por malas conexiones o desgastes en los conectores al cabo del tiempo.

Por otro lado, el ordenador se pone en marcha automáticamente al elegir la opción OPS entre las diversas fuentes de entrada, o bien cuando se programa para que arranque al mismo tiempo que el monitor. Al apagarlo (o programar el apagado a cierta hora), el PC también se apaga con el proceso de ‘shut down’ de Windows.

Experimentando desde hace un año

Tanto los alumnos (alrededor de 500), como los docentes tienen acceso a los monitores Traulux en su día a día desde hace un año. Para utilizarlos correctamente ha sido esencial la interactividad que proporcionan los equipos y también la disposición de vídeos con diversas explicaciones.

Anteriormente, en el centro ya se usaban proyectores y pizarras electrónicas. No obstante, los equipos docentes técnicos están acostumbrados a recibir formación en nuevas tecnologías; renovarse y actualizarse a las nuevas realidades. Por eso no han tenido ningún tipo de obstáculo para incluir los monitores en sus dinámicas de clase.

Entre nuestros últimos proyectos de innovación destacan la creación de un Parking 4.0, de movilidad sostenible, con un punto de carga para dos vehículos eléctricos, más una marquesina fotovoltaica que inyecta la energía generada directamente a las instalaciones de la escuela. Y, por otro lado, un estacionamiento para patinetes eléctricos. También un proyecto de monitorización de consumo eléctrico e iluminación, para analizar cómo optimizar los sistemas de un recinto.