Probamos Fitbit Charge 4, la pulsera de actividad que te anima a moverte

Monitorización de la actividad, registro de la calidad del sueño, posibilidad de retar a familiares y amigos… Estas son algunas de las características de la nueva pulsera de monitorización de actividad de Fitbit, que hemos tenido oportunidad de probar.

0
pulsera fitbit charge 4

Mantener un estilo de vida sano a través de la actividad física y el deporte es esencial para promover la salud física y mental, a la vez que fomenta el aprendizaje permanente, se potencia el desarrollo de la competencia social y se desarrollan valores: la disciplina, la necesidad de cumplir con unas reglas, el respeto a la autoridad, la amistad…

Y en una situación como la actual, en la que la población se ha visto confinada en sus hogares, no siempre es fácil. Por eso, una firma especializada en pulseras y relojes inteligentes como Fitbit ha querido aprovechar la situación para fomentar el movimiento y controlar la actividad diaria y que las nuevas rutinas se trasladen a los exteriores una vez pueda salirse con normalidad.

Lo hace a través de la pulsera Fitbit Charge 4; un modelo adecuado para adolescentes y adultos que combina la medición de la actividad con la monitorización del sueño y una comunidad en la que es fácil retarse con otros usuarios y obtener la motivación necesaria para convertir el ejercicio físico en un hábito.

Por fuera

El diseño de la Fitbit Charge 4 es muy similar al de la versión anterior, con una pantalla OLED en blanco y negro de 1,57 pulgadas que muestra la hora, la fecha, las calorías quemadas… y que se maneja desde su superficie táctil.

Esta pantalla no está siempre encendida, y para activarla hay que girar la muñeca o tocar sobre el botón táctil situado en uno de sus laterales. Lo que por un lado supone un beneficio claro a nivel de autonomía (menos tiempo encendida, menos gasto energético), por otro implica algunos inconvenientes en su uso: por ejemplo, cuando se está practicando ejercicio y se mira el reloj para comprobar alguna variable, tarda un poco en responder.

Fitbit Charge 4

Su correa es de una goma muy suave y ajustable gracias a una hebilla (lo que facilita su colocación y evita que se desprenda por accidente) y, además, viene con dos medidas diferentes para adaptarse a los distintos tamaños de muñeca. Por separado se pueden adquirir recambios en otros colores, materiales y diseños.

Emparejarla con el smartphone para que empiece a funcionar es muy sencillo: basta con descargar la app de Fitbit y activar la conexión Bluetooth para que el móvil la reconozca y se produzca la conexión. Esta aplicación es la misma que se utiliza con el resto de dispositivos de la firma.

¿Qué podemos hacer con ella?

Sus características pueden agruparse en tres grandes grupos: las destinadas a la práctica deportiva, las que se ponen en marcha durante la noche y otras adicionales relacionadas con su uso como dispositivo inteligente.

Así, cuando se hace ejercicio, mide la actividad que se realiza en función de su intensidad, registrando la actividad en función de lo que Fitbit llama ‘Minutos en Zona Activa’. En esta métrica, un minuto de reloj no es igual a un minuto de ejercicio: cuando más intensa sea, más ‘minutos’ acumulará el usuario (siempre teniendo en cuenta su edad y frecuencia cardiaca en reposo), hasta llegar a los 150 minutos a la semana. Sobre el papel parece un poco complicado, pero el propio reloj hace los cálculos así que sólo hay que acostumbrarse a esta nueva propuesta para medir el ejercicio.

Luego, presenta un informe detallado de cómo mejorar el rendimiento. De hecho, el dispositivo avisa a través de un código de vibraciones cuándo se cambia de zona de frecuencia cardiaca (quema de grasas, cardio, pico) para que sea más sencillo mantenerse en ella, subir la intensidad o bajarla.

Además, por primera vez una pulsera Fitbit incluye GPS (antes lo hacía a través del teléfono móvil), por lo que se obtiene información del ritmo, el recorrido y la distancia en tiempo real cuando se sale a la calle a practicar ejercicio. En concreto, reconoce hasta siete disciplinas diferentes, incluyendo un modo en el exterior.

¡Nos motivamos!

Propone dos funciones (ya conocidas) para ayudar a motivarnos y que nos movamos durante el día. Una de ellas son los recordatorios de movimiento, que se activan cada hora para recordarte que te levantes y des un mínimo de 250 pasos. Otra es la posibilidad de crear retos a través de la app en la que se invite a familiares y amigos a competir para conseguir alcanzar un objetivo de movimiento diario. Por supuesto, para poder disfrutar de esta función, es necesario que ellos también tengan un dispositivo Fitbit.

Por último en lo que a la actividad se refiere, la marca cuenta con un servicio de entrenamientos de vídeo guiados adaptados al rendimiento de cada usuario: Fitbit Coach. Se trata de un servicio de pago, aunque es posible usarlo durante 90 días gratis.

pulsera actividad

Durante la noche

Durante la noche, detecta la frecuencia cardiaca, el tiempo que pasas inquieto y despierto y las fases del sueño, y luego prepara un informe que muestra cómo has dormido. Durante este tiempo, se pueden desactivar las notificaciones (muy recomendable) y apagar la pantalla, para que su luz no deslumbre durante la noche (muy necesario).

Próximamente, además, se podrá configurar una alarma inteligente que despierte en el momento óptimo, garantizando el descanso.

El resto de sus características hacen que Fitbit Charge 4 sea una de las pulseras de actividad más completas y recomendables (ahora que cuenta con GPS integrado). Así, gracias a la tecnología NFC permite realizar pagos con tecnología contactless; cuenta con acceso directo a una función llamada Spotify Connect & Control (requiere una suscripción a Spotify Premium) que permite elegir, reproducir y poner canciones en modo aleatorio, saltar contenidos y dar a ‘me gusta’ desde la muñeca; y es resistente al agua.

Como dispositivo inteligente, muestra las llamadas y mensajes que se reciben en el teléfono móvil, así como la agenda o el tiempo. Además, propone una app (Relax) que permite disfrutar de una sesión de respiración guiada y personalizada en función de la frecuencia cardiaca para relajarse e incluye una función específica para las mujeres que ayuda a monitorizar el ciclo menstrual.

Por último, hablemos de la batería. Según Fitbit, alcanza hasta una semana de duración, pero depende mucho del uso y las funciones que estén activadas. Un ejemplo: si se mantiene el GPS activo en todo momento, la cifra se reduce considerablemente hasta alcanzar entre 5 y 7 horas de autonomía.

Fitbit Charge 4
  • DURACIÓN DE LA BATERÍA: Hasta 7
  • COMPATIBILIDAD: Compatible con iOS y Android
  • GPS INTEGRADO: Con el GPS integrado, no te hará falta llevar encima el móvil...

Las alternativas

Estas otras pulseras de monitorización pueden convertirse en alternativas perfectas a la Fitbit Charge 4.

Garmin vívosmart HR+

garmin vívosmart

Con GPS integrado, estudia tu nivel de actividad y te propone una meta diaria personalizada.

Amazon

HONOR Band 5 

honor band 5

La integración de un monitor de oxígeno en sangre SpO2 permite analizar de manera inteligente la situación física y ofrece algunos consejos durante el entrenamiento.

Amazon

Huawei Band 4

huawei band 4

Cuenta con 9 modos de entrenamiento: correr al aire libre o en el interior, caminar al aire libre o en interiores, ciclo interior, elíptica, remo…

Amazon

Xiaomi Band 4

xiaomi band 4

Con pantalla a color, es resistente al agua y monitoriza la frecuencia cardíaca y control del sueño las 24 horas del día, alertando cuando la frecuencia cardíaca es demasiado alta.

Amazon

Periodista amante de las nuevas tecnologías. Me encanta explorar cómo las TIC pueden convertirse en la mejor herramienta para lograr el (necesario) cambio educativo.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre